Los mitos sobre perder peso acelerando el metabolismo que son completamente falsos

Un buen día, te subes a la báscula y descubres que es mucho más difícil deshacerte de esos kilos de más. A falta de una explicación mejor, achacas el problema a la edad. 
Es tu metabolismo, te dicen, que ya no quema grasas como antes y hay que reactivarlo. Suena bien, solo que no es cierto.
Mito 1: El metabolismo se ralentiza con la edad y por eso ganamos peso
La idea es cierta a medias. Es cierto que el metabolismo cambia y se hace menos activo a medida que nos hacemos mayores, pero esa no es la razón por la que no hay manera de deshacernos de la barriga. El problema, como apuntan Los Institutos de la salud de Estados Unidos, es que perdemos parte de la capacidad natural que teníamos para regular el apetito, y encima hacemos menos ejercicio.
Las personas jóvenes tienden a comer menos tras una ingesta especialmente copiosa hasta que queman esas calorías. Con la edad perdemos esa especie de instinto y seguimos comiendo igual aunque en el último almuerzo nos hayamos puesto como el tenazas. Eso, y la falta de ejercicio son los verdaderos culpables de que ganemos kilos más fácilmente y los perdamos con mayor dificultad pasados los 30.
¿Cuál es el remedio entonces? Es el ejercicio físico, y no nos referimos solo a ponernos la ropa de deporte y hacer kilómetros como locos durante media hora al día. Cada minuto de actividad diaria, por pequeño que parezca, cuenta. Un reciente estudio publicado en la revista Journal of the American Heart Association ha comparado los ratios de mortalidad de casi 5.000 personas con sus pautas de ejercicio y sus problemas de salud derivados de la obesidad. El resultado es claro. La actividad física leve o moderada (ir caminando al trabajo, pasear al perro, subir unas escaleras, ir a hacer recados en bicicleta) a lo largo del día es tan buena a la hora de mejorar nuestra salud y ayudarnos a prevenir el exceso de peso como una sesión de ejercicio intenso.

Mito 2: Algunos alimentos ayudan a adelgazar acelerando el metabolismo

Algunos alimentos activan ligeramente el ritmo metabólico, pero no existe constancia científica de que ese aumento se traduzca en una pérdida de peso. El te verde, la cafeína, la comida picante o los pimientos no ayudan a adelgazar si sigues comiendo lo que te da la gana y no haces ejercicio.

Mito 3: Comer pequeñas cantidades regularmente a lo largo del día acelera el metabolismo

No tiene nada que ver con el metabolismo. La razón por la que se recomienda hacer pequeñas comidas espaciadas a lo largo del día es que eso ayuda a muchas personas a sentirse saciadas y a no comer en exceso cuando llega la hora de la comida porque sienten demasiada hambre.
Es un tipo de dieta que suele funcionar muy bien a los atletas. El problema llega si somos una persona que tiene problemas para dejar de comer una vez empieza. Si sufrimos este tipo de ansiedad es probable que acabemos comiendo demasiado cinco veces al día. En esos casos es mejor ceñirse a las tres comidas y tratar de no picar entre horas.




Mito 4: Hacer ejercicio reactiva el metabolismo para todo el día

Es falso. Cuando hacemos ejercicio moderado o intenso (especialmente cardiovascular) nuestro cuerpo quema calorías. Ese consumo de calorías puede llegar a mantenerse durante una hora atrs la sesión deportiva, pero en ningún caso se mantiene durante el resto del día. Si nos dedicamos a comer como locos con la excusa de que nuestro metabolismo está acelerado por el ejercicio lo único que conseguiremos es ganar peso.

Mito 5: Ganar músculo ayuda a perder peso porque acelera el metabolismo

Es un mito muy arraigado entre los deportistas, pero es falso. Normalmente las personas que hacen deporte ganan unos kilos de músculo, pero no es suficiente como para que marque una diferencia en términos de consumo de calorías. Los músculos en reposo no queman calorías. Eso solo lo hacen cuando los ejercitamos. El resto del tiempo, los responsables de quemar la mayor parte de nuestras calorías son nuestros órganos internos (cerebro, corazón, riñones, hígado y pulmones principalmente).
Hacer pesas y desarrollar músculo de manera moderada es estupendo porque nos ayuda a reforzar nuestros huesos, mantenernos sanos y evitar lesiones, pero no acelera el metabolismo ni contribuye a que quememos calorías de manera pasiva. [vía Medicine Plus]
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario