BREAKING NEWS

8 ene. 2020

Palaos, el santuario marino que se convirtió en el primer país del mundo en prohibir la mayoría de las cremas solares

Turista en Palaos


Derechos de autor de la imagenREINHARD DIRSCHER / GETTY IMAGES
Image captionPalaos es uno de los principales santuarios marinos del mundo.

Una nación insular del Pacífico se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir los bloqueadores solares dañinos para los corales y la vida marina.
Desde este miércoles, la mayoría de las cremas solares —que tienen componentes orgánicos que resultan tóxicos para las barreras de coral— no podrán usarse ni venderse en el archipiélago de Palaos.
Quien incumpla la norma recibirá una multa de US$1.000, además de la confiscación del producto por parte de las autoridades.
"Tenemos que respetar el medioambiente porque es el nido de la vida", dijo el presidente del país, Tommy Remengesau, al defender la medida.
El archipiélago, compuesto por más de 500 islas en la región de Micronesia, es un "paraíso prístino" para los buceadores.
La prohibición —implementada desde este 1 de enero, aunque anunciada en 2018— veta en el país las cremas solares que contengan 10 y más ingredientes, entre ellos la oxibenzona o el octinoxato, los cuales absorben la luz ultravioleta.
La Fundación Internacional de Arrecifes de Coral dijo que los químicos prohibidos por Palaos son "conocidos contaminantes medioambientales" y que "la mayoría de ellos son increíblemente tóxicos para las etapas juveniles de muchas especies silvestres".


Sepia mazudaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa sepia mazuda es uno de los animales que habitan los corales del archipiélago del Pacífico.

"Cuando la ciencia nos dice que una práctica es perjudicial para los corales, las poblaciones de peces o el océano mismo, nuestra gente toma nota y nuestros visitantes también", le dijo Remengesau a la agencia de noticias AFP.
"Los químicos tóxicos de los bloqueadores solares fueron encontrados en hábitats críticos y en los tejidos de nuestras más famosas criaturas marinas".
"No nos importa ser la primera nación en prohibir estos químicos y pondremos de nuestra parte para hacer correr la voz".


Buzo en aguas de PalaosDerechos de autor de la imagenREINHARD DIRSCHERL/ GETTY IMAGES
Image captionLos arrecifes de coral de Palaos son el principal atractivo para muchos visitantes.

No obstante, el número de protectores solares que contienen químicos dañinos está disminuyendo.
En 2018, varios expertos medioambientales dijeron que los hallaron en la mitad de las cremas y lociones que analizaron.
Cuando la isla estadounidense de Hawái anunció una medida similar que entrará en vigor en 2021, las principales marcas de bloqueadores se apresuraron a decir que sus productos "cumplen con las leyes sobre las barreras de coral".
Otros lugares que anunciaron prohibiciones son las islas Vírgenes de Estados Unidos —cuya ley entrará en efecto en marzo— y la isla caribeña de Bonaire, perteneciente a Países Bajos.

Patrimonio de la Humanidad

Palaos tiene una población de unas 20.000 personas, distribuidas en los cientos de islas.
Una gran extensión de aguas color turquesa en las islas Chelbacheb (también conocidas como islas Rocosas) que abarca más de 100.000 hectáreas y tiene más de 445 islas deshabitadas de piedra caliza famosas por sus formas extrañas, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Las islas Roca de PalaosDerechos de autor de la imagenBENJAMIN LOWY / GETTY
Image captionLas islas Roca están formadas por un arrecife de coral parcialmente emergido. Están deshabitadas, pero son famosas por sus playas y bosques tropicales.

El organismo de Naciones Unidas explica en su sitio web que muchas de esas islas "la belleza estética del lugar se ve realzada por un complejo sistema de barreras de coral que incluye más de 385 especies de corales y diferentes tipos de hábitat que sostienen una gran diversidad de plantas, aves y vida marina, con al menos 13 especies de tiburones".
Unesco también señala que "los restos de piedras y el arte rupestre dan testimonio de que fueron habitadas por pequeñas comunidades durante unos tres milenios".
"El abandono de los pueblos en los siglos XVII y XVIII ilustra las consecuencias del cambio climático, el crecimiento de la población y el comportamiento de una sociedad que vive en un entorno marino marginal", añade.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews