Exaltacion de Vladimir Guerrero en COOPERSTOWN


COOPERSTOWN. Vladimir Guerrero es conocido como una persona de pocas palabras. El domingo, cuando dio su discurso de exaltación al Salón de la Fama, el dominicano reconoció esa fama con una sonrisa y, como para hacerle honor a su reputación, habló poco.





"Antes, no hablaba mucho", dijo Guerrero en el podio de la ceremonia de exaltación en el Clark Sports Center del pueblo de Cooperstown. "Decía que era el bate que hablaba por mí. Pero ahora tengo que hablar, porque ya no estoy jugando".

Es cierto que Guerrero se ha visto disponible para los medios mucho más en los últimos meses que en prácticamente toda su carrera entera como jugador activo, desde la República Dominicana hasta Nueva York, Washington en el Juego de Estrellas y este fin de semana en Cooperstown. Pero su discurso fue bastante corto.
Ante una concurrida ceremonia al aire libre, con una fuerte presencia dominicana, Guerrero dio las gracias a Dios, su familia y su equipo de relaciones públicas. Además, reconoció la ciudad de Montreal, donde empezó su carrera de Grandes Ligas con los Expos, además del país de Canadá. Guerrero expresó su agradecimiento con sus dos managers de más tiempo en las Mayores, su compatriota Felipe Rojas Alou (Expos) y Mike Scioscia (Angelinos).Autor de 449 jonrones, promedio de .318 y OPS de .931 en una carrera de 16 temporadas en las Mayores, Guerrero fue exaltado junto a Chipper Jones, Alan Trammell, Jim Thome, Jack Morris y Trevor Hoffman.
"Yo sé que no hablo mucho, pero me siento contento que me metieron en el Salón de la Fama con este grupo, que jugué con algunos y los vi jugar", expresó Guerrero. "Doy gracias, porque salí de un pueblo pequeño, Don Gregorio, Nizao, de Baní".
Padre de ocho hijos, más uno de crianza, Guerrero no pudo dejar de mencionar el hecho de que el domingo fue el Día de los Padres en su país.
"Estoy contento dos veces, ya que hoy es el Día de los Padres en nuestra República Dominicana", dijo Guerrero, quien ahora se ha unido a Juan Marichal y Pedro Martínez como los únicos dominicanos en el Salón de la Fama. "Siempre hay que tener nuestra bandera en alto", según informó David Venn de MLB.COM.






    Relacionado
    La “Magia” de Vladimir Guerrero con el bate llega al Salón de la Fama






    A medida que se acerca la hora del acto de exaltación al Salón de la Fama que protagonizará el expelotero dominicano Vladimir Guerrero, el mundo del béisbol profesional es consciente que con su entrada al recinto sagrado llegará la “Magia” que ponía a la hora de batear la pelota.

    Guerrero se convirtió en uno de los toleteros más carismáticos durante los 16 años que estuvo en las Grandes Ligas, que maravillaba cuando salía a la caja de bateo y no había pelota que le llegase de los lanzadores fuera de la zona del “strike” a la que no le hiciese contacto.
    Ese carisma y respeto será reconoció para siempre cuando el domingo haga su discurso de aceptación como nuevo miembro del Salón de la Fama que llega a Cooperstown.

    Guerrero se convirtió en el primer jugador de posición dominicano elegido al Salón de la Fama, siendo los exlanzadores Juan Marichal (1983) y Pedro Martínez (2015) los primeros quisqueyanos en tener una placa en Cooperstown.

    Su elección, merecida, es el resultado de muchas jornadas de haber dado momentos espectaculares a los fanáticos del béisbol también con su brazo desde el jardín derecho y las otras cualidades que siempre mostró sobre el diamante.
    Los números hablan por sí mismos después de haber conseguido 449 jonrones, 447 dobles, 1.496 carreras producidas y OPS de .931, entre muchos otros.
    Con dicha trayectoria en las Grandes Ligas, Guerrero se convirtió en el primer jugador de posición dominicano elegido al Salón de la Fama, siendo los exlanzadores Juan Marichal (1983) y Pedro Martínez (2015) los primeros quisqueyanos en tener una placa en Cooperstown.
    Su logró es también en el reconocimiento a toda la gran evolución y aportación que el béisbol dominicano ha hecho a las Grandes Ligas en los últimos 30 años y que de no haber sido por el problema del dopaje, peloteros como Sammy Sosa y Manny Ramírez tenían el talento suficiente para haber entrado en el recinto sagrado del Salón de la Fama.
    Sosa, aunque nunca dio positivo, las sospechas de consumo de sustancias para aumentar el rendimiento, además del uso de un bate modificado con corcho por dentro en el 2003, año en que según el New York Times estuvo junto a Ramírez entre los 104 peloteros que dieron positivos por sustancias prohibidas de manera “anónima”.
    La “Magia” de Vladimir Guerrero con el bate llega al Salón de la Fama
    Esa sospecha y esa lista empañaron lo que fue una espectacular carrera del oriundo de San Pedro de Macorís y que mantuvo un duelo espectacular de jonrones con Mark McGwire, otro de los implicados en consumo de substancias prohibidas.
    Sin importar que Sosa nunca haya salido positivo en una prueba de dopaje de manera oficial o que no haya sido incluido en el Informe Mitchell, los votantes no lo han apoyado.
    Este año, Sosa recibió apenas el 8,6 por ciento de los votos de parte de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), lejos del 75 por ciento que se necesita para ser elegido.
    Cuando se habla de Ramírez, sus dos pruebas positivas por dopaje (2009 y 2011) mancharon lo que ha sido una de las carreras más productivas al bate en la historia de las Mayores.
    Con 555 cuadrangulares (incluyendo 21 con las bases llenas), 1.831 remolcadas y OPS de .996, su candidatura hubiese sido fácil de apoyar en su primera oportunidad en la boleta. Sin embargo, en el 2018 Ramírez recibió el 22 por ciento de los votos para el Salón de la Fama.
    Con 609 cuadrangulares en las Grandes Ligas, Sosa es superado sólo por Albert Pujols entre los nacidos en la República Dominicana, que la pasada noche consiguió su jonrón número 631, sexto mejor en la lista de todos los tiempos.
    Mientras que Ramírez, en el renglón de impulsadas, está también entre los más grandes de la historia del béisbol y ningún dominicano ha tenido el OPS que el consiguió (.996).
    De ahí, el gran valor que tiene la figura de Guerrero, que simboliza toda la grandeza que posee el pelotero dominicano, que surge de los extractos más humildes de la sociedad y a pesar de todas las dificultades que debe afrontar al final hace que su gran clase se imponga cuando está en los diamantes de las Mayores.
    “Tengo que reconocer que mi entusiasmo es enorme, no sólo por haber alcanzado el sueño de mi vida como pelotero, sino el haber dejado en lo más alto a mi familia, mis amigos a los que me apoyaron y a todo un país que también siempre ha estado de mi lado”, subrayó Guerrero.


    Arturo De Freites, el escucha que luchó no solo para que los Expos de Montreal le aprobaran la firma de Vladimir Guerrero, sino también para que le aumentaran algo al ridículo bono de mil 500 dólares que le ofrecían, será un invitado de luxe el domingo en la ceremonia de exaltación al Salón de la Fama de Cooperstown.
    “Arturo será el principal invitado de esta fiesta”, destacó Virgilio Rojo, relacionista público de Guerrero, quien ayer a la 1:40 de la tarde partió para Nueva York en un vuelo comercial de Delta Airlines.
    “La Tormenta de Don Gregorio” quiere que De Freites ocupe uno de los principales asientos el día más importante de su vida deportiva para que escuche en el discurso de cinco o seis minutos que pronunciará, lo mucho que le agradece.
    De Freites, para entonces Coordinador de Scouts de la desaparecida organización canadiense y hoy labora en funciones similares con la academia de Tampa Bay, viajará el viernes para unirse a la extensa delegación de más de 200 invitados, entre los que figuran sus padres, hermanos, hijos y amigos de infancia y de ahora.
    Gracias a su insistencia, los Expos lo firmaron por dos mil dólares en el 1994 a un jugador que no quisieron los Dodgers, Texas y muchas otras organizaciones. De uno de sus bolsillos, Arturo sacó 100 dólares y por ello finalmente Guerrero recibió 2,100.
    Otro invitado de honor lo será Pedro Martínez, quien acogió a Vladi en el tiempo que permanecieron juntos en el equipo de Montreal (1996-98).
    Otra personalidad que el primer “jugador de posición” dominicano en ser exaltado a Cooperstown quiere ver sentada allí la tarde del domingo, es a Felipe Alou, el primer dirigente que tuvo en las Mayores y en cuya inagotable fuente de conocimientos abrevó.
    Rojo y demás componentes del equipo de trabajo del singular ex pelotero han tratado de contactar a “El Panqué de Haina”, pero no ha sido posible.  
    “Es un sueño de Vladimir verlo allá”, declaró enfatizó.   
    En vuelo regular
    En la antesala del gran momento, “Miquea”, como es mayor llamado en el pueblo de Don Gregorio, prefirió viajar en un vuelo regular y no en un avión privado, como suelen hacerlo las megaestrellas del mundo del deporte y el arte, así como empresarios y políticos.
    “Siempre he andado así, en vuelos normales, nunca he viajado en vuelos privados. Eso es lo que siempre he querido hacer”, manifestó el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004, a quien los millones y la fama no le han hecho perder la humildad ni la sencillez.   
    Dijo que en el vuelo iba a revisar el discurso que pronunciará en el ceremonial y aseguró, en la etapa final de la cuenta regresiva, que no siente maripositas en el estómago.
    “No tengo maripositas. Vamos a esperar el 29, ahora mismo estoy normal, como siempre”, expresó. “He estado en sitios con muchos fanáticos y aunque no he hablado, casi puede ser lo mismo”.
    El discurso será en español y José Mota, narrador de los Angelinos de Anaheim, una de las cuatro franquicias por las que Vladimir paseó su calidad en el Gran Circo, lo traducirá al inglés.
    La pieza fue escrita por Rojo y tendrá una duración de cinco o seis minutos. La misma ha sido modificada varias veces “porque Vladimir ha pedido lo que quiere decir”.
    Adelantó que se trata de un discurso bien sencillo, “a lo Vladimir”, basado en el agradecimiento de aquellas personas que le ayudaron tanto en su vida atlética como en lo personal.
    También tendrá palabras de agradecimiento para la República Dominicana, para Estados Unidos por abrirle las puertas y permitir cambiar su status de vida y enviará un mensaje a los jóvenes para que luchen para cristalizar sus sueños.
    Facilidades
    Un total de ocho autobuses saldrán desde distintos puntos de Nueva York para llevar de manera gratuita a los dominicanos que deseen ir a Cooperstown.
    Los mismos han sido facilitados con fondos del Ministerio de Deportes, del empresariado dominicano en la Gran Manzana, del Consulado Dominicano de allí y del propio Vladimir.
    (+)
    AGENDA

    Al ex jardinero de 43 años desarrollará desde una extensa agenda en Estados Unidos. Hoy tiene en carpeta una rueda de prensa en el Restaurant 809, de Nueva York, enfocada en la comunidad dominicana.
    Este miércoles se trasladará a Cooperstown, donde de jueves a lunes sostendrán una serie de actividades que incluyen “una reunión de revisión de puntos” con las autoridades del Salón de la Fama, torneo de gol en el que también tomarán aparte Chipper Jones, Alam Trammel, Trevor Hoffman, Jim Thome y Jack Morris, firma de autógrafos, conferencias de prensa, cenas, El lunes en la mañana colocará la placa en el Museo y luego participará en un programa televisión con el prestigioso cronista Peter Gammons.
    Posteriormente viajará a Texas y el miércoles a la ciudad de Anaheim, donde recibirá reconocimientos previo a los encuentros del día.

    Share on Google Plus

    About SFM News

    This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
      Blogger Comment
      Facebook Comment

    0 comentarios:

    Publicar un comentario