El revelador mensaje de 992 balones abandonados en el mar

Mandy Barker / Penalty

Derechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionEn cuatro meses Barker recibió 992 balones recogidos en 144 playas diferentes.

Mandy Barker siempre ha tenido un interés especial por el fútbol.
De niña jugó en el equipo de su colegio y durante los fines de semana se sentaba en las gradas para ver al Hull City junto a su abuelo.
Cuando creció se dedicó a trabajar como fotógrafa y artista visual.
Esas dos pasiones las juntó en su último proyecto, Penalty, en el que hace una recopilación de imágenes de pelotas de fútbol abandonadas en el mar para resaltar la enorme cantidad de plástico que hay en los océanos.

Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionEsta pelota llegó de Estados Unidos.

No es la primera vez que dedica su profesión al problema de los desperdicios de plástico, ya que es algo que ha estado fotografiando en los últimos nueve años, pero en su nuevo trabajo hubo un motivo más personal.
Su fuente de inspiración nació de sus viajes de regreso a Hull, ciudad cerca de la costa en el noreste de Inglaterra.
"Seguí visitando la playa a la que solía ir con mis padres y notaba cada vez más basura", le dijo a la BBC Barker.
  • Laura Leiva, la bióloga hondureña que viajó a través de aguas llenas de plástico en el Pacífico y regresó consternada

Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionLa iniciativa quiere visualizar el problema de la contaminación con plástico de los océanos.

"Una de las veces que regresé a visitar a mis padres, y la playa, noté como habíauna nevera, una computadora y una televisión".
Fue así que en los meses previos al Mundial de Rusia 2018 decidió ponerse manos a la obra un proyecto con el que cual poder concientizar sobre la grave situación que está afectando a las costas de nuestro planeta.
"Obviamente el fútbol es un deporte que la gente juega en todo el mundo y tuve la esperanza de que utilizar el balón como un único objeto podía resonar el problema de un modo global", explicó Barker.

Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionEste balón recogido en la Isla Robben, Sudáfrica.
Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionAlgunos balones todavía tenían agua en su interior y uno se había convertido en un hormiguero.

Para ello, la fotógrafa puso una solicitud en redes sociales invitando a la gente alrededor del mundo a que les enviaran balones de fútbol que habían sido arrojados por el mar a la orilla.
En cuatro meses logró recolectar 992 pelotas que fueron recogidas de 41 diferentes islas y países en 144 playas gracias a la colaboración de 89 personas.


Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionLa colección de balones.

Barker no ocultó su sorpresa por el nivel de respuesta que tuvo y la historia detrás de los balones, algunos todavía con agua en su interior.
Uno incluso se había convertido en un hormiguero y otra albergaba a una familia de cangrejos.
"Recibí uno que fue arrastrado en el tsunami de Japón y lo encontraron en la costa oeste de Estados Unidos", comentó.


Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionEste balón que fue encontrado en la costa Oeste de Estados Unidos tenía escrito su lugar de procedencia.

"El hombre que lo encontró pudo seguir su rastro hasta una persona que lo había perdido en 2011. Tenía el nombre del lugar del que venía escrito, por lo que la persona que lo encontró pudo localizar el pueblo", contó Baker.
Ella cree que el motivar a la gente a participar en el proyecto de esta forma también contribuyó a mostrar la gravedad del problema de los desperdicios de plástico.


Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionEsta pelota se comercializó con motivo del Mundial de México en 1970.
Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionMientras que el popular Frido nació en los años 60.

Algunos de los balones han estado en el mar durante años, habiendo en la colección pelotas de mundiales desde 2010 hasta 1970. Incluso hubo un Frido, que se calcula es de los años 60.
"Los años de algunas de ellas te dice de lo mucho que es capaz de resistir el plástico", subraya Barker.
La fotógrafa británica quiso mostrar las pelotas en tres dimensiones, "como si estuvieras debajo de la superficie del océano y vieras todo este plástico ser recogido".


Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionHay balones que han estado en el mar durante décadas.
Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionEsta pelota, encontrada en Irlanda, es del Mundial de España 82.
Mandy Barker / PenaltyDerechos de autor de la imagenMANDY BARKER / PENALTY
Image captionTodos estos balones fueron encontrados en las costas de Escocia.

Barker tiene la intención de seguir explorando las maneras de mostrar el daño que el ser humano está haciendo con los desperdicios de plástico y ya tiene planificadas exhibiciones de su trabajo en 2019 y 2020.
El número exacto de plástico en los océanos es difícil de cuantificar, pero se calcula que unas 10 millones de toneladas son arrojadas al océano cada año.






De mantenerse esta tendencia, podría haber más plástico que peces (en base al peso) en 2050.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario