Headlines

Hasta 25 tazas de café al día son seguras para el corazón


Buenas noticias para los amantes del café. Una investigación de la Universidad Queen Mary de Londres ha demostrado que consumir esta bebida no está asociado con tener arterias más rígidas, ni siquiera en personas que beben hasta 25 tazas al día.
La investigación, dirigida por el profesor Steffen Petersen, se ha presentado en la Conferencia de la Sociedad Cardiovascular Británica, en Manchester, y ha sido financiada en parte por la Fundación Británica del Corazón.
Las arterias son las encargadas de transportar sangre, que contiene oxígeno y nutrientes, del corazón al resto del cuerpo. Si se vuelven rígidas, puede aumentar la carga de trabajo en el corazón e incrementar la probabilidad de que una persona sufra un ataque cardíaco o un derrame cerebral.
El estudio de más de 8.000 personas en el Reino Unido desacredita los estudios anteriores que afirman que beber café aumenta la rigidez arterial. Las sugerencias anteriores de que el consumo de de esta bebida provoca arterias más rígidas son «inconsistentes» y podrían verse limitadas por un menor número de participantes, según el equipo detrás de esta nueva investigación.



El consumo de café se clasificó en tres grupos para el estudio. Los que beben menos de una taza al día, los que beben entre una y tres tazas al día y los que beben más de tres. Se excluyó a las personas que consumían más de 25 tazas de café al día, pero no se asoció un aumento de la rigidez de las arterias en las personas que bebían hasta este límite en comparación con las que bebían menos de una taza al día.
Las asociaciones entre el consumo de café y la rigidez de las arterias se corrigieron por factores como la edad, el sexo, el origen étnico, si era fumador, la estatura, el peso, la cantidad de alcohol que bebían, lo que comían y la presión arterial alta.
De los 8.412 participantes que se sometieron a exámenes de resonancia magnética y pruebas de ondas de pulso infrarrojas, la investigación mostró que los mayores bebedores café tenían más probabilidades de ser hombres, fumar y consumir alcohol regularmente.
«Si bien no podemos demostrar un vínculo causal en este estudio, nuestra investigación indica que el café no es tan malo para las arterias como sugerirían estudios anteriores. Aunque nuestro estudio incluyó a individuos que beben hasta 25 tazas al día, el promedio entre el grupo con mayor consumo de café fue de 5 tazas al día. Nos gustaría estudiar a estas personas más de cerca en nuestro trabajo futuro para que podamos ayudar a establecer límites de seguridad», explica el doctor Kenneth Fung, que dirigió el análisis de datos para la investigación en la Universidad Queen Mary de Londres.
«Hay varios estudios contradictorios que dicen cosas diferentes sobre el café, y puede ser difícil filtrar lo que deberíamos creer y lo que no deberíamos. Se espera que esta investigación ponga en perspectiva algunos de los informes en los medios, ya que descarta uno de los posibles efectos perjudiciales del café en nuestras arterias», señala el profesor Metin Avkiran, director médico asociado de la Fundación Británica del Corazón.

Los beneficios del café para la salud
En nuestro país el café no es sólo una bebida, es una forma de vida. No hacemos un descanso en el trabajo, vamos a por un café; si queremos tener una charla informal con alguien, quedamos para un café, y las largas sobremesas propias de nuestra cultura se acompañan de un café. Este elixir al que muchos recurren a primera hora de la mañana para «sentirse persona» ha estado perseguido a veces por una injusta mala reputación. Sin embargo, diferentes estudios están demostrando su efecto protector sobre la salud.
El último, publicado esta semana en « Journal of the National Cancer Institute», sugiere que el consumo de café podría estar asociado con un menor riesgo de desarrollar melanoma maligno.En concreto, la investigación, con una muestra de 447.357 personas, concluyó que los que consumían cuatro tazas al día o más tenían un 20% menos de riesgo. Otros estudios han relacionado su ingesta con un efecto protector en el hígado, frente a la diabetes, el párkinson, el alzheimer y algunos tipos de cáncer.
También se han desmontado mitos como que es malo para la salud cardiovascular. De hecho, un estudio publicado en 2012 en la revista «The New England Journal of Medicine» concluyó que tomar tres tazas de café diarias, con cafeína o descafeinado, podría reducir en un 10% el riesgo de muerte por enfermedades cardiacas, respiratorias, accidentes cerebrovasculares, lesiones y por accidentes, diabetes e infecciones.






Otra investigación, realizada con los centenarios habitantes de la isla griega de Ikaria, relacionaba su longevidad con el consumo de café hervido. «Hemos visto que los isleños centenarios que han bebido café hervido tienen un mejor funcionamiento cardiovascular endotelial. Cuando hay disfunción en el endotelio, las arterias se vuelven más rígidas, y son más frecuentes los ataques al corazón y los trombos», explicaba Gerasimos Siasos, profesor de la Universidad de Atenas y autor del trabajo que se publicó en « Vascular Medicine».
En un producto de origen natural resultado de una mezcla de miles de sustancias es complicado determinar qué es lo que lo convierte en beneficioso, aunque los dos componentes más estudiados son la cafeína y los antioxidantes. «El café es una de las fuentes más importantes de antioxidantes del mundo vegetal. En la prevención de determinadas enfermedades juegan un papel más importante los antioxidantes, y en otras la cafeína o ambos», explica a ABC el doctor Mariano de la Figuera, internista, médico de familia, y miembro asesor del Centro de Información Café y Salud.

Con moderación

Aunque la cafeína se percibe a veces como un ingrediente negativo, no lo es si se toma en su justa medida. Lo recomendable es no pasarse de las 4-5 tazas de nuestro café expreso al día. «A partir de ahí es cuando pueden aparecer efectos perjudiciales sobre el sistema nervioso, palpitación, taquicardia, insomnio y aumento de la presión arterial», advierte el doctor De la Figuera. En cualquier caso, las cantidades también dependen de cómo metaboliza cada persona la cafeína.
Pese a que esta sustancia aumenta la frecuencia cardiaca y puede elevar de forma puntual la presión arterial, «no existe motivo alguno para que un hipertenso bien controlado no pueda tomar café. Cualquier sujeto que sea hipertenso o padezca alguna enfermedad cardiaca puede tomar, en principio, hasta 4 o 5 tazas de café, puesto que no se ha podido evidenciar nunca su carácter nocivo en relación a la patología cardiovascular», apunta el doctor Enrique Galve, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).
A pesar de los efectos beneficiosos del café, se desaconseja su consumo «en niños menores de ocho años, en personas con trastornos neuropsiquiáticos, en los que el consumo pueda desencadenar ansiedad, crisis de pánico o insomnio; y en algunos pacientes que siempre están con taquicardias», apunta De la Figuera.

Respire aliviado si es de los que diariamente toman café o si recurre frecuentemente a esta popular bebida para mantenerse despierto. Un nuevo estudio desmiente a otros anteriores que le atribuían efectos negativos en nuestras arterias.
La investigación, realizada por la Universidad de Queen Mary, de Londres, encabezado por el profesor Steffen Petersen, determinó que incluso en personas que beben hasta 25 tazas de café al día no tienen riesgos de poseer arterias rígidas.
Según la Fundación Británica para el Corazón, que financió el estudio, las arterias rígidas aumenta la carga de trabajo en el corazón y por ende sube la probabilidad de un ataque cardiaco.
Estos datos se dieron a conocer el lunes en una conferencia de científico por la British Cardiovascular Society.
La investigación se llevó a cabo al dividir a 8,412 personas del Reino Unido en tres grupos y cada uno informó sobre su consumo del café.
“Los que beben café menos de una taza al día, los que beben entre una y tres tazas, y los que toman más de tres. Se excluyó a las personas que consumían más de 25 tazas, pero no se asoció el aumento de la rigidez de las arterias con las personas que bebían hasta ese límite alto en comparación con las que bebían menos de una taza al día”.
Según la web de la British Heart Foundation, de los 8, 412 participantes que se sometieron a los exámenes de resonancia magnética y pruebas de ondas de pulso infrarrojas, “los bebedores moderados y pesados de café tenían más probabilidades de ser hombres, fumar y consumir alcohol regularmente.
“Lo que descubrimos fue que beber más de tres tazas de café al día no aumentaba significativamente la rigidez de los vasos sanguíneos en comparación con las personas que beben una taza o menos al día”, sostuvo a CNN Kenneth Fung, quien dirigió el análisis de datos en la citada universidad de Londres.
Sostuvo que es que le están “diciendo a las personas que beban 25 tazas al día per se” y que en todo caso, si lo hacen dentro de las pautas recomendadas, “no esperamos ver un aumento en la rigidez arterial en comparación con los que beben una taza o menos al día”.

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes