Jenny Polanco el ámbar de la elegancia


 Santo Domingo
De imagen sobria, de hablar pausado y de una magia exquisita cuando de confeccionar verdaderas obras de arte se trata. Ella es Jenny Polanco, una mujer que ha sabido vivir el antes y el después de la moda dominicana.
Sus piezas hablan de su apego a la dominicanidad. Los botones de ámbar de sus blusas o los toques distinguidos de la madreperla en una de sus carteras dejan claro su orgullo por la idiosincrasia de esta patria.
La sencillez de sus confecciones es el producto del complejo trabajo que hay detrás de cada pieza. Es aunténtica y así lo demuestra el sobrio blanco de alguna de sus colecciones. Es romántica y de ello hablan los vuelos que dan forma a muchas de sus propuestas. Es versátil y lo deja claro con la ropa que lleva su sello y puede exhibirse en tiendas por departamentos.
Todo esto y más es ella, y así pasea sus prendas por la pasarela de DominicanaModa, donde en cada participación ha salido airosa con propuestas que acaparan miradas y provocan las más constructivas críticas.
“Me gusta innovar, me encanta tener algo nuevo que ofrecer, pero sin alejarme de lo que por tantos años ha distinguido nuestro trabajo, basado más que todo en la calidad”, expresa Polanco haciendo alusión a que su labor comienza desde la selección de los materiales y termina cuando ve una cara de satisfacción en quien luce una de sus piezas.
A Sócrates Mckinney, Mirka Morales y Fidel López les tiene un gran agradecimiento. Admite que han sido los creadores de una plataforma que ha puesto la moda dominicana en un lugar privilegiado dentro y fuera del país. Ella, como los demás diseñadores, se ha beneficiado del desarrollo de este evento que se realizará este año del 23 al 27 de este mes, en la Zona Colonial.
Toque tropical
Son tres décadas que lleva Jenny Polanco poniendo en el lienzo un pedacito del sol dominicano con su singular toque tropical con el que engalana algunas piezas. Esto le ha permitido pasear sus propuestas por París, Nueva York, Puerto Rico, Bahamas y otros países donde ha logrado estar en el ‘top rank’ de los exponentes de la moda local.
Incursionar en el estilo ‘prÍt-‡-porter’ y ‘couture’ le ha abierto más puertas en el gusto de la gente común. “Eso sí, para nosotros todo trabajo tiene que tener la misma calidad, no importa que sea una pieza de vanguardia o que sea un vestido de alta costura, por ejemplo. Todo tiene que llevar un sello distintivo, pues el prestigio no debe estar acorde con un precio, sino con la calidad”, explica la veterana profesional de la moda dominicana.
Sus fusiones con detalles artesanales la han catapultado como una de las diseñadoras más apegadas a las raíces culturales del país. Sin embargo, no excluye en sus propuestas el uso de objetos o aplicaciones que hablen de la cultura de otras naciones. De hecho viaja mucho para reinventarse en cuanto a lo que hace.
TRAYECTORIA 
Nació en Santo Domingo. Estudió diseño de Interiores en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU). Fue en Nueva York donde recibió clases de patronaje, técnicas de sastrería y drapeado artístico, en la Escuela de Diseño Parsons. Con este aval, da forma a sus sueños y monta su atelier al regresar al país. Su trabajo fino y serio le da el chance de expandirse y hoy el nombre de su marca se distingue en diferentes puntos del país. Ha incursionado en otras áreas de la moda para colocar sus propios complementos a su ropa.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario