La polémica acusación de un hombre sobre otra agresión sexual del juez Kavanaugh

Un sujeto en Rhode Island que acusó al juez Brett Kavanaugh de agredir sexualmente a su amiga será investigado y podría enfrentar cargos judiciales, tras retractarse en Twitter de su declaración.
El hombre identificado en esa red social como Jeffrey Catalan reportó un incidente donde su “conocida” dijo que había sido agredida sexualmente por dos hombres muy ebrios a los que ella se refería en ese momento como Brett y Mark en un bote en Newport en el verano de 1985.
Un documento de 45 páginas con fecha del 25 de septiembre revela que Kavanaugh fue interrogado al respecto el martes por la tarde en una llamada telefónica.
El presidente del Comité Judicial, Chuck Grassley, solicitó una revisión penal por las falsas acciones del sujeto que implicaron al juez nominado por el presidente Donald Trump al Tribunal Supremo.
Kavanaugh ya enfrenta un complicado escrutinio legal y público por el caso de Christine Blasey Ford, quien rindió testimonio ante el Senado el jueves pasado y cuyas acusaciones rechaza el juez.
“Como se explica a continuación, escribo respetuosamente… para investigar posibles violaciones de 18 U.S.C. §§ 1001 y 1505, por declaraciones materialmente falsas [el hombre sin nombre] hechas al Comité como parte de su investigación de las denuncias contra el juez Kavanaugh”, escribió Grassley en una carta del Comité Senatorial.
El sujeto, a quien varios medios ubican como Catalan, publicó en su cuenta de Twitter una disculpa por “el error que había cometido”.

Do everyone who is going crazy about what I had said I have recanted because I have made a mistake and apologize for such mistake

La carta de Grassley indica que el hombre se puso en contacto sobre el incidente de ataque sexual que tuvo lugar en un barco en Newport cuando vio una foto de Kavanaugh en su anuario de la escuela secundaria el pasado fin de semana, pero luego lo negó.
Ahora el sujeto podría enfrentar cargos federales.
Los senadores republicanos aceptaron hoy la petición de los demócratas para que el FBI investigue a Brett Kavanaugh, el nominado por el presidente de EEUU, Donald Trump, para el Tribunal Supremo, por las acusaciones de abusos.
La Cámara Alta accedió así a la exigencia de las supuestas víctimas de Kavanaugh y de los demócratas para que el FBI inicie las averiguaciones sobre las acusaciones de Christine Blasey Ford, una de las tres mujeres que ha alegado abusos sexuales por parte del juez.
El Comité Judicial del Senado dio hoy luz verde a la nominación del candidato de Trump gracias a la mayoría conservadora en el órgano, un día después de que Ford y Kavanaugh acudieran por separado a la cámara a contar su versión de los hechos.

Brett Kavanaugh, el nominado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para el Tribunal Supremo aseguró hoy ante los senadores que las acusaciones vertidas contra él por su supuesta víctima, Christine Blasey Ford, son "una vergüenza nacional".

"El proceso de confirmación se ha convertido en una vergüenza nacional", dijo Kavanaugh en su discurso inicial ante el Comité Judicial del Senado, órgano que debe recomendar o no su candidatura al resto de la Cámara.

Kavanaugh rechazó de nuevo las acusaciones: "Niego categórica e inequívocamente la alegación contra mí de la señora Ford (...). Vengo aquí a limpiar mi nombre".

Visiblemente enfadado, el juez remarcó que le pueden derrotar "en un voto final", pero insistió en que no conseguirán que "renuncie" a la nominación para el máximo tribunal estadounidense.

"Mi familia y mi nombre han sido total y permanentemente destruidos", subrayó Kavanaugh.

Las declaraciones del juez, que llegó al Capitolio cogido de la mano de su esposa, se producen después de la comparecencia de Ford, quien afirmó que está segura al "cien por cien" de que Kavanaugh fue el joven que trató de abusar sexualmente de ella en una fiesta en 1982 cuando ambos eran adolescentes.

"No estoy cuestionando que ella haya sido asaltada sexualmente por alguien, pero yo no fui", agregó Kavanaugh.

El magistrado incidió en la presunción de inocencia y cuestionó cómo se gestionan acusaciones de abuso sexual en el país, aunque precisó que deben tomarse en serio.

"Si todo americano que tomó cervezas es acusado de abuso sexual y es presumiblemente culpable, estamos en un terreno horrible", afirmó.

Kavanaugh también comentó que nunca esperaba que el proceso de confirmación se convirtiera en "lo peor" que han vivido él y su familia, y acusó a los demócratas del comité de que por su culpa ya no vaya a poder hacer cosas que le encantaban hacer.

"Me encanta enseñar Derecho y gracias a lo que han hecho algunos en este comité quizá nunca más pueda hacerlo. (...) Adoro entrenar (baloncesto a niños) y gracias a lo que han hecho quizá nunca más pueda hacerlo", lamentó el juez.
La audiencia en el Senado ante la mirada atenta de todo el país se produce mientras aumenta la presión para que se posponga el voto de confirmación en la Cámara Alta, donde los republicanos cuentan con leve mayoría, ante las nuevas denuncias que han aparecido contra el juez. 

Brett Kavanaugh vs. Christine Blasey Ford: 6 momentos clave de la dramática comparecencia ante el Senado del candidato de Trump a la Corte Suprema y la mujer que lo acusa de abuso sexual







Brett Kavanaugh and Christine Blasey FordDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionChristine Blasey Ford y Brett Kavanaugh declararon este jueves ante el Comité de Justicia del Senado sobre los supuestos abusos que la mujer asegura haber sufrido a manos del magistrado en 1982.

El Senado de Estados Unidos vivió este jueves una dramática jornada que incluyó una denuncia de agresión sexual y las lágrimas del hombre acusado de la misma, quien es el candidato de Donald Trump a ocupar un cargo vitalicio en la Corte Suprema.
Christine Blasey Ford y el juez Brett Kavanaugh protagonizaron esta histórica audiencia ante el Comité de Justicia del Senado para compartir sus versiones de una misma historia: los supuestos abusos que la mujer asegura haber sufrido a manos del magistrado durante una fiesta en 1982.
La profesora universitaria relató con voz temblorosa lo que supuestamente ocurrió cuando ella tenía 15 años y él 17 en una casa de campo. Según dijo, ello "alteró drásticamente" su vida.
Kavanaugh, quien mostró un tono temperamental y de aparente enfado aunque también interrumpió sus palabras en varios momentos embargado por la emoción, defendió categóricamente su inocencia y negó tener nada que ver con las acusaciones.
Estos son algunos de los momentos más destacados de ambas declaraciones ante el panel de senadores formado por 11 republicanos y 10 demócratas.

CHRISTINE BLASEY FORD:

1. Sus peores recuerdos

Según el relato de Ford, Kavanaugh y su amigo Mark Judge la empujaron sobre la cama de una habitación de una casa donde se habían reunido varios amigos. Entonces, Kavanaugh se abalanzó sobre ella y comenzó a tocarla e intentar quitarle la ropa.
En ese momento, la mujer temió que la fuera a violar e incluso que, tapando su boca para que no gritara y pidiera ayuda, accidentalmente la matara.
"Esto fue lo que más me aterrorizó y ha tenido el impacto más duradero en mi vida", aseguró la profesora universitaria.






Christine Blasey FordDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionFord aseguró que el supuesto suceso con Kavanaugh "alteró drásticamente" su vida.

Preguntada por otro de sus peores recuerdos de aquel episodio, Ford mencionó las risas de Kavanaugh y Judge, ambos en estado de ebriedad. "Los dos parecían estar pasándolo bien", dijo.
Según su relato, consiguió escapar de la habitación y esconderse en un baño. Sus presuntos agresores salieron de la habitación y ella salió corriendo de la casa.

2. "100% segura"

Otra de las cuestiones en las que Ford se mostró especialmente firme fue cuando se le preguntó si tenía absoluta certeza de que Kavanaugh fue su agresor, considerando que, según su relato, había dos personas en aquella habitación.
"Estoy 100% segura de que fue él", afirmó.






Momento de la declaración de Ford.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionFord se mostró firme al declarar en repetidas ocasiones que no duda que Kavanaugh fue su agresor.

Preguntada por cómo podía estar tan segura, Ford respondió: "De la misma manera que estoy segura de estar hablando con usted ahora mismo. La memoria básica funciona".
"Absolutamente no", volvió a responder tajante cuando le volvieron a preguntar si podía estar confundida sobre la identidad del agresor.

3. Sin motivación política

Ford explicó que el miedo y la vergüenza le hicieron mantener su historia en secreto durante muchos años e intentar convencerse de que "nada había pasado".
Sin embargo, todo cambió cuando supo que Kavanaugh estaba en la lista corta de candidatos a la Corte Suprema.
Ford consideró que era su "deber cívico" contar lo ocurrido.






Activistas animando a Ford a las afueras del edificio donde declara.Derechos de autor de la imagenEPA
Image captionGrupos de activistas se concentraron a las afueras de la sala donde declaró Ford para mostrarle su apoyo. También había grupos de personas apoyando a Kavanaugh.

A quienes la acusan de actuar por motivaciones políticas, la mujer aseguró: "Soy una persona independiente y no soy el peón de nadie".
"No es mi responsabilidad determinar si el señor Kavanaugh merece sentarse o no en la Corte Suprema. Mi responsabilidad es decir la verdad", agregó.

BRETT KAVANAUGH:

1. "Nunca he agredido sexualmente a nadie"

"Niego las acusaciones inmediata, categórica e inequívocamente", remarcó Kavanaugh en repetidas ocasiones.
Kavanaugh negó haber estado nunca en la fiesta en la que Ford enmarca los presuntos abusos e hizo hincapié en el hecho de que el resto de personas supuestamente presentes en la reunión no recordaran lo ocurrido.






Brett KavanaughDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionBrett Kavanaugh interrumpió su declaración en varios momentos en los que parecía a punto de llorar.

"Incluso su amiga de toda la vida, la señora Keyser, dijo que no me conoce y que no cree que me haya visto nunca en una fiesta... Piensen en eso".
"Nunca he agredido sexualmente a nadie. Ni en la escuela, ni en la universidad. Nunca", afirmó.
Admitió beber y haber bebido cerveza, pero nunca hasta el punto de perder la consciencia y olvidar lo que hizo. También mostró sus calendarios de 1982, que aún conserva, en los que según él se puede comprobar que nunca fue a la fiesta mencionada por Ford.

2. "Esto es un circo"

Kavanaugh calificó todo este episodio como "golpe político calculado y orquestado" y acusó a los demócratas de tratar de intentar derribarlo.
"Esto es un circo", afirmó.






Brett KavanaughDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionBrett Kavanaugh descartó renunciar a su proceso de nominación a la Corte Suprema.

Aseguró que su familia y su nombre habían sido "total y permanentemente destruidos por acusaciones viciosas y falsas".
Sin embargo, descartó que ni presiones ni amenazas vayan a conseguir que renuncie a su proceso de nominación a la Corte Suprema.

3. La discusión por la investigación del FBI

El senador demócrata Dick Durbin le sugirió a Kavanaugh que pidiera a Trump suspender su proceso de confirmación para la Corte Suprema hasta que se complete una investigación. Después, le preguntó si respaldaría una pesquisa del FBI para esclarecer lo ocurrido.
"Soy inocente", se limitó a decir, asegurando que el FBI "no llega a conclusiones", solo hace preguntas. "Haré lo que quiera el comité", agregó.
Inmediatamente después, el senador republicano Lindsey Graham dio un apasionado discurso y aseguró que esto era "lo más despreciable" que había visto en política.






Lindsey GrahamDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionEl senador republicano Lindsey Graham se dirigió duramente a los demócratas, a quienes acusó de querer destruir la vida de Kavanaugh.

"Si querían una investigación del FBI, podrían haber venido a nosotros. Quieren destruir la vida de este tipo", les dijo a los senadores demócratas.
"No tienes nada por lo que disculparte", le dijo a Kavanaugh. "Esto es un infierno. Esto va a destruir la capacidad de las buenas personas para presentarse (a cargos), debido a esta basura".
Graham aseguró que votaría por la designación del candidato a la Corte Suprema y dijo que quienes no lo hicieran, estarían legitimando "esta farsa".

Niega las acusaciones

Pero la de Ford no es la única acusación de agresión sexual contra el candidato de Trump al Supremo en las últimas semanas.
Poco después de conocerse este primer caso, una compañera de Kavanaugh en la Universidad de Yale, Deborah Ramírez, le dijo a la revista The New Yorker que también fue agredida en una fiesta en un dormitorio.
Este miércoles, una tercera mujer, Julie Swetnick, aseguró haber sido víctima de una violación colectiva en 1982 en una fiesta a la que asistió el juez.






Julie SwetnickDerechos de autor de la imagenMICHAEL AVENATTI
Image captionJulie Swetnick es otra de las mujeres que acusa a Kavanaugh de haberla agredido sexualmente.

Y pocas horas después, se supo que una mujer envió a principios de esta semana una carta al senador republicano de Colorado, Gory Gardner, afirmando que Kavanaugh le realizó tocamientos sin su consentimiento en 1998.
Kavanaugh asegura que todas las acusaciones son falsas, una opinión que también comparte Donald Trump, quien este jueves volvió a mostrarle su respaldo tras escuchar su declaración en el Senado.
"El juez Kavanaugh le mostró a Estados Unidos exactamente por qué lo nominé. Su testimonio fue poderoso, honesto y fascinante. La estrategia de búsqueda y destrucción de los demócratas es vergonzosa y este proceso ha sido una farsa y un total esfuerzo para retrasar, obstruir y resistir. ¡El Senado debe votar!", tuiteó.
El miércoles, sin embargo, el presidente no había descartado poder "cambiar de opinión" respecto a su candidato a la Corte Suprema e incluso retirar su nominación tras escuchar los testimonios de las mujeres que lo acusan.






Kavanaugh y TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionKavanaugh, candidato de Trump para la Corte Suprema, niega todas las acusaciones de agresión sexual.

¿Qué pasará ahora?

Está previsto que el Comité de Justicia del Senado vote este viernes sobre la designación de Kavanaugh a la Corte Suprema, aunque su presidente, el senador republicano Chuck Grassley, dejó abierta la posibilidad de que pueda retrasarse la votación.
Los diez senadores demócratas que forman parte del comité pidieron a Trump la retirada "inmediata" de la nominación de Kavanaugh.






TrumpDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLos democratas piden la retirada inmediata de la nominación de Kavanaugh a la Corte Suprema, a quien Trump continúa mostrando su respaldo.

Los republicanos quieren que su candidato esté confirmado antes de las elecciones legislativas del próximo mes, cuando podrían perder el control del Senado.
Los nueve miembros de la Corte Suprema, que son nombrados por el presidente y ocupan su cargo de por vida, desempeñan un papel vital en la vida política de Estados Unidos ya que tiene la última palabra sobre las leyes del país.
La presencia de Kavanaugh en el organismo podría darle un carácter más conservador a la corte durante décadas.







Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario