BREAKING NEWS

16 mar. 2020

Cómo ganar dinero mientras duermes

Muchos creadores principiantes sueñan con despertar y tener fama viral y riqueza. Ahora ese sueño está empezando a parecerse mucho a la realidad.
Cientos de usuarios de TikTok han comenzado a transmitir videos de ellos durante la noche, mientras duermen. Brian Hector, de 18 años, lo hizo la semana pasada. Miles de personas lo sintonizaron. Algunas incluso le hicieron donaciones.
“Desperté la mañana siguiente, terminé la transmisión en vivo y fui a contarle a mi mamá: ‘Mamá, de verdad acabo de ganar dinero por quedarme dormido’”, comentó Hector, quien tiene más de 347.000 seguidores en la aplicación.







@brian_hector21
@brian_hector21
A través de la función de transmisión en vivo de TikTok, los espectadores pueden donar “monedas” digitales que se pueden cambiar por dinero. Según Hector, en la primera transmisión donde se grabó durmiendo, recibió unos 10 dólares en monedas… no se volvió rico, exactamente, pero fue más de lo que suele ganar cuando duerme (0 dólares).
Lo que más quieren ganar los usuarios que emiten sus noches de sueño son seguidores. “Durante la noche, mi video reventó, y gané más de 6000 seguidores nuevos”, mencionó Óscar Reyes, de 18 años. “Después de que dejé de transmitir, perdí seguidores, así que no sé si la gente solo me siguió por la emisión, pero crecí de manera significativa. Pasé de 12.000 a 18.600 seguidores”.







@oscarmreyes
@oscarmreyes
Jasmine Stephens, de 16 años, señaló que durante días la sección “Para ti” en su TikTok ha estado llena de videos que promueven las emisiones en vivo de gente durmiendo. “Me desplacé hacia abajo y no dejaban de aparecer”, comentó Stephens. “Pensé: ‘Vaya, esto está de moda’. Vi videos con más de un millón de me gusta”.
Aunque es una tendencia reciente en TikTok, dormir en cámara no es precisamente un concepto nuevo. En 2015, muchos adolescentes comenzaron a transmitirse mientras dormían en la plataforma YouNow, con la etiqueta #SleepingSquad (escuadrón del sueño).
Twitch, un servicio que se ocupa primordialmente de las emisiones en vivo de videojuegos, prohíbe dormir en cámara, porque cuenta como si se dejara la transmisión “desatendida”. En enero de 2019, un usuario de Twitch se quedó dormido sin querer y al despertar tenía 200 seguidores nuevos. Desde entonces, el video, con más de 3,6 millones de vistas, se ha vuelto el más visto en Twitch.
El 9 de febrero, 18,5 millones de espectadores sintonizaron a un hombre dormir en Douyin, una homóloga china de TikTok.
Antes de transmitir en vivo, lo más común es que los usuarios de TikTok que se transmiten durmiendo creen un video promocional que publican en sus canales, donde anuncian el evento en el que se grabarán dormidos esa noche. Cuando se acerca la hora de ir a la cama, colocan sus teléfonos en los burós, se meten debajo de las sábanas y presionan el botón para emitir en directo.
“He visto a mucha gente hacerlo”, mencionó Hector. “La primera vez que lo vi de verdad pensé que era lo más raro del mundo, pero también lo más increíble”.







Ilustración: Sam Rowe
Ilustración: Sam Rowe
Para los usuarios que ven a la gente dormir, el atractivo no es necesariamente la persona que está transmitiendo, sino la comunidad de mensajes emergentes de la emisión que se crea en la sección para comentar. En TikTok, estas transmisiones no quedan archivadas, así que las emisiones en continuo de gente durmiendo, muchas de las cuales son solo pantallas en negro, ofrecen un lugar y un momento para que se conozcan los usuarios.
“Creo que sirve para buscar amigos en línea”, opinó Stephens.
Todd Neer, de 32 años, ha visto un puñado de emisiones de gente dormida e incluso ha hecho una.
Brinda la oportunidad de entrar a un chat en vivo en línea que en realidad no está disponible en ninguna otra parte de TikTok”, señaló. “Las sesiones no se guardan, así que solo conversas con quien sea que esté ahí. Simplemente es una oportunidad para que puedas tener un diálogo más en tiempo real que en la sección de comentario de la publicación de alguien. Es un centro para que la gente converse”.
Brian Mandler, uno de los fundadores de Network Effect, una agencia digital enfocada en TikTok, comentó que las emisiones también tienen un nivel de autenticidad que buscan muchos usuarios de la plataforma en este momento. “A las audiencias en verdad les gusta lo que sucede tras bambalinas de la vida de las personas”, agregó. “Quieren contenido auténtico e interesante. Ver a alguien dormir, aunque es único y algo extraño, conforme empiezas a entender cómo funcionan las redes sociales, tiene sentido”.
Entre la ansiedad de salir frente a la cámara y toda esa luz azul, no todo el mundo puede dormir en una transmisión en vivo. Reyes mencionó que se despertó varias veces en la suya; en un momento, vio que había unas 600 personas sintonizando y conversando. “Cuando desperté, dijeron: ‘Dios mío, ¡está despierto!’”, comentó.
Debido a que las grabaciones de la gente que está durmiendo son en tiempo real y sin ediciones —en comparación con otros videos de TikTok—, también hay preocupaciones por la seguridad. Rylee Breann, de 21 años, fue prudente respecto de lo que podían ver sus espectadores. “No enseño tanto de mi habitación porque tengo muchas fotos”, explicó. “No quiero mostrar nada que delate dónde vivo. Solo se puede ver mi cabeza y mi cama”.
Dale Adams, de 21 años, comentó que después de un par de horas volteó su teléfono para terminar la emisión. “Fue un poco estresante”, mencionó. “Me pregunté: ‘¿Y si alguien pudiera hackear mi teléfono y saber dónde estoy?’”.
Algunos usuarios han encontrado otros mecanismos para transmitir en vivo sin mayores esfuerzos.
“Hay gente que ha empezado su emisión diciendo: ‘Mis padres no quieren que me grabe mientras duermo, así que transmitiré esta otra foto en otra habitación durante la noche’”, mencionó Breann.
“He visto gente que transmite su techo durante la noche mientras hay 10.000 personas viendo o gente que deja grabando un vaso de leche mientras sale a trabajar”, afirmó Reyes. “Todas esas personas entran a la emisión en vivo para charlar y hacer grupos de chat”.
En vez de grabarse durmiendo, Joe Fay, de 24 años, decidió transmitir en vivo cómo “dormía” su Tesla blanco en la cochera durante la noche. Pegó su teléfono a la ventana y lo conectó a un cargador; en la mañana, había acumulado 50 dólares en monedas digitales. “Es muy fácil de hacer”, dijo, y agregó que planea seguir transmitiendo hasta que se acabe la tendencia.
Las emisiones pueden tener un agradable efecto sedante. Algunas de las personas que se graban mientras duermen ponen música tranquila o realizan una rutina relajante al momento de irse a dormir para sus espectadores. La experiencia también puede ser agradable para la persona que emite.
Cuando lo hice, sentí que había gente cuidándome así que no me podía pasar nada malo”, comentó Reyes. “Dormí como un bebé”.
(c) New York Times 2020

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews