Calcula cuál es tu Índice de Masa Corporal y qué significa para tu salud

Báscula

Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

El Índice de Masa Corporal se calcula simplemente tomando el peso de una persona (en kilogramos) y dividiéndolo por su estatura (en metros) al cuadrado.
El IMC es una manera estándar de determinar si un adulto tiene el peso correcto para su estatura. Para la mayoría de adultos, el peso normal está entre 18,5 y 24,9.
Introduce tu peso y altura para saber cuál es el tuyo y qué significa para ti.

¿Qué limitaciones tiene el IMC y cuándo no debes usarlo?

Este indicador tiene sus limitaciones ya que no tiene en cuenta la composición corporal, es decir, no distingue si el peso es a causa de una acumulación de grasa corporal o bien de masa muscular.
Puede que tengas mucho músculo (y poca grasa), entonces el resultado del IMC puede que no refleje tu estado de salud.
No deberías usarlo si eres menor de 18 años, si estás embarazada o si tienes algún trastorno alimenticio.
Si tienes dudas sobre tu peso, o tu salud en general, consulta a tu médico.
El índice de masa corporal se utiliza para evaluar el estado nutricional de las personas, es decir, su grado de delgadez o sobrepeso. En este artículo explicaremos en detalle qué es el índice de masa corporal o IMC y cómo se calcula.
Aunque este índice se tiene en cuenta para diagnosticar alteraciones como la anorexia y la obesidad, lo cierto es que sus severas limitaciones hacen que su popularidad esté disminuyendo de forma progresiva y que no resulte conveniente tomarse demasiado en serio esta medida.

¿Qué es el índice de masa corporal (IMC)?

El índice de masa corporal, habitualmente abreviado como “IMC”, es una medida que analiza la relación entre la altura y el peso corporal. También es conocido como “índice de Quetelet” por su creador, el estadístico belga Adolphe Quetelet.
El objetivo del IMC es cuantificar la cantidad de masa de una persona, es decir, su proporción de grasa, músculo y hueso. Dependiendo del valor obtenido se clasificará a cada individuo en un rango de peso distinto: infrapeso, normopeso, sobrepeso u obesidad.
Las categorías que indican un peso fuera de lo normal están formadas a su vez por subcategorías que indican el grado de severidad. Así, la obesidad y el infrapeso pueden ser leves, moderados o severos, mientras que el sobrepeso se considera un rango no patológico que precede a la obesidad.
La mayor utilidad del índice de masa corporal es su capacidad para predecir el riesgo de trastornos físicos: cuanto más alto sea el IMC, mayor será la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovascularesdiabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño u osteoartritis, entre otros. Por contra, el infrapeso favorece la aparición de hipotensión, alopecia, sequedad de piel, infertilidad y muerte prematura por desnutrición, como sucede en algunos casos graves de anorexia.
Estos valores pueden variar en función de la edad, el género y la etnia de la persona, por lo que la medida básica del IMC no es siempre igual de útil e informativa y conviene compararse con grupos de referencia de características similares a las nuestras.

¿Cómo se calcula el IMC?

El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso (en kilos) entre la altura (en metros cuadrados). Por tanto, la fórmula para calcularlo es la siguiente: IMC = kg/m2.
En Internet existen muchas páginas web que calculan de forma automática el índice de masa corporal si introducimos nuestro peso y nuestra altura. Asimismo se pueden encontrar tablas y gráficos para situarnos de forma visual en el rango de masa corporal que nos corresponda.
En cualquier caso, es muy sencillo obtener este valor con ayuda de una calculadora, incluso por escrito o mentalmente: multiplicamos nuestra altura en metros por este mismo número y posteriormente dividimos nuestro peso en kilos entre el valor obtenido en la operación anterior.
Tomemos como ejemplo a una persona que mida 1,70 metros y pese 65 kilos. En primer lugar multiplicamos la altura por ella misma (1,7 x 1,7 = 2,9). A continuación dividimos el peso entre este número (65 / 2,9 = 22,4).
Por tanto, en este caso el IMC sería de 22,4; este valor se corresponde con el rango de peso ideal según Quetelet, como veremos en el apartado siguiente.

Estado nutricional en función de esta medida

Una vez obtenido nuestro valor en el índice de masa corporal, el paso siguiente es situarnos en una de estas 8 categorías del estado nutricional:
  • Infrapeso severo: 16 o menos
  • Infrapeso moderado: 16-16,99
  • Infrapeso leve: 17-18,49
  • Peso normal: 18,5-24,99
  • Sobrepeso: 25-29,99
  • Obesidad leve: 30-34,99
  • Obesidad moderada: 35-39,99
  • Obesidad mórbida: 40 o más
Como vemos, y desde un punto de vista nutricional, el peso ideal no es un único valor, sino un rango bastante amplio; es muy importante tener esto en mente puesto que existe la dañina creencia de que las personas deberíamos pesar exactamente un número de kilos determinado.
Siguiendo el ejemplo del apartado anterior, según el IMC el rango de peso saludable para una persona que mide 1,70 metros se encuentra entre 53,6 y 72,5 kg, aproximadamente.
Si se ajustan las puntuaciones en función de la edad y de la talla, se considera que tienen infrapeso las personas cuyo IMC es superado por el 95% de la población, mientras que el sobrepeso designa a las personas con un IMC superior al 85-95% de la población, y la obesidad a quienes se encuentran en el 5% superior.

Precauciones y limitaciones de su uso

El índice de masa corporal tiene una serie de limitaciones que llevan a muchos expertos en nutrición y biología humana a desestimarlo como medida válida. Ni siquiera está claro que sea realmente eficaz para predecir el riesgo de enfermedades, en especial las relacionadas con el sobrepeso.
Entre otros problemas, el IMC sobrevalora el estado nutricional de las personas altas e infravalora el de quienes son de estatura baja, de modo que es más fácil que categorice como obesas a las primeras y que a las personas bajas se las enmarque en el infrapeso.
Otra de las limitaciones principales de este índice es que no distingue la grasa de la masa muscular. En consecuencia, los valores del IMC suelen sobreestimar el peso de las personas musculadas.
Así pues, el índice de masa corporal no es en absoluto un instrumento ideal para valorar nuestro estado nutricional. No obstante puede ser una buena forma de hacernos una idea general de nuestro peso, especialmente si lo combinamos con otras medidas, como el calibrado de los pliegues cutáneos y del diámetro de la cadera y otras partes del cuerpo. 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario