Headlines

La Conmemoración del 54 Aniversario de la Revolución del 65

La fundación Caamaño y otras entidades han realizado numerosos actos desde el pasado miércoles 3, recordando el 54 aniversario de la Revolución de 1965 y buscando con ello, que la memoria histórica y revolucionaria del pueblo francomacorisano no se pierda con el tiempo, como ha sido el deseo soterrado de autoridades que visten el traje de la reacción.
Esa iniciativa de recorrer las aulas de las escuelas, liceos, colegios y las universidades, con charlas, conferencias y conversatorios sobre las razones que dieron origen a la Revolución Constitucionalista del 24 de abril de 1965, tiene un valor incalculable en el enriquecimiento del conocimiento histórico en la clase estudiantil.
El cementerio “Las Mercedes”, conocido como el Cementerio Viejo, donde guardan los restos de una veintena de jóvenes de aquella gesta heroica, en horas de la mañana fue testigos de una ofrenda floral en honor a esos héroes y mártires, como Abrahancito Vargas, Ballardo Jiménez, Sòstenes Peña Jàquez, Chepe Sánchez y Pasito Polanco, entre otros.
En esa y otras actividades patrióticas han sido resaltados con mucha justicia, Claudio Caamaño Grullòn, Lora Fernández, Juan Miguel Román, ilio Capozzi y los héroes nacionales, coroneles Francisco Alberto Caamaño Deñó y Rafael Thomas Fernández Domínguez.
Nos llena de orgullo que en la conmemoración del 54 aniversario de la Revolución Constitucionalista, la fundación Caamaño, ADP, club Gregorio Luperòn y el CURNE, hayan reconocido la participación de la mujer francomacorisana, en la persona de Gladys Borrel, mencionada por Peña Gómez en uno de sus poemas, como la Coronela de abril.
Es de lamentar que más de 3 mil dominicanos cayeran en las Trincheras del Honor, combatiendo al grosero invasor yanquis y a militares dominicanos, quienes con el golpe de estado al profesor Juan Bosch, irrespetaron la vida constitucional del pueblo dominicano.
Paz a sus restos hoy, mañana y siempre.
Antonio María Jiménez
Antonio María Jiménez es locutor y periodista, director del Noticiario 1070 y dirige varios programas en Hibi Radio. Correo: redaccion@antoniomaria.net


Eran los soldados que estaban mejor preparados durante la Guerra de Abril. Aquella insignia del tiburón atravesado por un arpón sería el símbolo de fortaleza junto a esos uniformes negros y de camuflaje que vestirían a la soberanía de sagacidad y resistencia.
Así eran los Hombres Rana o “Comandos Navales” que, encabezados por el capitán de navío Manuel Ramón Montes Arache, y bajo las órdenes del presidente constitucionalista, coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, defenderían el retorno al poder del profesor Juan Bosch y la Constitución de 1963, y posteriormente a la Patria de la invasión militar estadounidense.
Bosch había sido derrocado el 25 de septiembre de 1963, con apenas 7 meses de gestión gubernamental, mediante un Golpe de Estado perpetrado por las Fuerzas Armadas y alentado por Estados Unidos, después que su gobierno fuera acusado de comunista.
Rápidamente se instauró un triunvirato, primero encabezado por Emilio de los Santos que renunció a raíz del fusilamiento de Manolo Tavárez Justo y sus compañeros en el levantamiento de Las Manaclas, en diciembre de ese año; y luego presidido por Donald Reid Cabral, quien agudizó la crisis económica y social del país, lo que provocó la sublevación de los cuarteles militares “16 de Agosto”  y “27 de Febrero”, el 24 de abril de 1965, y finalmente su derrocamiento.
El ideólogo de la revuelta fue el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, quien fue sacado del país como agregado militar designado en Chile. En su lugar, el líder indiscutible pasó a ser Caamaño Deñó, quien pudo vencer a las tropas de Elías Wessin y Wessin en el Puente Duarte, provenientes de San Isidro, que se oponían al regreso de Bosch al poder.
Pero aquellas primeras victorias no hubiesen podido ser realidades sin la ayuda de los Hombres Rana, quienes luchaban con los métodos de emboscada y sabotaje, cuyas tácticas fueron aprendidas por las enseñanzas de veteranos de la Segunda Guerra Mundial que se encontraban en el país.
Sus técnicas de guerra fueron vitales para el avance de los constitucionalistas y fueron instruidas por el comandante italiano Illio Capocci, quien murió en combate durante el asalto al Palacio Nacional el 19 de mayo de 1965, junto a Fernández Domínguez, el ideólogo de la revuelta y que regresó a República Dominicana días antes. Ahí murieron también Juan Miguel Román y Euclides Morillo, entre otros.
Testimonio
Anibal López, constitucionalista y miembro de los Hombres Rana, recuerda el sacrificio y arrojo que tuvieron todos sus compañeros de combate al ponerse del lado de Caamaño y el pueblo.
“El tercer levantamiento como fuerza militar fue la Escuela de Comando de Hombres Rana de la Marina de Guerra, que nos sublevamos, y yo conjuntamente con Ramón Mauricio Villanueva, nos lanzamos al río Ozama para investigar dónde estaba el comandante Montes Arache porque a la sazón él no era nuestro titular, sino el capitán de fragata Oscar Pérez Mota, quien nos había dicho que teníamos que hallar a Montes Arache vivo o muerto por traidor; pero nosotros sabíamos que él estaba con Caamaño y nosotros estabamos de su parte”, cuenta López.
Agrega que junto a Villanueva pudo llegar al Palacio Nacional y ponerse a las órdenes de Montes Arache, líder de los Hombres Rana y de Caamaño Deñó, presidente constitucional.     
“El presidente Charles de Gaulle valoró nuestro coraje, valoró el arrojo y lo intrépido que éramos los Hombres Rana. Y no solo él, el mismo líder invasor, Bruce Palmer, nos respetaba y decía que eramos el baluarte del sacrificio”, relata López.
La guerra sería patria...
Luego de la caída de Reid Cabral, había ascendido al poder una gestión provisional encabezada por Rafael Molina Ureña, quien optó por acudir donde el embajador estadounidense en el país, William Tapley Bennett, para negociar una solución a la grave situación en la nación. La respuesta del diplomático cambiaría todo: “Ustedes no están en disposición de negociar sino de rendirse”...
ACTOS DEL DÍA
HONOR
Efemérides. 

En ocasión de conmemorarse el 54 aniversario de la Gesta del 24 Abril, la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, junto a otras instituciones, realizará un depósito de Ofrenda Floral en el Panteón de la Patria a la memoria de los Héroes Nacionales coronel Francisco Alberto Caamaño Deño y coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, como a quienes ofrendaron sus vidas por República Dominicana.
PATRIA
Constitucionalistas.

La Fundación de los Militares Constitucionalistas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo anunciaron por separado varios actos que buscan recordar la revolución de 1965. Los Constitucionalistas tienen hoy una ofrenda floral en el Altar de la Patria y una conferencia en la Biblioteca Nacional en la noche. Estas actividades se realizan cada año para enaltecer la memoria de aquella gesta heroica.
UASD
LAS ACTIVIDADES.

La universidad iniciará las actividades conmemorativas de la Guerra de Abril a partir de las 7:45 de la mañana, con el “Homenaje de la UASD en recordación de Abril”, día en que también habrá una investidura de nuevos profesionales dedicada a los héroes de la gesta, a las 5:00 de la tarde. Como muchas entidades, la Primada de América ha jugado un rol en la memoria histórica de la nación.

Tras los combates en el Puente Duarte el 27 de abril de 1965, las fuerzas constitucionalistas arrebataron tanques a las tropas que trataron de ocupar la ciudad desde San
Isidro. Luego de hacerse con los blindados, los  constitucionalistas los utilizaron para la toma de la  Fortaleza Ozama, donde operaban los “Cascos Blancos” de la Policía. ARCHIVO

Es mayo de 1965. Un adolescente de 14 años camina por el ensanche Ozama, en la zona oriental de Santo Domingo, y avista en el cielo a un avión del comando aéreo de los Estados Unidos. Desde la aeronave se lanzan miles de volantes con mensajes impresos por el Gobierno estadounidense que, entre otras cosas, busca infundir la idea de que no son invasores los militares de su país que están en la República Dominicana, sino que llegaron para ayudar y restaurar la paz en medio de la guerra civil.
Hace apenas días, el 24 de abril en la tarde para ser exacto, que el dirigente del Partido Revolucionario Dominicana (PRD), José Francisco Peña Gómez, anunció a través del programa Tribuna Democrática, de Radio Comercial, que un grupo de militares, encabezado por el capitán Mario Peña Taveras, hizo preso al jefe de Estado Mayor del Ejército.
El político también arengó a la población a apoyar la acción militar que tenía como propósito restaurar en el poder al expresidente Juan Bosch, depuesto en septiembre de 1963 mediante un golpe de Estado que instauró en el país el Gobierno del Triunvirato.
El muchacho del ensanche Ozama recoge uno de los volantes. El texto que lee además lo escucha por altavoces instalados en el avión. Se acuerda de los guardias de los Estados Unidos que están asentados en su barrio, que reparten alimentos y asisten a los enfermos. Pero, aunque en las películas que ha visto los estadounidenses terminan siendo los héroes, en el fondo sabe que el objetivo de los militares es impedir los planes de quienes comenzaron la revolución con el lema “Vuelta a la constitucionalidad”.
En el siguiente video se puede ver el momento en el que se lanzan volantes en Santo Domingo desde un avión estadounidense.
Los volantes también contenían nombres de aquellas personas que, según las fuerzas extranjeras, son comunistas. Uno de esos nombres es el de José Israel Cuello, quien hoy, 54 años después, recuerda como un hecho jocoso una de las anécdotas de aquellos momentos. “Un día caminaba por la avenida Duarte y comenzaron a caer las hojas. Una persona que recogió uno (de los volantes) me dijo: ´Mira uno ahí´. Era yo (se ríe). Seguí caminando, él lo estaba diciendo en chanza, no era que me estaba persiguiendo, solo que me reconoció (ríe)”.
Fidelio Despradel, otro de los que aparecían en las listas de los “comunistas”, cuenta en su libro Fidelio, Memorias de un Revolucionario, Tomo II, cómo su esposa Olga, que aprovisionaba de alimentos a algunos de los combatientes en la denominada Zona Constitucionalista, dejó de llevarles comida porque “el comando norteamericano distribuyó un pequeño afiche con su foto, impartiendo instrucciones de que si la identificaban, la detuvieran y avisaran al Comando de las tropas invasoras”.
Despradel señala que un afiche similar aparecía con la foto suya y de Fafa (Rafael Taveras), otro de sus compañeros del Movimiento 14 de Junio, una de varias fuerzas civiles y políticas que se sumaron a apoyar la acción de los militares constitucionalistas.
En la edición de febrero de 1966 de la revista Military Review, publicada por el Ejército de los Estados Unidos, dos autores reseñan que el entonces presidente Lyndon Johnson ordenó que los infantes de marina y las tropas aerotransportadas entraran en el área asediada por la guerra en Santo Domingo. Pero estaba la necesidad de explicarle esa acción a la población para hacerle saber “el deseo” de su país “de ayudarlos” y la “necesidad de orden” y de “garantizar un gobierno que represente la voluntad del pueblo”.

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes