Headlines

Kim Kardashian cambia el nombre de su colección de fajas tras indignar a los japoneses






Kim Kardashian patentó para los Estados Unidos la palabra “kimono” para su marca de ropa interior. En Japón ya hablan de “apropiación cultural”.
Kim Kardashian anunció el lunes que renunciaba a llamar "Kimono" a su nueva línea de ropa, después de provocar una enorme polémica en las redes sociales y de ser acusada de apropiación cultural.
[Kim Kardashian patentó "Kimono" para su marca y estalló la polémica por apropiación cultural]
"Después de una cuidadosa reflexión, lanzaré mi marca de ropa interior modeladora con un nuevo nombre", dijo la estrella a sus 142 millones de suscriptores a su cuenta de Instagram.





Las redes sociales respondieron al son del #KimOhNo
Las redes sociales respondieron al son del #KimOhNo
"Siempre estoy escuchando, aprendiendo y creciendo, así que aprecio la pasión y las diferentes perspectivas que las personas me brindan", dijo, asegurando que cuando lanzó su gama de fajas tenía "las mejores intenciones".
La esposa del rapero Kanye West, que creó su propia marca de cosméticos, perfumes y ropa, desveló la semana pasada en Instagram su nueva gama de ropa interior bautizada "Kimono", que, según explicó, era un juego de palabras a partir de su nombre.
No tardó en desatarse una tormenta en las redes sociales, donde algunos usuarios la acusaron de denigrar la vestimenta tradicional japonesa.
Daisaku Kadokawa, el alcalde de Kioto, incluso le pidió en una carta que desistiera de usar el término.
Las autoridades de la antigua capital imperial de Japón también expresaron su preocupación por "que se difunda una mala interpretación del kimono, pues la señora Kardashian es una poderosa influyente".





El término "kimono" significa literalmente "algo que usas".
Otrora común en el armario japonés, el kimono hoy en día suele estar reservado para grandes ocasiones como las bodas y es sobre todo utilizado por mujeres. Esta pieza de vestir refinada y costosa tiene fama de ser difícil de llevar.
El mundo de la moda se ve sacudido con frecuencia por controversias sobre la apropiación cultural, un concepto anglosajón que denuncia la utilización sin autorización de símbolos de culturas a menudo minoritarias.





Recientemente, el gobierno mexicano protestó por el uso de motivos textiles indígenas por parte de la casa neoyorquina de modas Carolina Herrera para su colección Resort 2020.
Este tipo des críticas también golpea muchas veces al mundo de la canción: Bruno Mars ha sido acusado de apropiarse de elementos de la cultura negra, y Katy Perry se disculpó por llevar trenzas africanas en un videoclip.







El anuncio de que Kim Kardashian iba a lanzar una colección de ropa interior moldeadora que prometía realzar las curvas de todas las mujeres y camuflarse a la perfección bajo cualquier atuendo se vio seguida de una fuerte polémica debido a la marca que había registrado para esa última aventura: Kimono.
Kim Kardashian to change shapewear brand name after cultural appropriation row
Vía PA News Ready World.
Las críticas por cruzar la línea de ese fenómeno que se ha bautizado en los últimos años como apropiación cultural no tardaron en lloverle, y el mismísimo alcalde de Kyoto le envió una carta pidiéndole por favor que no utilizara una palabra asociada a la cultura japonesa y su vestimenta que en la actualidad está tratándose de que sea reconocida como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco.









A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on
Ahora la esposa de Kanye West ha anunciado que no comercializará su línea de fajas bajo la marca Kimono, alegando que siempre está dispuesta a escuchar a sus fans y a aprender y evolucionar en su faceta como empresaria cuando se equivoca.
"Mis marcas y productos se construyen sobre la piedra angular de la diversidad y la inclusividad, y tras mucho pensar y reflexionar, he optado por sacar al mercado mis prendas moldeadoras utilizando otro nombre. Les daré más información muy pronto. Gracias por su apoyo y comprensión", ha añadido.
No cuesta demasiado imaginar que, cuando se le ocurrió la opción de Kimono para representar su última apuesta en el mundo de la moda, la celebridad estaba tratando de realizar un juego de palabras utilizando su propio nombre como ya ha hecho en ocasiones anteriores al crear, por ejemplo, sus Kimojis, unos emoticonos inspirados en su persona.
Mujeres en kimono en Asakusa, durante el festival Sanja en mayo de 2019.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl kimono es una prenda tradicional que tiene siglos de tradición en Japón.

El último emprendimiento de Kim Kardashian no pdría haber hecho más ruido en Japón. Y es que el nombre de su nueva línea de ropa interior, Kimono Intimates, hirió muchas sensibilidades.
Kardashian lanzó el martes una prenda que ella considera que "celebra y estimula la forma y las curvas de la mujer".
Pero los japoneses tomaron las redes sociales para denunciar una falta de respeto a una prenda que tiene una tradición de siglos.
El kimono, una especie de túnica de mangas anchas que se suele atar a la cintura, tiene sus orígenes en el siglo XV.
Considerada la prenda nacional de Japón, en la actualidad solo se usa en ocasiones muy especiales.
"Vestimos los kimonos para celebrar la salud, el crecimiento de los niños, compromisos, matrimonios, graduaciones... y también lo usamos en funerales", le explica a la BBC la japonesa Yuka Ohishi.
"Esa prenda ajustada ni siquiera recuerda a un kimono, ella simplemente eligió la palabra porque empieza por 'kim-'. No hay respeto a lo que la prenda significa en nuestra cultura".
Presentational white space

Kardashian registró la marca "Kimono" el año pasado en Estados Unidos. También tiene "Kimono Body", "Kimono Intimates" y "Kimono World".
La ropa interior, diseñada para no provocar marcas bajo la ropa, está disponible en varios colores.
"Tantas veces no pude encontrar un color como el tono de mi piel que necesitábamos una solución", escribió Kardashian en Twitter.













KardashianDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

Muchos han arremetido contra que pudiera haber registrado una marca que incluye una palabra de enorme significancia para la cultura japonesa.
Otros se mostraron molestos con que se trate precisamente de una prenda de ropa interior.
Los críticos han popularizado la etiqueta #KimOhNo.
"Me entristece que el nombre 'kimono' sea usado para algo completamente diferente de lo que nosotros los japoneses conocemos. Kimono es una prenda tradicional japonesa y estamos muy orgullosos de su historia y cultura. Lo lamento, pero siento que la elección del nombre es simplemente ignorante. #KimOhNo".











Presentational white space

"Guau, @KimKardashian. ¡Gracias por la carnicería de la cultura japonesa! Mi cultura no es un juguete tuyo. No tienes ningún respeto por nadie que no sea de tu familia, ¿cierto? En los 15 años de desarrollo de este proyecto, ¿no encontraste ningún asesor cultural? #KimOhNo #apropiacióncultural".













Presentational white space

"Estos son los kimonos de mi abuela. Algunos fueron teñidos y bordados por ella misma. De niña, me encantaba verla en su kimono. Mi abuela, que hace bonitos bordados, es también bella y siempre lo sentí como mágico" #KimOhNo.











Presentational white space

"No robes nuestra cultura" #KimOhNo.
Presentational white space

Otros temieron que la gente pueda empezar a asociar la palabra "kimono" con Kardashian y no con Japón.
"Me parece que ella tiene muchísima influencia en la cultura popular. Me temo que la gente acabe pensando en la palabra kimono como su marca", dijo Ohishi.
"Imagino que tendrá un efecto en los resultados de las búsquedas en internet, los hashtags, etc., si esta marca se vuelve tan potente como sus aventuras anteriores".
La última marca de Kardashian se muestra como inclusiva en diversidad y tallas, ya que vende desde la XXS a la 4XL. También está disponible en nueve colores.
Pero una experta en kimonos señala que es irónico que la prenda japonesa sea precisamente lo contrario de algo ajustado que marca las formas de la mujer.
"La estética del kimono es elegante y sutil. No revela ni marca la figura. Se envuelve para que la mujer no quede expuesta", comenta la profesora Sheila Cliffe, de la Universidad de mujeres Jumonji.




























"Si se convierte en un sostén y se lo llama sari, eso va a molestar a muchos. Muestra una falta de respeto extrema. (El kimono) es una expresión de la identidad japonesa. Esa palabra no puede pertenecer a Kim Kardashian".

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes