Audi sigue mostrándonos por qué su nuevo coche eléctrico prescindirá de espejos retrovisores tradicionales

San Francisco, CA. Por fin sucedió, luego de muchos meses de pasearse por distintas partes del mundo, e incluso hacer una visita de doctor en el Auto Show de Ginebra de este año, eso sí, siempre presumiendo un camuflaje que no dejaba ver sus formas en detalle, se presentó oficialmente el primer auto 100% de Audi, el e-tron que llegará al mercado el año que viene.
El Audi e-tron 2020 es el primero de toda una nueva gama de vehículos electrificados que llegarán en los próximos años.  El plan de la firma de Ingosltadt es bastante ambicioso, ya que para 2025 lanzará 20 nuevos productos, 10 de ellos serán de la familia Q y también 10 serán eléctricos.
El segundo modelo eléctrico llegará también el año próximo, se trata del e-tron Sportback y estará fuertemente inspirado en el Concept Car del mismo nombre que debutó hace unos meses en el Auto Show de Shanghai.
Pero regresando al modelo que hoy nos ocupa, el Audi e-tron 2020 emplea la plataforma MLB del consorcio VW, por lo tanto comparte numerosos elementos mecánicos con otros productos de la familia como A6, Q7 e incluso A4.

400 kilómetros de autonomía

La batería de 95 kWh permite recorrer 250 millas (400 kilómetros) en condiciones de manejo real (o eso dice Audi), va montada en el piso del vehículo es de iones de litio, fue desarrollada conjuntamente con LG y cuenta con 432 celdas agrupadas en 36 módulos que son monitoreados constantemente por una computadora, para garantizar que siempre funcionen en un rango óptimo de temperatura, la gestión térmica es por fluido y para tales efectos, la marca ideó un complejo sistema que se asemeja a un radiador común, solamente que es extremadamente delgado y enfría los módulos de manera efectiva sin necesidad de hacer más grueso el paquete de baterías ni necesitar tampoco un sistema adicional al de refrigeración normal del auto, del cual se alimenta.
La carcasa de la batería también merece su propia mención, es una robusta estructura de aluminio que toma el expertise de la marca con el Audi Space Frame utilizado en el A8 que protege de manera individual a cada módulo para evitar daños.
Uno de los aspectos que más atención recibió por parte de los ingenieros es el de los tiempos de recarga, la firma anuncia que con el cargador Compact de 11 kW que es el que traerá en Europa, la recarga completa se logra en 8.5 horas, mientras que con un cargador de 9.6 kW que es el que ofrecerá en EU, dicha misión requerira de 10 horas.
Adicionalmente, estará disponible un sistema de carga denominado Charging System Connect de 22 kW, que además tendrá algunas funciones de conectividad interesantes, permitirá hacer la recarga en únicamente 4.5 horas. Por último, en sistemas de carga rápida es posible obtener el 80% de la carga en apenas 15%.

0 a 62 mph (100 km/h) en 5.7 segundos

El Audi e-tron 2020 es un quattro en toda la extensión de la palabra, ya que cuenta con dos motores, el delantero es de 168 hp (13+ en modo Boost), mientras que el de atrás es de 188 hp (33+ en modo Boost), que trabajan en conjunto gracias a una gestión electrónica para entregar siempre la mejor tracción bajo cualquier circunstancia. La potencia total del sistema entonces es de 355 hp y 413 lb-pie de torque (402 hp y 490 lb-pie en modo boost), con lo cual es capaz de hacer un 0 a 62 mph (100 km/h) en 6.6 segundos, que pueden bajar hasta 5.7 segundos accionando el modo Boost.

Enfoque en la eficiencia

El sistema de regeneración del Audi e-tron es quizá el más avanzado que exista en el mercado, tanto que prácticamente solo deja de regenerar bajo dos circunstancias, cuando el conductor está pisando a fondo el acelerador o cuando está haciendo lo mismo pero con el pedal de freno. Por lo demás, el sistema evidentemente regenera al desacelerar y frenar, pero también lo hace mientras se está demandando potencia para circular. Es tan eficiente, que hasta un 30% de la autonomía que consigue el vehículo es obtenida mediante este sistema.

Por su parte, la aerodinámica es sin duda uno de los factores que más ha tenido que cuidar la marca para lograr los niveles de eficiencia deseados, al ser una SUV, el arrastre es mayor en comparación con un sedán y aún así el coeficiente del e-tron es de 0.27, para conseguirlo, la firma ha utilizado artilugios como una parte inferior completamente cubierta, incluidos los componentes de la suspensión, los perfiles son más sutiles en comparación con otros modelos de Audi y el parabrisas es bastante más inclinado. Asimismo, no podemos dejar de mencionar la desaparición de los espejos laterales en favor de unas cámaras de alta resolución, y es que la base en la que va montada dicha cámara tiene un diseño como de ala, que elimina el arrastre, lo cual mejora sustancialmente no solo el ruido, sino también mejora la eficiencia. Audi asegura que equipar al e-tron con este equipamiento opcional, se traduce en una ganancia del 1% en cada carga.
La eficiencia aerodinámica, en conjunto con una construcción de primera y la sofisticada suspensión neumática le permiten a Audi asegurar que el e-tron es más silencioso y confortable que cualquier otro eléctrico del mercado.
Lamentablemente, por lo menos inicialmente el e-tron no llegará a nuestro mercado con estas cámaras, ya que existen reglamentos de algunos estados que exigen llevar “espejos” retrovisores, un problema que también aqueja al mercado norteamericano. Por lo que, para los mercados cuyas regulaciones no permita el uso de cámaras, el e-tron tendrá espejos retrovisores comunes.

Interior conocido

Por último, puertas adentro nos encontramos con una cabina muy familiar, que vimos por primera vez en el nuevo A8 y luego en Q8, encontramos las dos pantallas táctiles al centro del tablero y una más abajo en la consola centrar desde donde se controlan prácticamente todas las funciones del vehículo. Evidentemente, el Virtual Cockpit está presente y también llaman la atención las pantallas OLED táctiles desde donde se visualiza la imagen del costado que está generando la cámara que reemplaza al retrovisor. La resolución es excelente y además cuenta con perspectiva especial para estacionamiento, así como otras funciones que se activan con la alarma de cambio de carril o con la luz direccional.
Por su parte, los materiales y acabados son de primer nivel, muy en sintonía con lo que conocemos de los modelos de gama alta de la firma.

El Audi e-tron 2020 llegará al mercado mexicano en el segundo semestre del año que viene, aún no hay precios confirmados, sin embargo el rango de precios confirmado para EUA es de 74,800 a 86,700 dólares.
iframe allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen="" frameborder="0" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/dKVnSGTWx04" width="560">
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario