BREAKING NEWS

5 abr. 2020

Bill Gates dijo que aún hay “una ventana abierta” para luchar contra el coronavirus y dio tres recomendaciones fundamentales


El fundador de Microsoft fue uno de los primeros que predijo que un gran virus podría poner en peligro a la humanidad. También alertó a las autoridades norteamericanas para que trabajaran desde más temprano en el combate de COVID-19





Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, habla durante la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos, Suiza, un año atrás, en foto de archivo 
Una de las mentes más brillantes de estos tiempos y quien predijo hace años que un tipo de virus podría poner en jaque a gran parte del planeta, señaló que aún “hay una ventana abierta” para luchar contra el coronavirus y que el gobierno norteamericano debería utilizarla. Bill Gates, confundador de Microsoft y uno de los portadores de la fortuna más grande de la historia, escribió una columna para The Washington Post en la que describió la situación que viven los Estados Unidos en este momento de lucha desigual contra el coronavirus COVID-19.
Gates, quien ya en 2015 pronosticaba una situación similar a la actual, indicó que no existían dudas respecto a que Estados Unidos había perdido la oportunidad de adelantarse al nuevo coronavirus. “Pero la ventana para tomar decisiones importantes no se ha cerrado. Las elecciones que hagamos nosotros y nuestros líderes ahora tendrán un enorme impacto en qué tan pronto comienzan a bajar los números de casos, cuánto tiempo la economía permanece cerrada y cuántos estadounidenses tendrán que enterrar a un ser querido debido a COVID-19”, expresó en su columna.
Junto a su esposa MelindaGates es un constante crítico del manejo que del medio ambiente hacen las autoridades de todo el mundo y de los peligros infecciosos que podrían padecer millones alrededor del mundo. “A través de mi trabajo con la Fundación Gates, he hablado con expertos y líderes en Washington y en todo el país. Me ha quedado claro que debemos dar tres pasos”, dijo el fundador de Microsoft.
Primero, necesitamos un enfoque nacional consistente para cerrar. A pesar de las instancias de los expertos en salud pública, algunos estados y condados no han cerrado por completo. En algunos estados, las playas aún están abiertas; en otros, los restaurantes aún sirven comidas sentadas”, advirtió. Según Gates, esta realidad podría ser “la receta para el desastre”. “Debido a que las personas pueden viajar libremente a través de las fronteras estatales, también puede hacerlo el virus. Los líderes del país deben ser claros: el cierre en cualquier lugar significa el cierre en todas partes. Hasta que los números de casos comiencen a disminuir en todo Estados Unidos, lo que podría tomar 10 semanas o más, nadie puede continuar con los negocios como de costumbre o relajar el cierre. Cualquier confusión sobre este punto solo extenderá el dolor económico, aumentará las probabilidades de que el virus regrese y cause más muertes”, manifestó.
En segundo término, Gates recomendó a la Casa Blanca “intensificar las pruebas”, algo que desde el gobierno federal dicen estar implementando. “Muchas más pruebas deben estar disponibles. También debemos agregar los resultados para poder identificar rápidamente a los voluntarios potenciales para los ensayos clínicos y saber con confianza cuándo es el momento de volver a la normalidad. Hay buenos ejemplos a seguir: el estado de Nueva York recientemente amplió su capacidad a más de 20,000 pruebas por día. También ha habido algunos avances en métodos de prueba más eficientes, como el hisopo desarrollado por la Red de Evaluación de Coronavirus de Seattle, que permite a los pacientes tomar una muestra ellos mismos sin exponer a un trabajador de la salud. Espero que esta y otras innovaciones en las pruebas se amplíen pronto en todo el país”.



Un automóvil en solitario se mueve a lo largo de una carretera vacía durante el brote de la enfermedad por coronavirus en Seattle, Washington (Reuters)
Un automóvil en solitario se mueve a lo largo de una carretera vacía durante el brote de la enfermedad por coronavirus en Seattle, Washington (Reuters)
El país necesita prioridades claras sobre quién se prueba. Primero en la lista deberían estar las personas en roles esenciales, como los trabajadores de la salud y los servicios de emergencias, seguidos por las personas altamente sintomáticas que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente y las que probablemente hayan estado expuestas”, agregó el empresario.
Finalmente, necesitamos un enfoque basado en datos para desarrollar tratamientos y una vacuna”, recomendó Gates. “Los científicos están trabajando a toda velocidad en ambos; Mientras tanto, los líderes pueden ayudar al no alimentar rumores o compras de pánico. Mucho antes de que el fármaco hidroxicloroquina fuera aprobado como tratamiento de emergencia para COVID-19, las personas comenzaron a acumularlo, lo que dificulta encontrarlo para los pacientes con lupus que lo necesitan para sobrevivir. Deberíamos seguir con el proceso que funciona: Realice ensayos rápidos con varios candidatos e informe al público cuando lleguen los resultados. Una vez que tengamos un tratamiento seguro y efectivo, tendremos que asegurarnos de que las primeras dosis lleguen a las personas que necesitan ellos más".
Para Gates, sin embargo, es clave hallar una vacuna que ponga fin a la enfermedad de forma definitiva. “Si hacemos todo bien, podríamos tener una en menos de 18 meses, aproximadamente la vacuna más rápida que se haya desarrollado. Pero crear una vacuna es solo la mitad de la batalla. Para proteger a los estadounidenses y a las personas en todo el mundo, tendremos que fabricar miles de millones de dosis”. Y lanzó una advertencia para aquellas naciones que no poseen todos los recursos: “Sin una vacuna, los países en desarrollo corren un riesgo aún mayor que los ricos, porque es aún más difícil para ellos hacer distanciamiento físico y paros”.
Cuando Bill Gates alertó sobre el riesgo de un virus
En 2015, insté a los líderes mundiales en una charla TED a prepararse para una pandemia de la misma manera que se preparan para la guerra, ejecutando simulaciones para encontrar las grietas en el sistema. Como hemos visto este año, tenemos un largo camino por recorrer. Pero todavía creo que si tomamos las decisiones correctas ahora, informados por la ciencia, los datos y la experiencia de los profesionales médicos, podemos salvar vidas y hacer que el país vuelva a trabajar”, concluyó.

Lo que leerás a continuación es un discurso dado por Bill Gates en una conferencia de Ted Talk en el año 2015, la traducción fue hecha por nosotros y revela como Gates había anunciado de la llegada del Coronavirus, pero no lo comprendimos.



Palabras de Gates: Cuando yo era niño el desastre más temido era una guerra nuclear,  por eso teníamos en el sótano un barril como este lleno de tarros de alimentos y agua cuando llegara un ataque nuclear debíamos escondernos allí abajo y comer lo que hubiera en el barril, hoy la mayor catástrofe mundial no se parece a esto (bomba nuclear) y más bien es como esto (virus de la influenza) y si algo ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas probablemente será un virus muy infeccioso más incluso que una guerra, No misiles, sino microbios.



En parte la razón de esto es que se han invertido enormes cantidades en disuasivos nucleares, pero en cambio, muy poco en sistemas para detener epidemias.

Parte 1

No estamos preparados para la próxima epidemia eso está claro, veamos el caso del ébola, con seguridad todos han leído en la prensa sobre estos terribles retos, yo lo seguí cuidadosamente con las herramientas de análisis de casos, como las que usamos para la erradicación del polio. Si se observa lo que sucedió, realmente el problema no fue que el sistema no funcionará adecuadamente, sino que en verdad no teníamos ningún sistema, de hecho, faltaban algunas piezas claves bastante obvias. 
No había equipos de epidemiólogos listos a viajar, que hubiesen ido para ver qué cosa era esa enfermedad y qué tanto se había expandido, los informes se producían impresos en papel, hubo enormes demoras antes de ponerlos en Internet y además eran terriblemente imprecisos, no había grupos de médicos listos para viajar no teníamos manera de preparar a la gente.

Parte 2

Por su parte, médicos sin fronteras hizo un gran trabajo organizando a los voluntarios, pero así fuimos mucho más lentos de lo debido en llevar a los miles de trabajadores hacia esos países, para una gran epidemia se necesitan cientos de miles de trabajadores, no había nadie dedicado a estudiar nuevos métodos de tratamiento, nadie que estudiara los diagnósticos nadie que estudiara cuales instrumentos debían usarse, por ejemplo, se pudieron haber tomado sangre de supervivientes para procesarla y aplicar ese plasma a la gente sana para protegerla pero nunca se intentó. Hicieron falta muchas cosas, en realidad, fue una fatalidad mundial.

Parte 3

La OMS existe para monitorizar las epidemias, pero no hace nada de lo que estoy hablando. En el cine todo es muy diferente, hay un grupo de epidemiólogos bien parecidos listos a viajar se movilizan y salvan la situación pero eso es sólo en Hollywood, la falta de preparación podría hacer que la próxima epidemia sea mucho más devastadora que la del ébola, incluso veamos el ébola y cómo se difundió este año, murieron unas 10.000 personas casi todas en tres países de África occidental. Hay tres razones por las cuales no se expandió más, primero por el gran trabajo heroico de los trabajadores de la salud, encontraban a la gente y prevenían más infecciones. Segundo por la naturaleza del virus, el ébola no se propaga por el aire cuando alguien llega a ser transmisor ya está tan enfermo que estará en cama. Tercero, no llego a muchas áreas urbanas esto fue pura suerte si hubiese llegado a muchas más áreas urbanas el número de casos habría sido mucho mayor pero la próxima vez podemos no tener la misma suerte, podría ser un virus con el que los transmisores no se sientan mal y puedan viajar en avión o incluso ir al mercado.

Parte 4

La fuente del virus podrá ser una epidemia natural como el ébola, o puede venir de bioterrorismo, así, son muchos son los factores que podrían hacerlo todo mucho peor. 

Por ejemplo, veamos un modelo de un virus que se propaga por el aire, como la gripe española de 1918, aquí está lo que podría suceder, se difundiría por todo el mundo muy, muy rápidamente. 

Sabemos que más de 30 millones de personas murieron en esa ocasión, o sea este es un problema bien serio, deberíamos preocuparnos. 

Es posible construir un sistema de respuesta muy eficaz, tenemos a favor a toda la ciencia y la tecnología de la que tanto hablamos, tenemos móviles para recibir y difundir información al público, tenemos mapas satelitales para ubicar a la gente y ver cómo se mueven, tenemos avances en biología por los que cambian dramáticamente el tiempo de estudio de un patógeno y podemos fabricar vacunas que ataquen esos gérmenes o sea que si tenemos los instrumentos pero hay que ponerlos al servicio de un sistema mundial general de salud y necesitamos estar preparados.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews