BREAKING NEWS

29 dic. 2019

Por qué cuando olemos un limón nos sentimos más delgados


El olor de el limón puede conseguir que nos sintamos más ligeros, mientras que el olor a vainilla nos crea una sensación de pesadez. Así lo afirma el estudio «As Light as Your Scent: Effects of Smell and Sound on Body Image Perception», desarrollado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), el University College of London y la Universidad de Sussex.
Lo explica la profesora Ana Tajadura-Jiménez, del departamento de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la UC3M: «La percepción que tenemos sobre nuestro cuerpo no es fija». Pone como ejemplo la percepción que tenemos a través de la visión. Explica que, si nos ponemos unas gafas de realidad virtual, y vemos nuestro cuerpo como si fuera otro, nuestro cerebro rápidamente se adapta, y cambiamos la percepción de nuestro cuerpo, adoptando la que vemos en el momento.
Lo mismo ocurre con otros sentidos, en este caso con los dos estudiados: el olfato y el sonido. «La universidad de Sussex investigaba como cambia nuestra percepción del cuerpo a través de los olores y la nuestra a través del sonido», explica la investigadora.

Cuenta como con el estudio han demostrado que, al sobreponer a nuestros pasos el sonido de unos pasos más ligeros, las personas caminan con más agilidad. Es la suma de esto, con el olor del limón, donde los resultados se intensifican. «Si se juntan las dos cosas, te sientes más ligero. Andas de una manera más activa, levantando más las piernas, hay una aceleración. La gente incluso afirmaba sentirse menos cansados y más felices», asegura la profesora.

La pesada vainilla

En el lado contrario se encuentra el olor de la vainilla, que consigue que nos sintamos más pesados. Lo mismo ocurre el sonido de pasos más graves. Aun así, comenta Ana Tajadura-Jiménez que en este caso no se ha observado con tanta notoriedad como en el caso contrario, que las personas tengan más dificultad para caminar.
Cuenta la investigadora que gracias a otro estudio sabemos que el olor del limón es asociado comúnmente con una silueta delgada, mientras que el de la vainilla se asocia con una silueta abultada. También, la esencia del cítrico se suele relacionar con las frecuencias agudas, así como las figuras puntiagudas y, en cambio, la esencia a vainilla se relaciona con las frecuencias más graves y las figuras redondeadas.







Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews