BREAKING NEWS

19 oct. 2019

Leonelismo inicia retirada del Gobierno y traza raya de separación del danilismo


La tendencia política que lidera el expresidente Leonel Fernández inició su retirada del Gobierno, marcando su separación del danilismo que lidera el presidente Danilo Medina. La tensión se mantiene en el partido oficialista, ante la incertidumbre de cuándo el exmandatario señalará el camino a seguir para quienes son sus seguidores en esa organización.
Aunque varios de los precandidatos ganadores de esa tendencia acudieron ayer a juramentarse ante la Comisión Nacional Electoral, uno de los coordinadores del equipo de campaña de Fernández, Bautista Rojas Gómez, inició la retirada el pasado miércoles y renunció a su cargo de ministro sin cartera.
Ayer le imitó el director de la Comisión Presidencial de Política Farmacéutica Nacional, Gustavo Rojas Lara, quien renunció a sus funciones dentro de la institución debido “a razones personales y profesionales.
Rojas fue designado en el cargo por el presidente Danilo Medina el 27 de agosto del 2012, bajo el decreto número 515-12.
También dimitió el arquitecto Joaquín Gerónimo Berroa a su cargo de embajador en Cuba. La carta indica: “Como dijo alguna vez uno de los grandes próceres de nuestra América, ‘los hombres de honor, como los pueblos dignos, al llegar a la línea de la decisión crucial, no preguntan de qué lado se vive mejor, sino que de qué lado está la verdad y la justicia”.
Entre peledeístas se ha comentado la posibilidad de que continúen las renuncias y los decretos, como parte de la separación que se está fraguando entre ambas tendencias.
Image
Partidos hijos del PLD
Entre los partidos surgidos del PLD está el de la Unidad Democrática (UD), fundada por Tonito Abreu, producto de la primera gran crisis que tuvo que enfrentar Bosch y su organización en 1978.
La UD luego pasó a ser liderada por el ex dirigente reformista Fernando Álvarez Bogaert y un grupo de seguidores que lo acompañó siendo candidato vicepresidencial de José Francisco Peña Gómez y el Acuerdo de Santo Domingo en 1994 y 1996. Pasó a ser Partido Verde de la Unidad Democrática y ya no es reconocido.
El exvicepresidente de la República, Rafael Albuquerque, creó el Partido del Pueblo Dominicano (PPD), a raíz de su expulsión del PLD luego de la crisis que lo enfrentó al fundador y líder Juan Bosch en 1983.
El exdirigente peledeísta Max Puig, salió del PLD tras una crisis en la que fueron expulsados doce diputados y en 1992 fundó la APD, organización que concurrió aliada al PLD y luego rompió sus relaciones desde las elecciones del 2012. El dirigente peledeísta Vicente Bengoa fue de los que salieron del PLD junto a Nélsida Marmolejos y Rafael Espinal en 1990, fundó luego con el dirigente de izquierda Rafael -Fafa- Taveras, el partido Concertación Democrática (CD), que concurrió aliado a José Francisco Peña Gómez y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en las elecciones de 1996. La exdirigente peledeísta Minou Tavárez Mirabal renunció al PLD en mayo de 2014 y fundó Opción Democrática, (OD) que fue reconocido como partido por la Junta Central Electoral en septiembre de 2018. Opción Democrática se fusionó con el partido Alianza País, de Guillermo Moreno, en agosto de 2019.
La destitución y su mensaje
En el caso del representante permanente de la República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gedeón Santos, quien fue destituido el pasado miércoles por el presidente Danilo Medina, quien designó en su lugar al embajador Josué Antinoe Fiallo.
Gedeón Santos había manifestado abiertamente su apoyo a Leonel Fernández y también fue contrario a la reelección.

¿Leonel puede ser candidato presidencial el 20/20?

Leonel Fernández planteó que fue víctima de un fraude digital durante las votaciones, el escrutinio automático y la transmisión de los votos. Afirma que más personas votaron por él que por su contrincante, a quien la JCE y el PLD proclamaron como candidato presidencial.
Aunque no logre probar su teoría, por el costo de US$10 millones, de la auditoria forense solicitada y el tiempo que conlleva su realización, que es imposible en el calendario electoral, no sólo ha deslegitimado dicha candidatura, sino que además, ha transmitido una enorme preocupación sobre las elecciones de 2020: Ya él no debe preocuparse, Luis sí.
La discusión por el momento parece centrarse en las opciones que se abren al “defraudado”, quien parece obligado a marcharse: Pero no es que él quiera irse del PLD, es que sus adversarios en una suerte de suicidio colectivo, desean que se marche. La Presidencia del PLD, vacante, sería ocupada por Danilo: Es la única posición que le falta.
Su eventual salida abre diversas interrogantes. Si se marcha está obligado a ser actor activo en la próxima contienda: Podría sentirse tentado a apoyar abiertamente al PRM – no es su primera opción-; quizás llevar por el PRM – si pactan - a su esposa Margarita o presentarse por varios partidos que han declarado su interés de postularlo, lo que nos lleva a considerar si esto es constitucionalmente viable: Sí lo es.
Ser elegido es un derecho fundamental establecido en el artículo 22.1, cuyas condiciones no se dejaron a la reserva de Ley, en consecuencia al legislador ordinario le está vedado imponer otras distintas a las establecidas en el artículo 123, además de que no puede por ley, alterar la “esencia” de dicho derecho y, ese contenido no sólo implica el derecho del elegible, sino en particular, en este caso, de uno por quien se movilizó casi un millón de personas a votar: el derecho de sus electores está por encima de cualquier otro.
Se dirá que la disparatosa Ley 33-18 en el numeral 4 del artículo 49, prohíbe a los “que han sido presentados como candidatos de un partido” postularse por otros para el mismo certamen, se aducirá que él no ha sido propuesto como candidato del PLD para el certamen de mayo, eso aplicaría a Gonzalo Castillo, si renunciara del PLD que ya lo proclamó, no a Leonel.
El transfuguismo a que se refiere el artículo 134 de la Ley 15-19 es una desviación propia de las democracias parlamentarias, corrientemente se refiere a “legisladores” que al pasar de un partido a otro contribuyen a la caída de los gobiernos y, en las presidenciales, a “elegidos” que se marchan con el santo y la limosna luego de obtener el cargo, no a dirigentes que como simples ciudadanos, salen de una organización y escogen otro camino de participación política, conforme al principio de libre afiliación, como estableció el Constitucional en la TC 0441-19: Seria por ejemplo absurdo que si una persona es “precandidata y la expulsan o le hacen salir de una organización”, no pueda ejercer su derecho a través de otra.
Las leyes 33-18 y 15-19, ajenas a la Constitución, son un compendio de disparates ricas en contradicciones por los “arreglos que se hicieron para aprobarlas” y por la ignorancia de quienes la votaron y, esas contradicciones abren un espacio adicional a Leonel a través de una candidatura independiente pues, cuando en la Ley 33-18 se habla de “agrupaciones políticas”, es en sentido local, para elecciones provinciales, municipales y de distritos, es allí en donde se aplica la prohibición del artículo 49; pero cuando la Ley 15-19 menciona en su artículo 148 específicamente para “candidatura independiente a Presidente de la República”, se trata de una “agrupación política de carácter nacional no contemplada en la Ley de Partidos, escrito, expresamente, para un caso como el de Leonel: Puede ser candidato independiente conforme a la Ley Electoral y a la Constitución.
La política es una ciencia de realidades y hoy lo cierto es que al PLD le conviene más que Leonel sea candidato presidencial, aunque reste a Gonzalo la mitad de los votos que sacó en las primarias, que acorralarlo legalmente, y que obligado a apoyar abiertamente a Luis, le sume a éste un poco más de la totalidad de sus electores, pues la derrota del PLD sería terrible e inevitable: Si el divorcio va, es mejor por mutuo consentimiento.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews