El precio de la Bonnotte se refleja también en su cuidado. Exige tanta atención del cultivador como la flor de un jardinero. Además de ser cosechada a mano, crece en un suelo muy particular, rico y fertilizado con racks, cuya riqueza mineral se encuentra exclusivamente en esta composición particular en el microclima soleado del norte de la pintoresca Ile de Noirmoutier.
La patata se siembra el 2 de febrero (Día de la Candelaria de Francia) y, precisamente 90 días después, está en condiciones óptimas, con buen sabor y lista para la cosecha. [Little Big Story]