Headlines

Padre de los bebés fallecidos creía que los había dejado en la guardería

El padre de los gemelos de un año que murieron al quedar en un automóvil mientras este hacia su turno laboral de 8 horas, habría hablado con su esposa para que esta los recogiera en la guardería, según el medio de comunicación estadounidense PIX11.
Juan Rodriguez, padre los gemelos, estaba hablando por teléfono con su esposa cuando salió del hospital el viernes pasado “pidiéndole a su esposa que buscara a los niños en la guardería” debido a que este debía recoger un uniforme.
 Según explica PIX11, el hombre creía que los niños estaban en la guardería, pero cuando este salió del hospital, condujo dos cuadras y entonces vio los asiento en la parte de atrás, los cuales estaban “orientados hacia atrás”.
Además, indicó que normalmente habría llevado a sus hijos a la guardería en los asientos, por lo que al verlos reaccionó saltando hacia la parte de atrás del vehículo encontrando los cuerpos sin vida de Phoenix y Luna, aún atados a las sillas.
"Me quedé en blanco", gritó Rodríguez en la calle, mientras los peatones cercanos llamaban al 911. "Maté a mis bebés". "Estaban muertos desde hace bastante tiempo, en ese momento", dijo una fuente al medio norteamericano.
Más tarde se reveló que la temperatura interna del cuerpo de ambos bebés era de 108 grados Fahrenheit.
Por otro lado, los investigadores alegan que se trató de una “tragedia terrible”. “Todos los vecinos y personas consultadas hablaron bien de él, dijeron que es un gran padre para sus hijos”.
Rodríguez también tiene tres hijos menores con su esposa actual, Marissa.
Phoenix y Luna acababan de celebrar su primer cumpleaños el 9 de julio, y sus padres organizaron una gran fiesta para ellos, completa con una casa hinchable.
Marissa Rodríguez, su esposa, emitió un comunicado a través de PIX 11 el pasado domingo por la noche diciendo, que, "Todavía amo a mi esposo. Fue un accidente horrible y lo necesito a mi lado para que lo atravesemos juntos". Luna y Phoenix siempre vivirán en nuestros corazones y recuerdos y estamos trabajando arduamente para aceptar lo que sucedió”.
Juan Rodríguez es un reservista militar que le dijo a la policía que había hecho una gira en Kuwait e Irak.
La familia de Rodríguez tuvo que pagar una fianza de $100,000 dólares, por lo que está esperando su próxima cita en la corte en New City, Condado de Rockland.
Rodríguez se declaró inocente.
El padre hispano acusado de homicidio por la muerte el pasado viernes de sus hijos gemelos Maritza y Phoenix Rodríguez, de 11 meses, tras permanecer ocho horas dentro del vehículo de su progenitor con temperaturas sofocantes en El Bronx, logró salir en libertad bajo fianza..
El ex veterano de la guerra de Irak, Juan Rodríguez, de 39, enfrenta dos cargos por homicidio involuntario y otros por negligencia criminal, pero la jueza Patsy Goldbourne lo soltó en libertad condicional el sábado con 100 mil dólares en bonos y 50 mil en efectivo, que la familia pagó, dijo su abogado Joey Jackson.
Además, estará bajo vigilancia de suicidio y tendrá que ser evaluado psiquiátricamente.
Rodríguez, presuntamente de origen dominicano o puertorriqueño, llegó a su trabajo en el Hospital de Veteranos, estacionó su vehículo en el parqueo, ubicado en Kingsbridge Road con la avenida Sedgwick y olvidó dejar sus hijos en la guardería, que iban en la parte trasera.
Al regresar a las cuatro de la tarde y manejar su carro alrededor de una cuadra se percató de que sus hijos habían estado dentro del auto durante sus ocho horas de trabajo. Se paró inmediatamente y al abrir la puerta los observó como si estuviesen durmiendo, pero estaban muertos.
Llamó en seguida al 911 y gritaba desesperadamente. “¡Maté a mis bebés!” “¡Maté a mis bebés!” dijo a la policía al llegar al lugar.
Un testigo sostuvo que "el señor se desmontó del carro gritando, estaba nervioso, decía que lo ayudaran, abrió la puerta, y gritaba constantemente”.
Cuando fue liberado en la corte, intercambió un fuerte abrazo con su esposa llorosa, Marissa, la madre de los gemelos, quien fue vestida de negro y con el hijo sobreviviente de la pareja, de cuatro años, a quien Rodríguez sí había dejado en una guardería diferente antes de olvidar a los bebés, dijeron las autoridades.
La temperatura en el interior de un coche puede aumentar 20 grados Fahrenheit en 10 minutos y 50 en media hora, causando insolación, una emergencia médica que pone en peligro la vida.
Según datos del Consejo Nacional de Seguridad, desde 1998 hasta el presente han fallecidos en todo Estados Unidos 818 niños por insolación vehicular pediátrica.
El año pasado fue sido el de más decesos de este tipo con 52 casos. Durante este año se han reportado al menos 15 Este caso ha causado consternación en la sociedad neoyorkina.
El padre que dejó sus gemelos de un año olvidados en su vehículo, se declaró inocente de los cargos criminales, por el fallecimiento de los bebés.
El hispano residente en El Bronx, Nueva York, declaró a la Policía, que olvidó en su vehículo a los niños cuando se fue a trabajar la mañana de este viernes.
Juan Rodríguez, de 39 años, debió llevar a Mariza y Phoenix a la guardería, pero se fue directo al Hospital Fordham Manor VA, donde labora como trabajador social, dejando a los bebes en el asiento trasero hasta las 4:30 de la tarde, cuando terminó su jornada laboral.
Sin embargo, no fue hasta que el padre estaba conduciendo a casa que vio a los niños en el asiento trasero, dijo un funcionario del Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY). Inmediatamente, Rodríguez se detuvo en la calle Fordham Manor y llamó al 911.

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes