10 accesorios esenciales que deberías llevar siempre en tu carro

Vamos con nuestros coches a todas partes.
Hacemos largos viajes, o simplemente vamos todos los días a trabajar montados en ellos.

Los coches son parte esencial de nuestras vidas, y como objetos de carácter práctico que son, facilitan nuestras vidas.
Pero no son tan prácticos sin accesorios como un buen soporte para teléfono móvil, o un kit de herramientas.
Hemos preparado una lista de “imprescindibles” que deberías llevar siempre en tu coche. Salvo a un trackday – quítame un kilo antes de darme un caballo, ¿verdad?

1) Un buen cargador para teléfono móvil

No podemos vivir sin nuestros teléfonos móviles. Y sus baterías tienen la mala costumbre de descargarse rápidamente, especialmente si estamos usando apps de navegación, intensivas en ubicación y en uso de datos móviles. Os recomiendo tener siempre en el coche un cargador de mechero, y si podéis elegir, uno que tenga dos – hay algunos incluso con cuatro – salidas USB, para poder cargar varios dispositivos al mismo tiempo. Úsalo para cargar baterías portátiles, cámaras GoPro… todo dispositivo que tenga alimentación por cable USB.
Personalmente, recomiendo este cargador con dos USB fabricado por Aukey – lo recomiendo porque tengo uno y estoy muy contento con él. Tiene una salida USB para dispositivos compatibles con el protocolo Quick Charge 2.0 de Qualcomm, y otro USB con salida a 2,4 amperios. Es muy compacto, es de calidad y cuesta poco más de 10 euros

2) Una linterna

Es un accesorio imprescindible. Te ayudará a encontrar objetos “perdidos” en el maletero y te dará luz cuando necesites ver qué ha pasado bajo el capó. Imagínate encontrar un clavo en una rueda a oscuras. Sí, muchos móviles tienen app de linterna, pero una buena linterna recargable – con potente iluminación LED – es mucho más efectiva: puede que no tengas batería en el teléfono. También será una aliada indispensable en zonas rurales o muy oscuras. No quieres pisar un charco, basura o excrementos animales.
Esta linterna LED parece una gran opción. Cuesta 14,99 euros habitualmente, y es recargable, incluyendo batería y cargador de coche. También puede funcionar con pilas AAA. Mide apenas 15 centímetros de largo y posee hasta cinco modos de funcionamiento – uno de ellos, destellos rápidos, ideal en caso de emergencia – así como una función de zoom. Es la linterna LED con mejores reviews en Amazon, y la puedes encontrar en este enlace.

3) Aceite, refrigerante, líquido limpiaparabrisas

Especialmente en el caso de viajes largos, es recomendable llevar en tu coche líquido refrigerante, aceite de motor y líquido limpiaparabrisas. Compra una pequeña caja de plástico y llevalos en el maletero, bien sujetos para que no bailen en las curvas. Nunca sabes si tu coche puede desarrollar alguna fuga de fluidos en tu viaje, o si consume más aceite de la que pensabas. Piensa que los viajes largos con mucha carga – y especialmente en verano – son pruebas duras para el coche, que ponen su resistencia mecánica al límite.

4) Unas pinzas para la batería

Puede que tu batería esté en buen estado, pero a lo mejor el coche de tu amigo – o esa familia que se ha quedado tirada en una gasolinera – necesita una inyección de electricidad. Las pinzas te permitirán devolver baterías muertas a la vida, y te sacarán del apuro si tu coche se queda sin batería. A todos nos puede pasar, y sin previo aviso. Los cables son baratos, pero si tienes más presupuesto, hay algunasbaterías portátiles con capacidad suficiente para arrancar un coche.
Personalmente, recomiendo productos como la Suaoki T10. Una batería portátil de 12.000 mAh de capacidad, con función de linterna, dos salidas USB y un par de pinzas. La batería tiene suficiente potencia para arrancar un coche cuya batería ha quedado completamente descargada hasta 15 veces. Llevo tiempo usando el producto y estoy muy contento con el mismo. La puedes encontrar en este enlace por unos 50 euros.

5) Un botiquín de primeros auxilios

Algunos coches los llevan de serie, pero recomendamos siempre tener en el coche un botiquín de primeros auxilios. No debe estar caducado – no vale aquello de coger el kit del viejo coche del abuelo – y debe estar acompañado de su pequeño manual de instrucciones. Puede marcar la diferencia entre parar una hemorragia rápidamente o entrar en shock. No solo puede usarse en caso de accidente, a lo mejor has ido de excursión y te has hecho un corte con unas rocas. Tratar a tiempo la herida marca la diferencia y evita problemas mucho mayores.
Te recomendamos este pequeño botiquín. Pesa 800 gramos, y sus medidas son 25 x 20 x 15 centímetros. Incluye elementos útiles como bolsas de hielo instantáneo, solución esterilizada para ojos, una manta isotérmica, apósitos y vendas de todo tipo. Apenas cuesta 16 euros y puedes encontrarlo en este enlace.

6) Cinta americana y su reflejo, un bote de WD-40

Una cinta americana puede “salvarte el culo” en infinidad de situaciones. Fijar en su lugar un espejo retrovisor al que le han dado un golpe, o evitar que la defensa se desprenda en caso de un pequeño golpe en ciudad. Tranquilamente puede evitar que tu coche se tenga que ir en grúa. Puede “parchear” de forma temporal manguitos rotos, o reemplazar tapones perdidos. El WD-40 permite la movilidad de piezas atascadas: esa bisagra que comienza a hacer ruido, esa cerradura que se ha quedado atascada. Imprescindibles.
7) Un puñado de dólares (o euros)
Dinero contante y sonante. Para posibles emergencias. Puede que por algún motivo, tus tarjetas se hayan desmagnetizado y te veas en apuros para pagar un simple peaje de autopista. O pares en una gasolinera a tomarte un café y no admitan pagos con tarjeta en importes menores a 6 euros – más habitual de lo que parece. Personalmente, suelo llevar unos 5 euros en monedas y quizá un billete de 20 euros, guardados en una cajita en la guantera. En más de una ocasión han marcado la diferencia.

8) Un pequeño extintor de un kilo

Pienso que todos los coches deberían tener de serie un extintor. Algunos de los coches de prensa que probamos vienen con un pequeño extintor incluido en el maletero, o bajo uno de los asientos delanteros. Lo que puede empezar como un fuego tonto por un cortocircuito o un poco de combustible derramado en una parte caliente del motor, puede terminar con tu coche completamente calcinado si no intervienes a tiempo. Un extintor de un kilo es pequeño, ligero y cuesta poco más de 20 euros en cualquier gran superficie.
Este extintor de 1 kilo cuesta poco más de 20 euros y viene con soporte, que sólo debes atornillar o fijar en un lugar adecuado de tu coche. No es el más compacto, pero en el maletero ocupará poco sitio. Enlace al producto.

9) Un soporte para tu teléfono en el salpicadero

Si tu coche no tiene conexión MirrorLink o un espejo Android Auto/Apple CarPlay, y pretendes usar sus funciones de navegación – todos lo hacemos – necesitas un buen soporte para el teléfono. Hay soportes que se adhieren mediante una potente ventosa al parabrisas, y permiten que en todo momento tengas una buena visibilidad de su pantalla. En estos tiempos donde los smartphones son nuestro centro de infotainment, parece un accesorio básico. Asegúrate de que el cable de carga no se enreda en el volante o en otros mandos.
Este enlace te llevará al soporte vendido por Aukey para smartphone. Es un soporte magnético, que funciona adhiriendo una “pegatina” magnética a la parte trasera de tu teléfono, idealmente, a su funda. 
El soporte en sí se coloca en las rejillas centrales de aireación del vehículo. Sólo cuesta 7,99 euros y es una de las propuestas más recomendables del segmento.

10) Un juego básico de herramientas

No hace falta tener el juego de herramientas de un mecánico en la parte trasera de un coche, pero sí un pequeño botiquín mecánico, consistente en algunas llaves inglesas, destornilladores, etc. Herramientas que te permitan hacer cosas tan básicas como cambiar una rueda pinchada, sustituir escobillas de limpiaparabrisas – en coches más antiguos sin mecanismos de cierre rápido – o atornillar de nuevo algún componente que se ha aflojado por el motivo que fuera. No todo van a ser smartphones y extintores.

¿Nos olvidamos algo?

Estos son los 10 elementos que consideramos imprescindibles, aunque también hay otros accesorios recomendables: un par de guantes, una toalla, trapos, una alfombra vieja para proteger el maletero, agua o unas barritas energéticas, sin ir más lejos. También puede ser recomendable tener a bordo un pequeño compresor portátil para revisar la presión de los neumáticos sin tener que acudir a una gasolinera. Sea como fuere, os conminamos a dejarnos vuestras sugerencias y observaciones en la sección de comentarios.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario