BREAKING NEWS

21 nov. 2019

Inundaciones en Venecia: qué es Mose, el megaproyecto que debe salvar a la ciudad del agua (y por qué lleva más de una década de retraso)


Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Plaza de San Marcos inundada.Image caption

Venecia sufrió esta semana sus peores inundaciones desde el año 1966.
Venecia sufrió esta semana sus peores inundaciones desde 1966, poniendo otra vez sobre la mesa una gran cuestión: ¿qué ocurre con Mose, el megaproyecto de ingeniería ideado para proteger la histórica ciudad italiana de la subida de la marea?
Mose es un proyecto faraónico de infraestructura que involucra un enorme financiamiento público e ingeniería compleja y está destinado a aislar Venecia del mar Adriático en caso de mareas superiores a 110 centímetros.
Las obras empezaron en 2003, pero se han visto afectadas por continuos retrasos y salpicadas por casos de corrupción, por lo que el proyecto está inacabado.
La última previsión es que estará listo para 2021, pero ¿en qué consiste exactamente este proyecto y cuál es su situación?

Un sistema de barreras móviles

Mose es un acrónimo de Modulo Sperimentale Elettromeccanico (Módulo Electromecánico Experimental), y se refiere a la figura bíblica de Moisés, quien separó el mar Rojo para permitir que los israelitas huyeran a Egipto.
Después de las peores inundaciones en la historia de Venecia, en 1966, el gobierno italiano pidió a los ingenieros que elaboraran planes para construir una barrera en el mar y defender así una de las ciudades más pintorescas y frágiles del mundo de la amenaza constante de las mareas altas.
Mapa inundaciones en Venecia
La construcción no empezó hasta 2003 y debía finalizar en 2011, pero el proyecto se ha visto afectado por los retrasos prolongados, los sobrecostos y la corrupción.
El proyecto consta de 78 barreras móviles de color amarillo enterradas en el agua que, cuando se activan, se elevan por encima de la superficie evitando que la marea del Adriático inunde la laguna veneciana.
Barreras del proyecto MOSE.Derechos de autor de la imagenMARCO SECCHI
Image captionEl proyecto consta de 78 barreras móviles de color amarillo enterradas en el agua.
El resto del tiempo, mientras la marea esté baja, las compuertas permanecen abiertas en el fondo del mar, permitiendo que continúe existiendo el movimiento natural del agua entre el mar y la laguna.
"Si Mose hubiera estado en funcionamiento, habríamos evitado esta marea alta excepcional", dijo el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, después de las inundaciones del martes, cuando el nivel del agua alcanzó los 187 cm.
Solo una vez desde que se tiene registro, en 1966, alcanzó una altura mayor: 194 cm.
Compuertas del proyecto MOSE.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa barreras se elevan por encima de la superficie evitando que la marea del mar Adriático inunde la laguna veneciana.
Las 78 compuertas ya están ancladas a una construcción de hormigón en el fondo de la laguna y los ingenieros están trabajando ahora en la mecánica para elevarlas simultáneamente una vez que se pronostiquen mareas de más de 110 cm.
Una reciente prueba en parte de la barrera causó vibraciones preocupantes y los ingenieros descubrieron que algunas de las piezas sumergidas se habían oxidado.
Se esperan nuevos ensayos el próximo año.

Un proyecto controvertido

Una de las principales críticas al proyecto ha sido el costo.
Los ingenieros predicen que el sistema de defensa marítima entrará en funcionamiento a fines de 2021, con un costo de US$6.100 millones, cuando el presupuesto inicial fue de US$1.800 millones.
Algunos venecianos argumentan que el proyecto es una pérdida de dinero y no hay garantía de que funcione.
No obstante, hay bastante consenso en que la obra tiene que terminarse por el bien de Venecia.
"Estos retrasos son una vergüenza para toda Italia y necesitamos urgentemente una solución", dijo el miércoles Alessandro Morelli, jefe de la Comisión de Transporte del Parlamento.
Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas y ministro de Exteriores, ha criticado la gestión de esta obra, pero ha apostado por completarla "inmediatamente".
También hay activistas medioambientales que se oponen al megaproyecto, argumentando que las compuertas están afectando seriamente al ecosistema de la laguna.
Mapa inundaciones en Venecia
Y algunos expertos creen que el sistema no fue diseñado para lidiar con el aumento del nivel del agua que predicen los últimos estudios sobre cambio climático.
Un informe de la Unesco establece que el Mose fue planeado para un escenario que prevé un aumento del nivel del agua de 22 cm para el 2100 en el norte del Adriático, pero muchos científicos temen que sea demasiado optimistas.

Caso de corrupción

Pero más allá de las críticas ambientales y por el sobrecosto, el proyecto se vio envuelto en un escándalo de corrupción.
En 2014, el entonces alcalde de Venecia Giorgio Orsoni y decenas de funcionarios y empresarios de la ciudad fueron detenidos, y condenados, por sobornos durante su proceso de licitación pública y la malversación de alrededor de US$27 millones en fondos públicos destinados a las barreras.
Entrada a la laguna de Venecia.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLas barreras se sitúan en la entrada a la laguna de Venecia.
Mientras unos y otros solucionan los problemas del Mose, la ciudad trata de recuperarse de las inundaciones de esta semana.
Por el momento, el gobierno de Italia decretó el estado de emergencia en la ciudad y aprobó la primera fase de indemnizaciones, en la que se desembolsarán US$22 millones.
La atención se centra en los daños que haya podido sufrir la basílica de San Marcos, cuya cripta quedó completamente anegada, empapando los sarcófagos de los patriarcas y los mármoles y mosaicos que la decoran.

El ochenta por ciento de la ciudad de Venecia está bajo el agua. Se trata de una "devastación apocalíptica": Así definía hoy la mayor inundación desde 1966 de la ciudad de los canales el presidente de la región del Veneto, Luca Zaia.
"Venecia está de rodillas. La basílica de San Marcos ha sufrido graves daños, así como toda la ciudad y las islas", añadía por su parte el alcalde, Luigi Brugnaro, después de una de las noches más duras que ha sufrido en su historia la ya frágil ciudad.



Inundación en la Plaza San Marcos. Foto: AFP
Inundación en la Plaza San Marcos. 



Una persona carga a otra en la Plaza San Marcos inundada. Foto: Reuters
Una persona carga a otra en la Plaza San Marcos inundada. 
El alcalde compareció en una rueda de prensa muy afectado por los destrozos y aseguró que había visto a gente llorar "porque había perdido todo" y que ha llegado el momento de dar "una respuesta histórica" para salvaguardar una de las más importantes "tarjetas de visita" de Italia.
El fenómeno del "agua alta" en Venecia, la subida de las mareas, alcanzó a las 22.50 (20.50 GMT) de ayer martes los 187 centímetros tras el récord de 194 centímetros que se alcanzó en la inundación de 1966, pero esta vez acompañado con vientos de hasta 100 kilómetros por hora.



Creció la marea y el paso por el Puente de Rialto se complicó. Foto: AFP
Creció la marea y el paso por el Puente de Rialto se complicó. 



Inundación en Venecia hizo desaparecer las calles. Foto: AFP
Inundación en Venecia hizo desaparecer las calles. 
Las sirenas que anuncian las subidas de la marea sonaron hasta tres veces durante la noche y los daños en la ciudad se observan a simple vista, pero se podrán cuantificar solo cuando se retire el agua, aunque el alcalde ya avanzó que serán de varios cientos de millones de euros.

Enormes daños y un muerto

Góndolas y lanchas arrancadas de los amarres y empujadas hacia las costas, cinco "vaporetti", el transporte marítimo público, hundidos o a la deriva, así como totalmente inundadas las tiendas, restaurantes y hoteles de la ciudad. Más de 60 barcos han sido dañados, según una primera estimación.
También se ha producido una víctima, un hombre de 78 años que se electrocutó en la isla de Pellestrina, al sur de Venecia debido a un cortocircuito cuando intentaba bombear el agua de su casa.



Lanchas avanzaron por los corredores de Venecia. Foto: Reuters
Lanchas avanzaron por los corredores de Venecia. 



Varios barcos fueron dañados por inundación en Venecia. Foto: Reuters
Varios barcos fueron dañados por inundación en Venecia.
El ayuntamiento de la ciudad pedirá el estado de calamidad natural para poder contar con ayudas estatales e instó a todos los venecianos a documentar los daños que han sufrido.

El Gobierno italiano informó hoy de que la situación de Venecia se afrontará en el próximo Consejo de ministros en el que se evaluarán "las intervenciones necesarias y urgentes para proteger la ciudad y los habitantes" y tanto el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte, como algunos ministros llegarán hoy a la ciudad "Serenissima".



Inundación en Venecia. Foto: Reuters
Inundación en Venecia.



La suba de la marea trastocó los hábitos de los turistas y pobladores. Foto: AFP
La suba de la marea trastocó los hábitos de los turistas y pobladores. 
Todas las escuelas en Venecia y de las islas permanecerán cerradas hoy y en varias zonas de la ciudad se han producido apagones, sobre todo en el Lido y en el Campo Santa Margherita, y el agua ha entrado prácticamente en todos los edificios del centro.
Una de las imágenes de la difícil situación en la que se encuentran los residentes es la del agua que sale a borbotones desde las tomas de corriente de las casas, lo que impide el uso de aparatos para bombear.



Las calles fueron tomadas por el agua en Venecia. Foto: Reuters
Las calles fueron tomadas por el agua en Venecia. 
"Es una devastación. Los daños son enormes y por desgracia no parece que esto se detenga, ya que continúa la marea alta, Los cuadros eléctricos de los hoteles han saltado y por tanto no se pueden utilizar las bombas para sacar el agua", describió a los medios italianos el director de la Asociación veneciana de hoteleros, Claudio Scarpa.



El hotel Gritti Palace se vio invadido por el agua. Foto: AFP
El hotel Gritti Palace se vio invadido por el agua. 
La Protección civil comunicó que 130 bomberos están interviniendo en estas horas en Venecia. Y el problema para los expertos es que el mal tiempo no remitirá y por tanto el fenómeno del "agua alta" continuará durante toda la semana.

Preocupación por el patrimonio cultural

Preocupa sobre todo la situación de la basílica de San Marcos, ya gravemente afectada en la inundación de octubre del año pasado y que obligó a realizar una restauración de suelo y de las columnas.



Basílica de San Marcos se vio inundada. Foto: Reuters
Basílica de San Marcos se vio inundada. 



La Básilica de San Marcos se vio inundada. Foto AFP
La Básilica de San Marcos se vio inundada. 
Durante la noche la altura del agua llegó a los 110 centímetros y sumergió la cripta del santo, pero solo cuando el agua se retire se podrán evaluar los daños de la sal que se filtra entre los valiosos mosaicos y los mármoles.
En la rueda de prensa, el patriarca de San Marcos, Francesco Moraglia, aseguró que nunca había visto nada igual cuando a las olas enormes que surcaba la pasada noche la plaza de San Marcos.



Plaza San Marcos inundada. Foto: Reuters
Plaza San Marcos inundada. 
También ha sufrido algunos daños el Teatro La Fenice y aunque el agua no ha afectado a la zona del escenario, sí ha inundado otras zonas por lo que ha tenido que ser desactivado el sistema eléctrico y antincendio y se teme por la inauguración de la temporada operística prevista para el 24 de noviembre.

El Ministerio de Bienes Culturales y Turismo italiano ha activado la unidad de crisis para verificar y proteger el patrimonio cultural que puede haber sido dañado por la marea alta excepcional que está golpeando a Venecia, comunicó.

El Mose, la enorme obra de ingeniería, ¿habría detenido las aguas?

Tras el desastre de estas horas volvió a surgir la polémica por los retrasos en la puesta en marcha del sistema de diques móviles colocado a la entrada de la ciudad en el Mar Adriático, conocido como el MOSE (Moisés), que comenzó a construirse en 2013 y que se espera esté operativo en 2021.
Costeado con 5.483 millones de euros, esta obra de ingeniería se estudió para proteger Venecia y su patrimonio único en el mundo de mareas de hasta tres metros de altura y de una elevación del nivel del mar de hasta sesenta centímetros.
Pero el proyecto, iniciado en 2003 por el "Consorzio Venezia Nuova", ha contado con el rechazo de los ambientalistas y también ha estado salpicado por casos de corrupción, por los que en 2014 fueron detenidos el entonces alcalde, Giorgio Orsoni, y otras 34 personas, Para muchos, como el alcalde de la ciudad, el "Moisés" hoy habría detenido las aguas.Venecia ha sido golpeada por la marea más alta en más de 50 años, con turistas vadeando las calles inundadas para buscar refugio mientras un fuerte viento azotaba las olas en la Plaza de San Marcos

Las aguas sucias y saladas se arremolinaban el miércoles alrededor de las tumbas de mármol de la célebre cripta bizantina de la basílica de San Marcos, que sufrió graves daños durante la marea excepcional que inundó Venecia.
“Hemos sufrido daños por millones de euros”, comenta Carlo Alberto Tesserin, responsable del monumento, mientras las bombas extraen el agua marina de debajo de los arcos de la refinada piedra rosada y blanca, bajo la mirada triste y a la vez enojada de los guardianes. La obra maestra de la arquitectura del siglo X se encuentra en uno de puntos más bajos de la ciudad y por lo tanto entre los más afectados por la marea alta.
Las aguas sucias se arremolinan alrededor de las tumbas de mármol dentro de la cripta del siglo XII de la Basílica de San Marcos
“El año pasado advertimos que la basílica envejece 20 años durante cada marea alta, pero esta vez envejeció mucho más”, se lamenta Tesserin, visiblemente triste.
La excepcional marea que azotó la noche del martes a la “Serenissima” alcanzó los 187 centímetros sobre el nivel de referencia, lo que obligó a cientos de turistas a atravesar en la oscuridad los callejones cubiertos de agua. Se trata de la segunda peor inundación en Venecia desde que se comenzaron a registrar las inundaciones en 1923. La peor fue el 4 de noviembre de 1966, cuando la marea subió 1,94 metros sobre el nivel normal.
Un hombre nada en la Plaza San Marcos inundada
Mientras el fuerte viento alimentaba las olas que azotaban la plaza, convertida en un lago, las aguas entraban en la basílica con una fuerza “nunca antes vista, ni siquiera durante la inundación de 1966”, cuenta Tesserin. Indignado, recuerda que las alarmas lanzadas hace un año por el recrudecimiento del fenómeno del “acqua alta” no fueron escuchadas.
Las aguas residuales domésticas y las ratas ahogadas flotaban este miércoles entre los callejones inundados mientras los reporteros de AFP intentaban documentar los daños. La célebre basílica, con variedad de estilos y materiales, construida en 828 y reconstruida después de un incendio en 1063, es particularmente vulnerable cuando aumenta el nivel del agua.










Un hombre lleva a una mujer a través de las aguas de la inundación en la Plaza de San Marcos (EFE/EPA/ANDREA MEROLA)
Un hombre lleva a una mujer a través de las aguas de la inundación en la Plaza de San Marcos 
“El daño que vemos hoy externo no es nada comparado con el que ha sufrido en su interior, porque la sal corroe el mármol y los ladrillos”, explica Tesserin.
La basílica, famosa por los mosaicos dorados que adornan sus majestuosas cúpulas y las decoraciones de la tumba de San Marcos, es un museo vivo de arte bizantino. “Los expertos han advertido en muchas ocasiones sobre los peligros que corre, pero no han sido escuchados”, repite.










Los turistas se sientan en la Plaza de San Marcos inundada el 12 de noviembre de 2019 (REUTERS/Manuel Silvestri)
Los turistas se sientan en la Plaza de San Marcos inundada el 12 de noviembre de 2019 
Una muerte fue atribuida a las inundaciones en la isla Pellestrina. Un septuagenario aparentemente falleció electrocutado cuando intentó encender una bomba en su vivienda, dijo Danny Carrella, funcionario de la isla de 3.500 habitantes.
El ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini, anunció que serán evaluados los daños causados en la ciudad, clasificada patrimonio mundial de la Humanidad por la Unesco en 1987. Venecia descansa sobre millones de zancos clavados en el lodo hasta llegar a un fondo más sólido, los cuales sostienen palacios y casas.
Pero el aumento del nivel del mar y el flujo constante de cruceros han contribuido a roer los pantanos y bancos de lodo circundantes. La Serenissima, que se hunde gradualmente, es por lo tanto muy frágil frente a los caprichos del mar Adriático.










La gente vadea a través del agua causada por una marea alta en Venecia (Foto AP/Luca Bruno)
La gente vadea a través del agua causada por una marea alta en Venecia 
El megaproyecto MOSE que debía salvar de las mareas altas ha sido blanco de numerosas polémicas por su enorme costo, ya que inicialmente debía costar 2.000 millones pero el costo se disparó por los casos de corrupción que llevaron a la detención en 2014 del entonces alcalde, Giorgio Orsoni y a otras 34 personas.
Los 78 diques flotantes que deberían cerrar la laguna en caso del aumento de las mareas fueron probados recientemente, pero causaron vibraciones perturbadoras y los ingenieros descubrieron que algunas partes estaban oxidadas. “Necesitamos saber si MOSE funciona o si hay que implementar otro proyecto”, dice Tesserin.










La marea alta superó el nivel de un metro sobre el nivel del mar en Venecia (EFE/EPA/ANDREA MEROLA)
La marea alta superó el nivel de un metro sobre el nivel del mar en Venecia 
Mientras la protección civil verifica el estado de la cripta en busca de daños, y equipos de voluntarios trabajan para sacar el agua de la basílica, las autoridades temen nuevas inundaciones. “Tememos la marea alta de nuevo esta noche y en los próximos días. Así que para que Venecia sobreviva, debemos actuar ahora”, pide Tesserin.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews