Un mercado drogado: la burbuja de la marihuana vuelve locos a los inversores

La bolsa está que echa humo. La paulatina legalización del cannabis en varias partes del mundo (EE.UU. y Canadá siendo los casos más recientes) está despertando el mono de los inversores, que han visto en este sector unos brotes verdes muy prometedores.
La subida de las compañías que operan en este sector está siendo alucinante (que no alucinógena): el BI Cannabis Index recogido por Bloomberg confirma que las firmas que operan en la venta de marihuana están siendo imbatibles: se han revalorizado más que el oroWall Street y hasta más que el bitcoin. En promedio han duplicado su valor en un año.

El principal motor de este crecimiento reside en las novedades legislativas. Por ejemplo, en EE.UU. hay nueve estados que han eliminado las restricciones al uso del cannabis, esto significa que uno de cada cinco estadounidenses puede fumar libremente. Y hay otros 29 estados que lo autorizan para usos terapéuticos.
En este contexto, no es de extrañar que los inversores han olfateado un negocio de alto potencial. “Es como la Apple del futuro”, declaraba Steven Hawkins, presidente de Horizon Etf, un fondo de inversión especializado en estas compañías. Para los analistas de Cowen &Co, el mercado legal del cannabis puede valer 50.000 millones de dólares para el 2026.




La evolución del negocio del cannabis comparado con el de otros activos
La evolución del negocio del cannabis comparado con el de otros activos

Canadá es el último país que acaba de sumarse al tren, al introducir la completa despenalización el próximo 19 de octubre. Algunas compañías del sector en la Bolsa de Toronto allí han subido hasta las nubes y se han apreciado en el último año unos 300%.
Aun así, el horizonte no está despejado: ¿Estamos ante una burbuja? Hay un elemento que considerar: el creciente apetito de las firmas espirituosas. De hecho, hay quien sostiene que, con la marihuana que va teniendo luz verde, podría tener lugar un desplazamiento de un vicio a otro. Esto explicaría por qué Constellation Brand, un coloso de las marcas alcohólicas (cerveza Corona), ha decidido adquirir una cuota de Canopy Growth, que opera en el cannabis. “No sabemos todavía si los bebedores gastarán dinero también para el humo, tampoco sabemos si entre los dos sectores serán complementarios o uno canibalizará el otro”, reconocía el consejero delegado, Rob Sands. Incluso un gigante como Coca Cola estaría estudiando la posibilidad de comercializar una bebida con un componente (no psicótico) de esta sustancia.








Sin embargo las valoraciones de varias de estas compañías se han disparado más allá de cualquier expectativa. El conjunto de estas empresas tiene una capitalización de 35.000 millones de dólares, pero el mercado del cannabis es todavía pequeño.
La canadiense Tilray, en el primer semestre de este año, tuvo unas pérdidas de 18 millones y ya cuenta con una capitalización de 14.000 millones de dólares. Salió a cotizar en julio en el Nasdaq a 22 dólares la acción, pero los títulos en septiembre llegaron a 300.

Cotizaciones disparadas

La relación entre facturación y valor de las acciones de las mayores empresas es de tres dígitos: Canopy Growth: 132, Aurora Cannabis (que cuenta entre sus socios al poderoso Vanguard Group), 106. Y GW Pharmaceuticals, 231. Para que se tenga una idea, Apple o Amazon están en 4.
Pese a las recientes aperturas, el tema regulatorio tampoco está muy claro en muchos países. Y existe la posibilidad de que al florecer una demanda nueva se apliquen nuevos impuestos. Para quedar descolocados. 

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario