Los superdotados: «Mi hija tiene cuatro años y habla de religión»

María empezó a hablar con menos de 1 año, aprendió a leer a los 3 y a los 4 años hablaba de Religión. «Al morir su abuelo quiso saber qué pasaba con las personas que dejaban este mundo», cuenta Lidia, su madre.
Pero fue a los cinco años, tras una serie de pruebas de la orientadora del colegio, cuando su madre confirmó sus sospechas: María es superdotada. «Habla con fluidez, es estructurada, ordenada, y destaca en todas las áreas. Cuando tenía que hacer algo en clase terminaba en cinco minutos».
María está entre los 27.133 escolares de toda España considerados con altas capacidades intelectuales, según datos del Ministerio de Educación correspondientes al curso 2016-17. Andalucía encabeza la lista con 11.582 alumnos superdotados, seguida de Murcia (3.698); Comunidad de Madrid (2.190); Canarias (2.122) y Galicia (1.590). En los últimos puestos está Aragón (182); Cantabria (128); Ceuta (2) y Melilla (0). Que Andalucía lidere la lista no significa que cuente con los niños «más listos». Las diferencias se dan porque no existe un criterio unificado a nivel estatal para identificar a estos alumnos.
Mientras Andalucía considera a todos aquellos escolares que están por encima del 75 por ciento en todas las áreas, otras comunidades exigen que tengan un coeficiente intelectual superior a 130, que puede bajar a 120 en determinadas regiones. «Así, un niño puede tener altas capacidades en Andalucía pero no en Cataluña», ejemplifica Carmen Sanz Chacón, psicóloga clínica y directora de la organización El Mundo del Superdotado. Aparte de estas diferencias de criterio, el listado también se ve condicionado por la cantidad total de alumnos por comunidad y, sobre todo, depende del mejor o peor funcionamiento de los programas para detectar a los alumnos superdotados en cada región.





En España se han detectado, en total, 27.133 escolares. Teniendo en cuenta que el dos por ciento de la población escolar es superdotada faltarían por identificar 135.584 alumnos, advierten desde El Mundo del Superdotado. «La comunidad que mejor lo ha hecho es Murcia, donde ya se ha identificado a un 1,27 por ciento», explica Chacón. Sin embargo, para esta psicóloga ninguna comunidad autónoma lo está haciendo del todo bien. «No se ha conseguido identificar al dos por ciento del alumnado en ninguna parte del territorio y, además, la media nacional de identificación es solo del 0,29 por ciento». Además, recuerda que cada comunidad, dado que sobre ellas recaen las competencias educativas, deben velar no solo porque estos niños sean identificados sino también porque reciban la educación que necesitan.

«No se cumple la ley»

Así lo establece la Lomce (más conocida como Ley Wert), que emplaza a las administracione a asegurar «los recursos para que los alumnos que requieran una atención educativa diferente, por sus altas capacidades intelectuales, puedan alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades personales». La Asociación Española para Superdotados y con Talento (Aest) denuncia que los alumnos de altas capacidades no están recibiendo la atención educativa que establece la norma. «Muchos padres, ante la falta de formación de los profesores y de los equipos de orientación psicopedagógica, acuden a gabinetes privados para realizar las identificaciones. Sin embargo, estos informes no son admitidos por la administración, a pesar de estar realizados por psicólogos clínicos especializados», critica Alicia Rodríguez, presidenta de Aest. El objetivo de estas familias es, sobre todo, poder adelantar a los niños de curso para que puedan integrarse y así no sufran desmotivación, aburrimiento, problemas emocionales e, incluso, fracaso escolar, advierten las asociaciones.
Es el caso de María Teresa, madre de Raúl, de 9 años, y de Juan, de 14, ambos superdotados. María Teresa lleva años luchando para adelantar de curso a su hijo pequeño. «Lo conseguí con el mayor, que este curso empieza 4º de la ESO pero no he tenido la misma suerte con Raúl. Los profesores miden solo la nota. Él saca 10 en Matemáticas pero 8 en Inglés. El informe del psicólogo dice que es superdotado pero en el colegio me responden que las notas que saca él podría sacarlas cualquiera». El resultado es que Raúl no quiere ir al colegio. «Empezará 4 de Primaria, estoy pidiendo que al menos le den Matemáticas de 5º. Si no le das materia, pierde interés y eso termina en fracaso escolar», lamenta.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario