Headlines

46% de conductores dio positivo a prueba de alcoholemia


Santo Domingo, RD
Casi la mitad de los conductores evaluados en el primer punto de revisión de alcoholemia dio positivo a la presencia de alcohol en su organismo, según el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).
Los datos publicados por la entidad que regula el transporte, indican que de 65 conductores evaluados, 30 no pasaron la primera prueba de alcoholemia, lo que se refleja en 46 por ciento. Ya en una segunda prueba cuantitativa o evidencial, de esos 30 conductores resultaron 17 con un grado superior al legal permitido por la Ley 63-17, que establece los límites en 0.25 mgr/l en el aire espirado, lo que equivale a 57 por ciento del total, mientras que los restantes 13 dieron niveles por debajo del legal establecido.
Respecto a indicaciones hechas tras ser detectado el alcohol en la sangre, estadísticas ofrecidas por agentes de la Digesett muestran que de los 17 conductores que sobrepasaron el límite legal permitido, cinco lograron disminuir su grado de alcoholemia luego de las horas de espera establecidas por la Ley.
SEPA MÁS
Hombres alante en la prueba
La evaluación. 
De entre todos los conductores evaluados que dieron positivo en presencia de alcohol en el organismo, 22 eran hombres y ocho mujeres, y de los que prevalecieron en observación, hasta bajar los niveles de alcohol en su organismo, 13 fueron hombres y 4 mujeres.













El Estado dominicano vuelve a implementar el uso de alcoholímetros como medida de fiscalización a los conductores en las calles de Santo Domingo, en un plan piloto que promete ser expandido a todo el país.
La legislación dominicana establece que “se considerará ilegal conducir un vehículo de motor por las vías públicas cuando el grado de alcoholemia sea superior a 0.5 gramos por litro (gr/l) en la sangre o 0.25 miligramos por litro (mgr/1) en el aire espirado”.
Esas medidas serán tomadas de los resultados de la alcoholimetría que realizarán los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) en el momento de la fiscalización a los conductores.
No obstante, en el caso de los conductores de vehículos del transporte público de pasajeros, así como los de carga, taxis, escolares o los que porten un permiso de aprendizaje, deberán marcar un registro de 0.0 como grado de alcohol en la sangre.
Por otro lado, en caso de dar positivo a la prueba, el agente de la Digesett podrá mantener bajo vigilancia al conductor hasta por cuatro horas, pero este podrá marcharse si se presenta un familiar o persona que se responsabilice a llevarlo a su destino.
Estas disposiciones están contenidas en el artículo 258 de la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana.

República Dominicana retoma los alcoholímetros 12 años y varios fracasos después

Con el anuncio ayer sobre la colocación del primer punto de revisión de alcoholemia, se retomará el uso de alcoholímetros, luego de casi 12 años, cuando Franklin Almeyda Rancier dirigía la entonces Secretaría Interior y Policía.
En febrero del año 2007 Almeyda había anunciado la adquisición de 1,200 alcoholímetros y 120 mil pitillos para ser usados en ellos por un costo total de 108,534 dólares.
Un mes más tarde, el viernes nueve de marzo, se publicó que conjunto a los dispositivos para medir el alcohol, los agentes de la entonces Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), utilizarían gas pimienta como “medida preventiva” para evitar roces físicos entre agentes y conductores.
Ese mismo día se realizaron los primeros operativos de prueba de alcoholemia, en el que fueron fiscalizadas 28 personas, de las cuales dos dieron positivo al “soplar” en el alcoholímetro y que para final de ese año serían un total de 405 choferes que reprobaron la prueba.
La utilización de los alcoholímetros se descontinuó, dado que la Ley 241-67 sobre Tránsito de Vehículos no contenía sustento legal para la utilización de equipos para determinar la ingesta de bebidas alcohólicas o drogas.
Diez años después, con la implementación de la Ley de Movilidad 63-17, en su artículo 22, acápite 7, se indica que los agentes de tránsito, dentro de sus atribuciones, incluye “utilizar los instrumentos adoptados por el Intrant a los fines de determinar la velocidad empleada en los vehículos de motor, la ingesta de bebidas alcohólicas o drogas”.
A partir de esta legislación, y durante el mismo año 2017, la directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Claudia Franchesca de los Santos anunció una donación de ocho alcoholímetros evidenciales y 32 de tamizaje, donados por la Alianza Internacional para el Consumo Responsable (IARD) y la Industria Licorera Regional y Local, los cuales se iban a empezar a aplicar en 2018.
Con estos equipos y el anuncio realizado ayer sobre la realización de las primeras pruebas de alcoholemia, se repetirá lo iniciado hace poco más de 12 años, esta vez bajo el nombre de “Tómatelo En serio”, un plan que pretende concienciar a la ciudadanos con la finalidad de no conducir bajo los efectos del alcohol.
Conductores no serán fiscalizados
Dicho plan tendrá como primera faceta la colocación por parte de la Digesett de puntos de revisión de alcoholemia, en los cuales se realizará la prueba con los alcoholímetros a conductores aleatorios, sin embargo, estos no serán fiscalizados.
A pesar de no ser multados los conductores que dan positivo, concluida esta primera etapa de concienciación el proceso será realizado tal como lo establece la Ley 63-17 de movilidad, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial de la República Dominicana.
Dicha legislación, establece en su artículo 256: “Se prohíbe a los conductores ingerir bebidas alcohólicas mientras transitan por las vías públicas o conducir en estado de embriaguez”.
Además, indica que la sanción que establece la ley es de cinco a diez salarios mínimos y  la reducción de los puntos de la licencia, que determine el reglamento, sin perjuicio de las disposiciones relativas a la suspensión y cancelación de la licencia de conducir.


La obra ubicada en Ciudad Juan Bosch busca construir una nueva generación de conductores y peatones responsables
El presidente de la República, licenciado Danilo Medina inauguró hoy el primer parque infanto-juvenil de educación vial del país en el proyecto habitacional Ciudad Juan Bosch, el cual beneficiará más de 15 mil niños al año a través de la educación en un entorno diseñado con todos los componentes de las vías de tránsito.
La obra construida por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), y entregada al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), abarca un espacio total de construcción de 8,656.96 metros cuadrados distribuidos en el área de pista, parqueos, aulas especiales de orientación, zona de realidad virtual y realidad aumentada, donde la tecnología es el elemento principal en la interacción educativa.
Cuenta con una edificación principal que tiene las oficinas administrativas, garita de seguridad, verja perimetral y frontal, paisajismo, parqueos, baños para damas y caballeros e iluminación, además de vías construidas en una escala menor, señalizadas e iluminadas para impartir educación vial a niños y jóvenes escolares en edades de seis hasta 18 años.
En el acto, la viceministra de la Presidencia, Sina del Rosario, apuntó que el parque fue concebido como un espacio de sensibilización ciudadana, capacitación y educación desde la visión integral de Ciudad Juan Bosch para prevenir los accidentes de tránsito.
De su lado, la directora ejecutiva del INTRANT, ingeniera Claudia Franchesca De los Santos, explicó que “hoy desde el INTRANT, dotamos con este Parque de Educación Vial en Ciudad Juan Bosch, un espacio donde más allá de enseñar las normas de tránsito, incrementar los conocimientos y enseñar comportamientos correctos, se puedan inculcar actitudes y valores más positivos de respeto a los demás en nuestros desplazamientos, que permitirán mejorar la movilidad y la seguridad vial, así como la convivencia de nuestra gente”.
Claudia Franchesca informó que, como parte complementaria del proyecto, el INTRANT ha trabajado conjuntamente con el Ministerio de Educación (MINERD), en la elaboración de los programas que se implementarán en los primeros meses de inicio del próximo año escolar, los cuales servirán para que tanto profesores como alumnos puedan cumplirlo.
“En última instancia, queremos que nuestros niños y jóvenes sean responsables vialmente y que en un giro de lo que en un proceso natural debiera ser, se conviertan en prescriptores de los padres, que los controlen, alertan y corrijan cuando sus comportamientos en el ámbito del tránsito no sean los correctos y deseables, declaró la directora del órgano rector del transporte.
En el citado parque, primero en su clase en R.D., los niños y jóvenes serán recibidos por un personal administrativo que le guiará al aula de formación luego de hacer el debido registro en la boletería y a partir de allí, comenzarán la aventura de tres horas de aprendizaje,  donde realizarán charlas de orientación respecto a la seguridad vial, actividades dinámicas y juegos educativos con lo que  se propone que éstos aprendan a identificar y evitar situaciones de peligro, al tiempo de divertirse en un espacio seguro.
La metodología educativa que se aplicará de manos de expertos en la materia, busca dotar a los infantes de habilidades y conocimientos adecuados para que sepan actuar de manera eficaz y segura en las vías.
Luego de recibir la charla, los niños serán divididos en grupos de acuerdo a sus edades, para participar en las prácticas de Realidad Virtual y Realidad Aumentada. También, tendrán la oportunidad de practicar todo lo aprendido en una pista diseñada para los fines, la cual está equipada con Karts y bicicletas para distintas edades.
Con el parque educativo de Ciudad Juan Bosch, el gobierno dominicano busca reducir las muertes por el tránsito en el país, dado que según los datos del Observatorio Permanente de Seguridad Vial (OPSEVI), en 2017 fueron más de 2,800 las personas que perdieron la vida y 97,821 las que se lesionaron en accidentes.
El acto inaugural de la obra contó con la bendición del Reverendo Wilfredo Montaño de la parroquia San Felipe, sector San Carlos, Distrito Nacional y contó con la presencia de los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo, del MOPC, Gonzalo Catillo, así como del alcalde por Santo Domingo Este Alfredo Martínez, la senadora Cristina Lizardo, entre otros funcionarios.

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes