“Al final esto se trata de cuánto puedes reclinarte con las restricciones de seguridad convencionales”, dijo. “Esto es probablemente lo más difícil”.
Y aunque todo esto solo está en papel de momento, estos sistemas de sujección para dormir se harán realidad antes de que pase mucho tiempo, dejando a gente como Jakobsson mucho trabajo por delante.
“Necesitamos descubrir cómo hacer para que no te hagan daño las cosas”, dijo Jakobsson. “Definitivamente nos mantiene ocupados”.
De todos modos, seguramente no lo verás en un coche de producción nunca, pero ahora ya sabes en que cosas piensan los ingenieros de Volvo.