La Inesperada Integración en la Marcha del Millón

Voz Editorial Noticiario 1070, Hibi Radio, 13-8-2018
Rociado fuertemente con “agua bendita”, ayer miles y miles de personas de todo el país vistiendo prendas verdes y asumiendo consignas hasta fuera de tono, asumieron como debía ser la convocatoria del Movimiento Marcha Verde, para participar en la Marcha del Millón Contra la Impunidad y la Corrupción.
Desafiando la presencia de tantos militares apostados desde la avenida Tiradentes con 27 de Febrero hasta el Centro de los Héroes, el quemante sol y un bendecido aguacero, se unieron voces para reclamar a viva voz que la “delincuencia debe estar en la cárcel, no en el Estado Dominicano”.
La gigantesca demostración de ayer, hizo saber que la gran mayoría del país ha hecho causa común, de que todos los sobornados por la empresa brasileña Odebrecht y los funcionarios que han pillado los recursos del gobierno y los bienes del Estado, es un deber del Ministerio Público apresarlos y obligarlos a devolver cada peso robado.
Es cierto que el presidente Danilo Medina y el ex gobernante doctor Leonel Fernàndez, “controlan de manera antidemocrática las instituciones de persecución del delito”, pero no quita que desde las cenizas del Poder Judicial alguien de manera desafiante se coloque el chaleco y las botas del heroico coronel de Abril y Playa Caracoles, Francisco Alberto Caamaño Deñó.
La Marcha del Millón, superó con creces las expectativas de participación y de entusiasmo, hablando de manera desbordante que el pueblo dominicano requiere y reclama al precio que fuere, un cambio en el estado cosas en el que vivimos, donde se manifiesta sin reservas la impunidad y la corrupción.
Dice Danny Rivera en una de sus canciones, “Anda sal a las calles, antes que el pueblo te pase por tu lado sin reconocerte. Sin miedo y sin temor, es tiempo de marchar contra la corrupción.
Antonio María Jiménez
Antonio María Jiménez es locutor y periodista, director del Noticiario 1070 y dirige varios programas en Hibi Radio. Correo: redaccion@antoniomaria.net

SANTO DOMINGO. El presidente Danilo Medina y su antecesor Leonel Fernández, junto al partido político que ambos lideran, el de la Liberación Dominicana (PLD), fueron definidos ayer como el foco de acusación del movimiento Marcha Verde, que encabeza la protesta a nivel nacional contra la corrupción y la impunidad a raíz del escándalo por sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.
Ambos políticos, que de manera continua han gobernado a República Dominicana desde hace casi 14 años - 18 años si se suma el primer período del PLD liderado por Fernández entre 1996 y 2000- se convirtieron en el centro de gravedad de los señalamientos de la llamada “Marcha del Millón”, que congregó ayer a miles de personas en el Centro de los Héroes en la capital.
“Señalamos con toda claridad al presidente Danilo Medina, al expresidente Leonel Fernández y a la cúpula del Partido de la Liberación Dominicana como los principales artífices y responsables en la actualidad del régimen de robo de los recursos públicos”, expresó el joven Danni Martínez, quien leyó el manifiesto “Somos un pueblo unido y de pie” desde una tarima que fue colocada entre las sedes del Congreso Nacional y la Alcaldía del Distrito Nacional.
Martínez fue acompañado por un grupo de representantes de distintos movimientos sociales, gremiales y religiosos, entre los que se destacaron los exdiputados Guadalupe Valdez y Manuel Jiménez, el ambientalista Luis Carvajal y Lourdes Contreras, del movimiento feminista.
Con anterioridad se habían dirigido a los manifestantes los periodistas Altagracia Salázar y Huchi Lora, quien en su intervención sugirió la necesidad de una reforma constitucional que impida que “ningún militante político sea procurador”.
“Controlan de manera antidemocrática las instituciones de persecución del delito, las altas cortes e importantes medios de comunicación del país, para evitar que se haga justicia en el caso Odebrecht y otros importantes casos”, señaló el manifiesto.
Sostuvieron que el PLD mantiene “restringida y secuestrada” la democracia dominicana. “Solo han surgido silencios cómplices, la farsa mediática montada por el Ministerio Público en el caso Odebrecht, y las maquinaciones para proteger y garantizar la impunidad a los responsables de robar nuestros recursos”.
Cárcel y cancelación de contratos
En su proclama, Marcha Verde dijo que se mantendrán activos hasta lograr que sean debidamente procesados y condenados los “congresistas, funcionarios, empresarios” que se beneficiaron “de los contratos del Estado dominicano con la mafiosa multinacional Odebrecht y sus socios locales”.
Calificaron de “delincuente internacional al publicista Joao Santana, condenado por la justicia brasileña en junio de 2017 junto a su esposa Mónica Moura a cinco años por lavado de dinero relacionado con el caso Lava Jato -que incluye varias constructoras junto a Odebrecht- y quien dirigió la última campaña electoral del presidente Medina, a quien señalaron como su “beneficiario electoral directo”.
Contrario a la concentración de hace seis meses atrás, la Marcha Verde no se refirió a huelgas o protestas como método de lucha, y se limitó a indicar que “nuestro compromiso ciudadano inquebrantable de comenzar desde este preciso momento a consensuar e impulsar con las más diversos sectores las reformas estructurales indispensables para sacar de una vez y para siempre a la delincuencia política y a sus aliados económicos, empresariales y militares de las instituciones y de todos los ámbitos de la vida en común del pueblo dominicano, porque la delincuencia debe estar en la cárcel, no en el Estado”.
Finalizaron el manifiesto con la petición de cárcel para los corruptos, recuperación de lo robado y la cancelación de los contratos con Odebrecht.
Nuevos bríos
A pesar de que la Marcha Verde no ha vuelto a tener una congregación como su primera manifestación, realizada el 22 de enero de 2017, la “Marcha del Millón” de ayer -que se aclaró hace varios días que no hacía referencia a una cantidad de personas, sino “de razones para marchar”- pareció dar nuevos bríos al movimiento.
Convocada para las 9:00 de la mañana, la marcha inició una hora y seis minutos después luego de entonarse el Himno Nacional, recorriendo la avenida Alma Mater, en dirección a la avenida Simón Bolívar (norte-sur). Los manifestantes se congregaron en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Tiradentes, donde fue instalada una tarima, desde distintos puntos de la capital y de las regiones norte, sur y este.
Entre los participantes se observó la presencia de los dirigentes Milagros Ortíz Bosch y José Ignacio Paliza, del Partido Revolucionario Moderno (PRM). También Max Puig, de Alianza por la Democracia, y Manuel Jiménez, exmiembro del PLD y excandidato a la alcaldía del municipio Santo Domingo Este por el Frente Amplio. Jiménez interpretó canciones tanto al inició como al final de la manifestación.
Al llegar a la avenida Enrique Jiménez Moya, sobre las 11 de la mañana, un lluvia intensa que se extendió por varios minutos dispersó un poco a la multitud, que en su mayoría siguió caminando hacía el Centro de los Héroes sin importar que el aguacero los empapara de agua.
“¡Un millón contra la corrupción!”, “¡En la lista falta gente”!, “¡El pueblo unido jamás será vencido!” fueron algunas de las arengas expresadas por los manifestantes durante el recorrido.
Alrededor de las 11:30 de la mañana gran parte de la multitud estaba concentrada frente a una tarima ubicada en una rotonda, entre las sedes del Congreso y la Alcaldía del Distrito Nacional.
“¡Aquí hay un millón de gente, y si quieren que cuenten!”, vociferaban los manifestantes, que en ese momento sumaban aproximadamente unas 10,000 personas de acuerdo con cálculos de área y concentración de personas en ella.
En tarima los periodistas Jonathan Liriano y Altagracia Salázar animaban a los presentes. Salazar leyó una décima que atribuyó a su colega Juan Bolívar Díaz, quien fue llamado a tarima pero que no se presentó. Luego de la lectura del manifiesto de la marcha, el también periodista Huchi Lora leyó otra décima en la que repetía el pie forzado “Todo depende de ti”.
En seguida fue colocado un audio con la interpretación del Himno nacional, en voces de varios artistas, que fue escuchado con atención. Al final de las trece estrofas del himno, la multitud entonó la último verso a viva voz: “Libertad, libertad, libertad”.
El reloj marcaban las 12:30 de la tarde.
El Partido Revolucionario Moderno expresó en un comunicado que “la contundente manifestación ciudadana que tuvo lugar ayer es la expresión inequívoca de que la sociedad dominicana está en pie de lucha frente a un modelo de corrupción e impunidad del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, preludio de que las próximas elecciones darán inicio a un gran cambio en la dirección del país”.
El comunicado refleja las expresiones del presidente del PRM José Ignacio Paliza y del primer vicepresidente Roberto Fulcar, quienes expresaron “que la demostración reflejó la determinación de los asistentes, quienes colmaron la mayor de los tramos del recorrido, incluso cuando durante cerca de media hora sobre los manifestantes cayó un aguacero que los empapó, pese a lo cual prosiguieron la demostración hasta concluir en el Centro de los Héroes”.
José Ignacio Paliza afirmó también que el PRM se incorpora a la actividad como parte de la decisión tomada por su dirección ejecutiva, que ha aprobado un plan de movilizaciones para acompañar reivindicaciones nacionales.

Voz Editorial Noticiario 1070, Hibi Radio, 10-8-2018
Los que desde las más altas instancias del poder torpedearon la convocatoria de la primer Marcha Verde en la Capital Dominicana, son los mismos que ahora cuestionan si el próximo domingo han de participar un millón de personas, que de una u otra manera en el día a día se pronuncian contra la Impunidad y la Corrupción.
Es digno defender que el millón, es apenas un número, que lo que vale es si ese gigantesco abanico de grupos sociales, todavía está en capacidad de marchar al mismo ritmo de personas que después de la Revolución de 1965 y las luchas contra el Balaguerato, parecía imposible hacerlos transitar por la misma vía.
No hay por qué desalentarse ni reducirse a la resignación y la pasividad, pero mucho menos cantarle el réquiem al Movimiento Verde, en el caso que no se pueda establecer el número deseado de participantes el próximo domingo.
Lo importante será bañarnos de pueblo con las consignas que provengan de niños, jóvenes y personas de avanzada edad, que de una u otra manera maldicen la existencia de funcionarios que dilapidan y roban los dineros del erario público, con la complicidad o pasividad de quienes dirigen el Poder Judicial.
Los niveles escandalosos a que ha llegado la impunidad y la corrupción, nos convocan a estar presentes sin reservas en la Marcha del Millón y sin importar los colores, preservar el Movimiento Verde con miras a ver sentado en el banquillo de los acusados a quienes nos han secuestrado hasta la esperanza de vivir mejor.
El próximo domingo 12 en las calles de la capital dominicana, a todo pulmón hay que hacer nuestras las consignas que rezan: “El Pueblo Unido, jamás será vencido” y “A la Cárcel, los Corruptos”.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario