Teléfonos de los años 90 estarían vinculados al cáncer

Los estudios de toxicología realizados durante más de 10 años han encontrado que la alta exposición a la radiación de las frecuencias de radio utilizadas por los teléfonos celulares estuvo relacionada con tumores en ratas macho.
El Programa Nacional de Toxicología (NTP, por sus siglas en inglés) de EE.UU., que publicó esta semana los resultados de su estudios de US$30 millones, encontró que la radiación de radiofrecuencia (RFR) similar a la utilizada en los teléfonos celulares 2G y 3G está asociada con tumores cardíacos cancerosos en ratas macho. Los estudios también encontraron evidencia de que la radiación estaba relacionada con tumores en el cerebro de ratas y glándulas suprarrenales. No está claro si los tumores observados en ratas hembras, así como en ratones machos y hembras, estaban relacionados con la exposición a la radiación.
"Creemos que el vínculo entre la radiación de radiofrecuencia y los tumores en ratas macho es real", dijo John Bucher, científico principal de NTP, en un comunicado. Agregó que expertos externos estuvieron de acuerdo con el hallazgo.
Los estudios examinaron la radiación similar a la utilizada en los teléfonos celulares 2G y 3G porque esas redes eran estándar en el momento en que se diseñaron los estudios. Ambas redes permanecen en uso actualmente para llamadas y textos. Los estudios no investigaron los tipos de RFR utilizados para redes Wi-Fi o 5G.
"5G es una tecnología emergente que aún no se ha definido", dijo el toxicólogo principal Michael Wyde en el comunicado. "Por lo que entendemos actualmente, es probable que difiera dramáticamente de lo que estudiamos".
Los estudios podrían ser un paso importante para comprender el impacto de RFR en los seres humanos. Pero las exposiciones en los estudios no se pueden comparar directamente con lo que experimentan los humanos, dijo Bucher. Las ratas y ratones en el estudio fueron expuestos a la radiación en todo el cuerpo, mientras que los humanos usualmente están expuestos a la radiación cerca de donde guardan sus teléfonos.
Los niveles de exposición y la duración también fueron mayores en los estudios. El nivel de exposición más bajo fue el mismo que el máximo permitido para los usuarios de teléfonos celulares, un nivel de potencia que "rara vez ocurre con el uso típico de teléfonos celulares", según el comunicado del NTP. El nivel de exposición más alto utilizado en los estudios fue cuatro veces mayor que el nivel de potencia máximo permitido.
En los estudios, las ratas fueron expuestas a RFR a partir de cuando estaban en el útero. Los ratones se expusieron a las 5 o 6 semanas de edad. Los animales estuvieron expuestos hasta por dos años, durante aproximadamente nueve horas al día (con 10 minutos de exposición y 10 minutos de descanso entre ellos).
Uno de los puntos fuertes de los estudios fue que los científicos podían controlar la cantidad de radiación que recibían las ratas y los ratones, lo cual no es posible cuando se estudia cómo los humanos usan los teléfonos celulares, dijo Wyde. Los estudios sobre el uso de teléfonos celulares humanos a menudo se basan en cuestionarios. Los niveles de RFR en los estudios variaron de 1.5 a 6 vatios por kilogramo en ratas y de 2.5 a 10 vatios por kilogramo en ratones.
El Programa Nacional de Toxicología compartirá los resultados de los estudios con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que luego revisarán la información como parte de su estudio sobre los efectos potenciales de la RFR en humanos.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario