Headlines

Juicio a "El Chapo" Guzmán: el dramático pedido de la fiscalía de EE.UU. al jurado para que el capo sea declarado culpable

Dibujo de una audiencia durante el juicio contra "El Chapo" Guzmán.

Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image caption"El Chapo" Guzmán enfrenta una pena de cadena perpetua si es hallado culpable.

Tan resuelta está la fiscalía de Estados Unidos a lograr que Joaquín "El Chapo" Guzmán sea condenado por narcotráfico, que este miércoles exhibió dos fusiles AK-47 y varios ladrillos de aparente cocaína durante sus alegatos finales ante el jurado.
Se trató de un golpe de efecto, para acompañar lo que la fiscal Andrea Goldbarg calificó como una "avalancha de evidencia" presentada contra Guzmán en la corte federal de Brooklyn, Nueva York, durante 10 semanas de juicio.
Goldbarg repasó testimonios, grabaciones y otras pruebas volcadas para sustentar los 10 cargos que enfrenta "El Chapo", quien se declara inocente y podría recibir cadena perpetua si es hallado culpable.
Este jueves llega el turno de los alegatos finales de la defensa, que rechaza que Guzmán sea líder del cartel de Sinaloa como argumenta el gobierno, y es posible que el jurado comience a deliberar a partir del mismo día o el viernes.
Tras recordar los dos escapes carcelarios del Chapo en México y las veces que se escabulló de operativos para capturarlo, Goldbarg aseguró que el acusado "siempre tuvo un plan" para evitar la prisión.
"Quería evitar sentarse justo ahí, delante de ustedes", dijo la fiscal a los miembros del jurado, que deben dar su veredicto por unanimidad, y a pocos metros del propio Guzmán.
"No dejen que eluda su responsabilidad. Hagan que rinda cuentas por sus crímenes. Declárenlo culpable de todos los cargos", pidió Goldbarg.

56 testigos

El del Chapo era considerado desde su inicio el mayor juicio por drogas en la historia de EE.UU., y el gobierno no parece haber escatimado recursos para llevarlo adelante.


Foto de "El Chapo" Guzman distribuida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa defensa del Chapo sostiene que el acusado nunca encabezó el cartel de Sinaloa.

La fiscalía presentó 56 testigos, 14 de ellos cooperantes: exnarcos o colaboradores próximos de Guzmán que testificaron en su contra en procura de reducir sus propias sentencias.
El último de ellos fue Isaías Valdez Ríos, alias "Memín", que trabajó como sicario del Chapo en las sierras de Sinaloa y testificó sobre tres asesinatos cometidos por su expatrón.
Según "Memín", los tres hombres fueron torturados antes de ser ejecutados a quemarropa por Guzmán: uno fue enterrado estando aún vivo y los otros dos cadáveres ordenó que los quemaran, para que "no queden ni los huesos".
Goldbarg evocó esa escena de dos hombres reducidos a cenizas en una hoguera al iniciar sus alegatos finales y señaló que Guzmán los mató con sus manos porque "trabajaban para un cartel rival y no para él".
La fiscal repasó más adelante otros testimonios que hubo en el juicio sobre homicidios ordenados por "El Chapo" a enemigos o a personas que sospechaba que podían ser informantes de las autoridades.

"Un jefe"

Pero la conspiración para asesinato es apenas una de las 27 violaciones legales descritas dentro del primer cargo que enfrenta Guzmán.
Ese primer cargo es el más importante de la acusación: señala que "El Chapo" integró y lideró una organización criminal (el cartel de Sinaloa) entre 1989 y 2014 junto a Ismael "El Mayo" Zambada.


"El Chapo" con un fusil dorado. Foto de la Fiscalía de Estados Unidos.Derechos de autor de la imagenUNITED STATES ATTORNEY'S OFFICE
Image captionVarias grabaciones atribuidas al Chapo fueron presentadas por la fiscalía en el juicio en su contra.

La defensa ha argumentado desde el comienzo del juicio que Zambada -que nunca ha sido detenido- es el verdadero líder del cartel y conspiró contra "El Chapo" junto a gobernantes corruptos de México.
Goldbarg respondió directamente a ese argumento señalando que diversos testigos cooperantes que trabajaron a las órdenes de Guzmán "probaron que era un jefe".
"¿Quién viaja en autos blindados?", preguntó la fiscal y prosiguió: "¿Quién tiene una red de túneles para escapar? ¿Quién viaja en sus jets y helicópteros? ¿Quién tiene un ejército de hombres a su mando? ¿Quién tiene una pistola con diamantes incrustados?".
"La respuesta es de sentido común: un jefe del cartel de Sinaloa", continuó.
La fiscalía también volvió a pasar en la corte audios de llamadas telefónicas interceptadas a Guzmán con la ayuda de Christian Rodríguez, un técnico colombiano que instaló el sistema de comunicaciones encriptadas del narco y luego las entregó al Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI por sus siglas en inglés).
Son pruebas difíciles de refutar: en un audio se escucha al Chapo negociar seis toneladas de cocaína con la hoy desmovilizada guerrilla colombiana de las FARC, en otro decir a uno de sus hombres que eviten "fusilar" a vendedores de cocaína en México, y en otro hablar de sobornos a un miembro de la procuraduría.

"Su trabajo"

La fiscalía también atribuyó a Guzmán haber exportado varias decenas de toneladas de cocaína a EE.UU. por distintos medios: camiones, trenes, barcos y hasta submarinos.
Para ello se basó en testimonios de otros exmiembros del cartel de Sinaloa y de colombianos que fueron proveedores de drogas del Chapo, como Jorge Cifuentes o Juan Carlos Ramírez, alias "Chupeta".


Chupeta.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEste colombiano conocido con el alias de "Chupeta" aceptó declarar en contra del Chapo con el objetivo de conseguir una reducción de condena.

Goldbarg indicó que solo "Chupeta" envió a Guzmán 55 toneladas de cocaína entre 2003 y 2005, citando lo que dijo el propio colombiano y los libros de contabilidad que llevaba, que fueron presentados como prueba.
Según la fiscal, esos fueron años de apogeo del cartel de Sinaloa, que luego entró en guerras con familias rivales como los Carrillo Fuentes o los Beltrán Leyva.
A eso se sumaron incautaciones de toneladas de drogas en Sudamérica o EE.UU., que llevaron a Guzmán a cambiar sus métodos de transporte y reducir las cantidades movidas en cada envío.
Pero una de las preguntas que tendrá el jurado en la hoja de veredicto para determinar la culpabilidad o inocencia del Chapo en el primer cargo es si el gobierno probó más allá de una duda razonable que movió al menos 150 kilos de cocaína.
La fiscalía afirma que sí.


Dibujo de una audiencia durante el juicio contra "El Chapo" Guzmán.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLas grabaciones son algunas de las pruebas materiales más contundentes volcadas en el juicio contra Guzmán.

Otra pregunta es si su organización criminal recibió US$10 millones o más en ingresos brutos durante al menos un período de 12 meses debido al tráfico de cocaína.
Goldbarg también dijo que esto fue probado con creces. Por ejemplo, citó testimonios sobre el envío de latas de chiles con cocaína a EE.UU. por un valor de US$400 millones o US$500 millones al año entre 1990 y 1993.
Los demás cargos se relacionan con esas violaciones del primero e incluyen distribución e importación de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana, así como uso de armas de fuego y lavado de dinero.
"En el transcurso de las 10 semanas el gobierno ha probado los 10 cargos más allá de una duda razonable", señaló la fiscal a los miembros del jurado, antes de decirles: "Su trabajo aún no está hecho".

Las sorprendentes revelaciones en el juicio contra Joaquín Guzmán que llega a su etapa culminante




"El Chapo"Derechos de autor de la imagenAFP
Image caption"El Chapo" Guzmán puede recibir una sentencia a cadena perpetua si es hallado culpable.

El llamado "juicio del siglo" está por llegar a su fin.
Tras más de dos meses de presentación de pruebas e interrogatorios a testigos, el proceso judicial en contra de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", se acerca a su conclusión esta semana.
Los fiscales presentaron este miércoles sus alegatos finales ante el jurado, mientras que el jueves lo harán los defensores.
Durante casi 80 días, el tribunal en Brooklyn, Nueva York, ha escuchado las declaraciones de decenas de testigos presentados por la Fiscalía. Solo uno fue citado por parte de la defensa el martes.
De las declaraciones han surgido revelaciones extraordinarias. Estas son 5 de las más llamativas.

1. Sobornos de alto perfil

Los testimonios sobre sobornos de la organización de Guzmán Loera a funcionarios mexicanos incluyeron a dos expresidentes de México.



Juicio al Chapo en Nueva YorkDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionUn testigo del juicio contó una anécdota sobre un accidente de avión que sufrió Guzmán.

Primero fue el abogado del capo, Jeffrey Litchman, quien en su alegato de apertura del juicio aseguró que los presidentes Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018) recibieron "cientos de millones de dólares en sobornos".
Tanto Calderón como Peña Nieto -que en el momento de la declaración de Litchman aún estaba en el cargo- rechazaron los señalamientos.
Pero el pasado 16 de enero, un excolaborador del Chapo, Alex Cifuentes, fue más específico en el caso de Peña Nieto.



Enrique Peña NietoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl expresidente Enrique Peña Nieto rechazó de inmediato las acusaciones de haber recibido sobornos.

"¿Guzmán pagó un soborno de US$100 millones al presidente Peña Nieto?", preguntó Lichtman al testigo, quien respondió: "Así es".
El exmandatario no emitió una respuesta a este nuevo señalamiento, pero el exjefe de la oficina de la Presidencia Francisco Guzmán tachó de falsedad la declaración del narcotraficante.

2. Enterrado vivo

Uno de los testimonios que más asombro causó fue el de Isaías Valdez Ríos, un exguardaespaldas del Chapo que describió el nivel de violencia que ejercía su jefe con sus propias manos.
El testigo declaró sobre dos "traidores" que se habían unido al cartel rival Los Zetas y que, tras ser capturados, fueron llevados ante la presencia de Guzmán Loera.
Durante más de tres horas, el capo los golpeó brutalmente.



Pistola con iniciales del Chapo GuzmánDerechos de autor de la imagenOFICINA DEL FISCAL DE EE.UU.
Image captionDurante el juicio, la Fiscalía presentó pruebas de las extravagantes armas que tenía El Chapo, como una con incrustaciones de diamantes.

"Eran como muñecas de trapo, sus huesos estaban totalmente rotos. No podían moverse. Y Joaquín todavía los estaba golpeando con una rama y su arma", dijo Valdez el pasado 24 de enero.
Los dos hombres fueron ejecutados por el Chapo con disparos en la cabeza y sus cuerpos fueron quemados en una gran hoguera para que no quedaran ni los huesos, según Valdez.
El hombre contó cómo atestiguó la ejecución de un tercer hombre con un nivel de violencia aún mayor.
"Hizo quemaduras con un hierro en la espalda, su camisa se le pegaba a la piel. Tenía quemaduras hechas con un encendedor en todo el cuerpo. Sus pies fueron quemados", dijo Valdez al jurado.



Ilustración de Isaías ValdezDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionIsaías Valdez fue presentado como un exguardaespaldas del Chapo Guzmán.

Luego de pasar días encerrado, lo llevaron con los ojos vendados a un cementerio y, tras interrogarlo más, Guzmán Loera le disparó con su arma.
El hombre todavía estaba jadeando intentando tomar aire cuando fue arrojado a un agujero y enterrado vivo, según el testimonio de Valdez.

3. El Chapo negociando

Otro de los momentos más sorprendentes fue cuando el tribunal escuchó grabaciones en las que se escucha la voz de Guzmán Loera en una negociación de narcotráfico.
Los fiscales presentaron un audio en el que, aseguran, El Chapo sostiene una conversación telefónica con un narcotraficante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
En los casi 12 minutos, Guzmán Loera le plantea a su contraparte la compra de seis toneladas de cocaína.







La grabación de la negociación entre "El Chapo" Guzmán y un narco de las FARC

"Me dice mi sobrino que usted tiene 6 (toneladas) y si se le pagan 2 y media, usted las pone en Guaya (Guayaquil, Ecuador)", se escucha al Chapo.
Su interlocutor, no identificado, le responde: "Yo me muevo siempre y cuando, como quedamos, el 50% me lo dejen depositado. Y arranco inmediatamente para allá".
Esta fue la primera vez que se escuchó públicamente al líder del cartel de Sinaloa en una negociación.

4. El software espía del Chapo

Otro de los testimonios reveladores fue el de Christian Rodríguez, un técnico en comunicaciones digitales colombiano que instaló software y equipos de espionaje para el Chapo a partir de 2008 y hasta 2012.
Se encargó de instalar un sistema de comunicaciones a prueba de intercepciones y el capo quedó tan complacido que pidió más software para espiar a múltiples personas, desde sus trabajadores hasta sus parejas, entre ellas su esposa Emma Coronel.



Emma CoronelDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEmma Coronel, la esposa de Guzmán Loera, estuvo presente en el tribunal durante la mayor parte del juicio.

"Me llamaba todo el tiempo para pedirme cosas para el software espía", aseguró Rodríguez
Pero lo que para Guzmán Loera llegó a ser su "juguete" de espionaje predilecto luego se volvió en su contra, pues Rodríguez se volvió cooperante secreto de las autoridades de Estados Unidos en 2009.
El software que había instalado para el líder del cartel de Sinaloa sirvió para que EE.UU. accediera a conversaciones del narcotraficante -algunas presentadas en el juicio- sobre negocios de drogas, violencia y sobornos a autoridades.
También fueron recuperados los mensajes de Guzmán Loera con sus parejas.

5. 328 millones de líneas de coca

Guzmán, de 61 años, está acusado de introducir más de 150 toneladas de drogas a EE.UU.
Durante el juicio, los testigos y los fiscales expusieron los métodos del cartel de Sinaloa para introducir las drogas desde México, desde el uso de camiones con doble fondo hasta sofisticados túneles en la frontera.



Eduardo Balarezo es uno de los abogados del ChapoDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLa defensa de Guzmán se centró en afirmar que su cliente no era el líder del cartel de Sinaloa, sino solo uno de sus cabecillas.

Pero uno de los testimonios más llamativos fue el del fiscal federal adjunto Adam Fels, quien dijo que el Chapo había enviado "más de una línea de cocaína para cada persona en Estados Unidos" en tan solo cuatro de sus envíos.
Eso equivale a más de 328 millones de líneas de cocaína, señaló el fiscal al tratar de dimensionar para el jurado de qué tamaño eran las actividades de narcotráfico del acusado.
A partir del viernes, los jurados se tomarán el tiempo que sea necesario para determinar si Joaquín Guzmán Loera es culpable.
De ser así, el que fuera uno de los hombres más buscados del mundo podría enfrentar una sentencia de cadena perpetua en Estados Unidos.

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes