La diabetes aumenta el riesgo de cáncer

Comparados frente a las personas sin la enfermedad, las mujeres y los varones con diabetes tienen, respectivamente, un riesgo un 27% y un 19% mayor de desarrollar cáncer.


La diabetes es una enfermedad causa por la incapacidad del organismo para producir –diabetes tipo 1– o utilizar correctamente –diabetes tipo 2– la insulina. En consecuencia, y dado que esta insulina es la hormona responsable de que las células capten la glucosa de la sangre para producir energía, el torrente sanguíneo acaba portando un exceso de glucosa, lo que puede acabar provocando daños en múltiples órganos del cuerpo. Es el caso, entre otros, de los ojos –retinopatía diabética– y de los riñones –nefropatía diabética–. Sin embargo, parece que este exceso de glucosa en sangre también puede ocasionar daños en el ADN de las células, aumentando así el riesgo de mutaciones y, por ende, del desarrollo de un tumor. Pero, ¿esto es realmente así? Es decir, ¿la diabetes aumenta el riesgo de cáncer? Pues según un estudio dirigido por investigadores del Instituto George de Salud Global en Sídney (Australia), sí, siendo además este riesgo mayor en las mujeres que en los varones.
Como explica Toshiaki Ohkuma, director de esta investigación publicada en la revista «Diabetologia», «la asociación entre la diabetes y el riesgo de desarrollar cáncer está ahora firmemente establecida. Además, también hemos demostrado por primera vez que las mujeres con diabetes son más proclives a padecer cualquier tipo de cáncer, así como que tienen una probabilidad mayor de desarrollar leucemia y tumores renales, en la cavidad oral y en el estómago».

Diferencias de género

Para llevar a cabo su revisión o metanálisis, los autores analizaron los resultados alcanzados en 47 ensayos clínicos en los que se examinaron los historiales médicos de más de 19,2 millones de personas para tratar de hallar una posible relación entre la diabetes y el cáncer –el número total de casos de cáncer en estos ensayos superó el millón–. Y lo primero que encontraron es que la diabetes es por sí misma un factor de riesgo independiente para el desarrollo de la mayoría de enfermedades oncológicas. Tal es así que, comparadas frente a las mujeres con unos niveles normales de glucosa en sangre, las pacientes con diabetes presentan una probabilidad hasta un 27% superior de padecer cáncer. Un incremento del riesgo que en el caso de los varones se establece en el 19%.




En consecuencia, y según apuntan los autores, «podemos estimar que, en general, las mujeres con diabetes tienen una probabilidad un 6% superior de desarrollar cualquier tipo de cáncer que los varones con esta enfermedad metabólica».



Las mujeres con diabetes tienen un riesgo un 6% superior de desarrollar cualquier tipo de cáncer que los varones diabéticos

Sin embargo, esta diferencia de género no fue igual para cada uno de los tipos de cáncer, variando notablemente en función de la localización del tumor. De hecho, y comparadas frente a los varones igualmente afectados por la diabetes, las pacientes diabéticas tienen un riesgo un 15% mayor de padecer leucemia, un 14% superior aparición de un tumor en el estómago, un 13% mayor de desarrollar cáncer oral y un 11% superior de sufrir cáncer renal. Por el contrario, los varones diabéticos tienen una probabilidad un 12% mayor de padecer un cáncer hepático que las mujeres con la enfermedad.
Pero, vez aparecida la diabetes, ¿por qué el riesgo de cáncer –en general– es mayor en las mujeres? Pues la verdad es que no se sabe, si bien los autores han sugerido varias hipótesis al respecto. Como indica Sanne Peters, co-autora de la investigación, «podría haber varias razones al respecto, como sería que, de media, las mujeres se encuentran en el estado pre-diabético de intolerancia a la glucosa durante dos años más que los varones». 
Sin embargo, es posible que la razón no se explique por ‘meras’ diferencias biológicas o metabólicas entre ambos sexos, sino la atención que reciben unas y otros por parte de sus médicos. Como refiere Sanne Peters, «ya sabemos que de manera tradicional las mujeres suelen ser infratratadas cuando presentan los primeros síntomas de la diabetes, que tienen una menor probabilidad de recibir un cuidado intensivo y que no toman el mismo nivel fármacos que los varones. Todas estas situaciones podrían explicar de alguna manera por qué las mujeres presentan un mayor riesgo de desarrollar cáncer. Pero sin más investigaciones no podemos asegurarlo con certeza».

422 millones de diabéticos en riesgo

Sea como fuere, parece claro que la diabetes se asocia a un mayor riesgo de cáncer. Un aspecto a tener muy en cuenta dado que el número de afectados por la diabetes en todo el mundo no deja de crecer. De hecho, la cifra global de diabéticos, de ‘tan solo’ 108 millones en 1980, alcanzó los 422 millones ya en 2014.
Como concluye Toshiaki Ohkuma, «si bien el número de pacientes con diabetes se ha duplicado a nivel global en los últimos 30 años, todavía tenemos mucho que aprender sobre esta enfermedad. Es vital que se realicen más estudios para descubrir por qué la diabetes aumenta el riesgo de cáncer, así como que tanto los pacientes diabéticos como los médicos sean conscientes de esta aumento de la probabilidad de cáncer».
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario