Headlines

El cambio de carbón a gas puede ayudar a estabilizar el Cambio Climático

Europa Press
Madrid
Un enfoque novedoso ha revelado la capacidad que la transición de carbón a gas en la producción de energía tiene para contribuir a estabilizar el proceso de calentamiento global.
Centrándose en los principales generadores de energía del mundo (China, Alemania, India y Estados Unidos), el análisis examinó los impactos de una variedad de emisiones directas e indirectas de tal cambio en escalas de tiempo más cortas y más largas, desde unas pocas décadas hasta un siglo.
"Muchos estudios anteriores fueron un tanto ambivalentes sobre los beneficios climáticos del cambio de carbón a gas", dice Katsumasa Tanaka, investigador principal de riesgos climáticos en el Instituto Nacional de Estudios Ambientales en Japón.
"Nuestro estudio explica mejor los beneficios climáticos que resultarían de esta transición energética, porque elegimos cuidadosamente las métricas para evaluar los impactos del clima a la luz de los avances recientes en la comprensión de las métricas". "Dada la situación política actual, entregamos un mensaje muy necesario para ayudar a facilitar el cambio de energía fuera del carbón en el marco del Acuerdo de París --apunta Tanaka--.
Sin embargo, el gas natural no es un objetivo final; lo consideramos como un combustible de puente hacia formas de energía más sostenibles a largo plazo a medida que avanzamos hacia la descarbonización".
Las preocupaciones sobre la fuga de metano del gas natural se han debatido intensamente, en particular en Estados Unidos, dado el uso creciente de 'fracking' (fracturación hidráulica) en la última década. Los esfuerzos científicos recientes han mejorado la comprensión del alcance de la fuga de metano en Estados Unidos, pero los impactos potenciales de la fuga de metano siguen siendo muy inciertos en el resto del mundo.
"Nuestra conclusión de que los beneficios del gas natural superan a los posibles riesgos es sólida en una amplia gama de fugas de metano y en incertidumbres en los datos y métricas de emisiones", apunta Tanaka, cuya investigación fue parcialmente apoyada por el Fondo para el Desarrollo de Tecnología e Investigación Ambiental de la Agencia de Conservación y Conservación del Medio Ambiente en Japón, con el apoyo adicional del Instituto de Estudios Avanzados de Sostenibilidad en Alemania y el Consejo de Investigación de Noruega. MÚLTIPLES MÉTRICAS PARA EXAMINAR IMPACTOS CLIMÁTICOS Las métricas de emisiones, o indicadores para evaluar los impactos al cambio climático de una variedad de tipos de emisiones, son herramientas útiles para obtener información sobre los impactos del clima sin la necesidad de ejecutar modelos de clima.
Estas métricas funcionan como factores de ponderación al calcular las emisiones equivalentes de CO2 de las emisiones de una variedad de gases de efecto invernadero. Sin embargo, los impactos climáticos resultantes observados a través de las emisiones equivalentes de CO2 son sensibles a las métricas específicas elegidas.
"Debido a que el resultado puede depender en gran medida de qué métricas se elijan y apliquen, es necesario reflexionar cuidadosamente sobre el significado y las implicaciones de cada elección específica", dice Francesco Cherubini, profesor de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología. "Cada tipo de emisión provoca una respuesta diferente del sistema climático.
Los resultados divergentes en estudios previos bien pueden provenir del tipo de métrica que se eligió", añade.
El estudio combinó múltiples métricas para abordar los impactos climáticos a corto y largo plazo en paralelo. Se encontró que las centrales eléctricas de gas natural tienen impactos menores a corto y largo plazo que las centrales eléctricas de carbón, incluso cuando se consideran altas tasas de fugas de metano, una gama completa de gases de efecto invernadero y contaminantes del aire, o problemas de incertidumbre.
"Nuestro estudio utiliza un conjunto de métricas en forma conjunta, a diferencia de muchos estudios que usan solo uno, para considerar los impactos del clima en diferentes escalas de tiempo: una métrica durante algunas décadas y otra por aproximadamente un siglo", señala Otavio Cavalett, colega de Cherubini.
"Esto nos permitió considerar la gran cantidad de contaminantes que pueden afectar al clima en diferentes escalas de tiempo", añade. "En la práctica, nos apartamos de las métricas disponibles del último informe del IPCC [Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático o Panel Intergubernamental del Cambio Climático] y nos centramos en aquellas que son más consistentes con los objetivos de temperatura del Acuerdo de París", dice Cherubini.
La elección de los autores de las métricas coincidió con las recomendaciones recientes del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Sociedad de Toxicología y Química Ambientales. Es la primera aplicación de estas recomendaciones al debate carbón-gas.
DIFERENCIAS REGIONALES Para garantizar que se tuvieran en cuenta las posibles diferencias regionales en el estudio global, el estudio comparó las métricas globales con las métricas regionales para examinar con mayor precisión los impactos.
"Consideramos un conjunto de los llamados contaminantes climáticos de corta duración (SLCP), como SOx, NOx y carbono negro, que pueden emitirse desde estas plantas", dice Bill Collins, profesor de la Universidad de Reading, en Reino Unido. "Esto requirió un análisis regional porque los impactos climáticos de los PCLC dependen de dónde se emiten, debido a su corta vida útil en la atmósfera", apunta.
El estudio realizado por Tanaka y sus coautores es parte de una creciente literatura que reafirma la necesidad de eliminar el carbón para mitigar el aumento de las temperaturas globales y frenar o revertir los impactos negativos del cambio climático.
El trabajo futuro relacionado podría considerar las cadenas de suministro y el comercio dentro y entre los países y otros factores ambientales, además de trabajar para mejorar la consistencia de las métricas para evaluar los impactos del clima. "La calidad del aire no es parte de nuestro análisis, pero incluirla probablemente fortalecería nuestra conclusión", dice Tanaka. Otros efectos ambientales, como la contaminación del agua potable y las actividades sísmicas inducidas, también podrían agregar dimensiones importantes al debate", concluye.


Relacionado +

El Día de la Tierra o Día Internacional de la Madre Tierra, es una celebración realizada el 22 de abril de cada año y tiene el objetivo de hacer conciencia entre las personas del planeta sobre los problemas que hay en el mundo para crear un equilibrio entre las necesidades económicas y sociales. 

Te puede interesar: Google celebra el Día de la Tierra con un doodle La escena del flamenco bebé y el cambio climático que conmovió a todos En todo el mundo se realizan actos para conmemorar esta fecha, pero sobre todo para implementar acciones necesarias para cuidar, mantener, conservar y valorar la Tierra y todos sus recursos naturales. 

ADVERTISING En 1970 se celebró por primera vez el Día de la Tierra y en 1972 se llevó a cabo la Cumbre de la Tierra de Estocolmo, la primera conferencia internacional sobre medio ambiente donde se establecieron las bases de las acciones a emprender para cuidar el agua, la flora y fauna y en educación ambiental. 

Desde entonces, el planeta ha perdido el 30 por ciento de su biodiversidad y enfrenta problemas globales, como el calentamiento global provocado por la actividad humana. 

En 2009, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra con el fin de recordar a todo el mundo la interdependencia existente entre los seres humanos y el resto de las especies. 

Un año después, en 2010, México fue sede de la celebración Décimo Aniversario del Lanzamiento de la Carta de la Tierra, que se llevó a cabo en Guanajuato, donde se abordó por primera vez el tema de la mitigación y adaptación de las personas ante el inminente cambio climático. 

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Madre Tierra es una expresión común utilizada para referirse al planeta Tierra en diversos países y regiones. "Por ejemplo, en Bolivia la llaman Pacha Mama y nuestros ancestros se referían a ella como Tonantzin", explicó la dependencia federal en su blog. 


Los conceptos respecto a la Madre Tierra también coinciden en esencia entre las etnias del mundo, por ejemplo, para los wixárikas de México, la Tierra es un ser divino central y es la madre Tatéi Yurianaka, una deidad que se da vida a sí misma y al mundo. 

Según la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, la Madre Tierra es la raíz de la vida, por ello es importante cuidarla y protegerla, "ella es el territorio común en donde habitan las comunidades, así mismo forma parte de su patrimonio cultural". 


Día de la Tierra: 4 animales que desaparecieron de América Latina en los últimos 15 años





Tortuga sobre unas piedras
Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos animales no están a salvo de la cacería humana: en el cielo las aves, en la tierra las tortugas y en el mar las focas.

Hay muchas acciones del ser humano que contribuyen a que se extingan los animales.
Esa ave exótica que tienes encerrada en una pequeña jaula o el poco interés en el calentamiento global están contribuyendo a la desaparición de especies en el planeta.
Desde 1992, la Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de abril como día internacional de la Madre Tierra y este año está enfocado en la preservación de las especies que son afectadas por el impacto ambiental que genera el ser humano en la Tierra.
Distintas organizaciones internacionales han expresado que reforzarán sus programas para proteger a los ejemplares que están en peligro de extinción.
Sin embargo, para algunos animales ya es demasiado tarde y las futuras generaciones solo podrán conocerlos a través de fotografías.
Estos son cuatro animales que vivían en América Latina y que desaparecieron a causa del ser humano.

El guacamayo azul




Cuatro ejemplares de guacamayo azulDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionDesde hace ya casi 20 años no se ha visto esta guacamaya en su hábitat natural.

Sí, esa ave azul que aparecía en la película animada "Río" se extinguió en su hábitat natural en el año 2000, 11 años antes de que se estrenara el filme cuyo tema central era alertar sobre el peligro de extinción de esta guacamaya.
Esta especie endémica de Brasil se extinguió en su forma salvaje a causa de la deforestación en su entorno y la cacería masiva para ser comerciadas como aves exóticas por su peculiar belleza, según reveló en un estudio la organización Bird Life en septiembre de 2018.
El reporte dice que aunque la especie está extinta en la naturaleza, existen entre 60 y 80 guacamayos azules que sobreviven en cautiverio.

La tortuga gigante de Pinta




Tortuga gigante de EcuadorDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa última tortuga gigante de las islas Galápagos pasó la mayor parte de su existencia sin otro compañero de su especie.

El último ejemplar de esta especie vivía en las islas Galápagos, en Ecuador, se le conocía como el Solitario George y falleció el 24 de junio de 2012 por desgaste de su propia edad, más de 100 años.
La población de esta especie de tortuga disminuyó hasta llegar a su extinción a causa de la desmedida cacería para comer su carne y comerciar su caparazón.
Durante la época de los piratas y bucaneros del siglo XVIII, se descubrió que las tortugas podían sobrevivir en la bodega de un barco por muchos meses, sin comida o agua.
Los navegantes, especialmente balleneros que frecuentaban las aguas de Galápagos en el siglo XIX, empezaron a extraer grandes cantidades de tortugas vivas y almacenarlas en el fondo de sus barcos como una fuente de carne fresca durante sus largos viajes, informó Linda J. Cayot, miembro de la organización Galapagos Conservancy, dedicada a preservar la vida del Solitario George.

El sapo dorado




Ejemplar de rana doradaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEstos anfibios dejaron de existir ante la falta de condiciones para su reproducción.

Este tipo de anfibio fue víctima del calentamiento global. Para su reproducción se requería cierto nivel de humedad, pero los cambios climáticos en su hábitat alteraron el ecosistema y no se reprodujeron nunca más.
Habitaban en las charcas del bosque nuboso Monteverde en Costa Rica. Estas charcas se secaron debido a un cambio drástico en la temperatura de la zona que evitó que se formara la neblina que las protegía, de acuerdo con el Centro Científico Tropical (CCT) de Costa Rica.
La última vez que se vio este anfibio fue en 1989. En 2008, el CCT hizo una expedición a los bosques para buscar algún sobreviviente y declaró que no hallaron ningún ejemplar, por lo que ya se declara extinto.

La foca monja del Caribe




Ilustración de una foca monjeDerechos de autor de la imagenNATIONAL OCEANIC AND ATMOSPHERIC ADMINISTRATION/D
Image captionLa industria pesquera se beneficiaba de la venta de la piel y grasa de esta foca.

Este mamífero marino que solía nadar por las corrientes del Golfo de México fue declarado extinto en 2008.
La Administración Nacional Atmosférica Oceánica (NOAA por sus siglas en inglés) señaló que su desaparición se debió a causas humanas.
Esta especie de foca era cazada por la industria pesquera para obtener su piel y grasa y comerciar con ellas.
En este día de la Madre Tierra bajo el lema "Protejamos nuestras especies", la ONU busca sensibilizar sobre el riesgo que corre la biodiversidad y cómo se ve afectada principalmente por las actividades depredadoras de los seres humanos.




Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes