Inmigrantes: Rompiendo esquemas y viviendo en Fe se alcanza el éxito

Gina Cepeda nació en los Estados Unidos, hija de madre dominicana y padre panameño. Realizó sus estudios secundarios en un colegio católico en la Republica Dominicana. Luego de su graduación de bachiller realizó un curso de Secretariado Administrativo así como varios cursos técnicos de informática. Durante ese tiempo conoció al que hoy es su esposo y con el cual lleva 25 años de feliz unión matrimonial.
Recién casada a los 21 años de edad, decide emigrar a Estados Unidos junto a su esposo comenzando su nueva vida desde cero. Sin un título universitario formal y solo impulsada por su deseo de superación y su liderazgo innato, Gina tuvo la oportunidad de trabajar en muy buenas compañías en la cuidad de Nueva York.
Afirma que en este país pudo encontrar todas las oportunidades con las que soñaba y que con la gracia de Dios muchas puertas se le abrieron a nivel profesional y personal. Hoy es madre de 3 maravillosas niñas, una de las cuales se graduó recientemente de la universidad.
Enfocándose en el futuro de sus hijas, Gina y su esposo toman la decisión de mudarse en el año 2001 al estado de Virginia. Nuevamente tuvieron que enfrentar lo desconocido, pero este cambio en sus vidas fue también de bendición para toda la familia.
Por más de 13 años Gina ha laborado en una firma que otorga fianzas a personas acusadas de delitos o en espera de sus juicios. Así ha ido escalando diversos puestos por los pasados años. Actualmente se desempeña como Bail Bondsman (fiadora), un trabajo mayormente desempeñado por hombres. Gina es pionera en esta área.
Nos cuenta que para muchas personas su trabajo es sinónimo de tristeza y en ocasiones es mal visto por tener que trabajar con delincuentes. Sin embargo, Gina afirma que en esta posición ha aprendido a valorar a las personas sin importar su raza, situación económica o sus errores pasados. A pesar del estereotipo, muchos de sus clientes no son culpables de los delitos de los cuales se les acusa, dice Gina. Agrega que “puedo ser una ayuda para ellos y sus familias en esos momentos tan difíciles. Doy palabras de aliento y orientación a los que lo necesitan y a los que son sentenciados, puedo ayudarlos para que sean liberados de la prisión con rapidez”. “Al final del día mi trabajo me produce mucha satisfacción ya que estoy prestando un servicio a la comunidad. ¡Aquí he vivido experiencias únicas!”, agrega.
Gina nos expresa que su primer mentor fue su padre, quien también emigró a los Estados Unidos desde Panamá en su juventud, un trabajador incansable que a sus 70 años de edad continúa laborando sin tomar vacaciones. De su padre aprendió a amar el trabajo y que para ser respetados y reconocidos debemos ser responsables.
“Viviendo una vida centrada en Dios he podido lograr todo lo que ha hecho hasta hoy”, dice Gina. “Somos miembros activos de la iglesia, mi esposo es mi bastón, mis hijas el aire que respiro, mi madre mi fortaleza y ejemplo de perseverancia. Gracias a ellos todos los días me levanto con más ganas de superarme, buscando siempre poner en alto el nombre de todos los latinos que vinimos a este país a darlo todo porque todavía soñamos con el Sueño Americano”, indica.
Rompiendo esquemas y estereotipos, Gina es un ejemplo de perseverancia, fortaleza y fe para las mujeres latinas en todo el país.
Ana Betances
Ana Betances es nativa de San Francisco de Macorís y reside en Estados Unidos hace más de 12 años. Es asociada de comunicación en español de la organización American Voice.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario