El autor del tiroteo en el periódico de Maryland actuó por "venganza" tras perder una demanda por difamación

Jarrod Ramos, sospechoso del asesinato de cinco personas en el diario Capital Gazette

El autor del tiroteo en un periódico local en Annapolis que dejó cinco muertos actuó por "venganza", según informaron las autoridades que en estos momentos siguen interrogándole para esclarecer los detalles del ataque.

El tiroteo ocurrió este jueves en el interior del Capital Gazette, el diario de cabecera de la capital de Maryland. "Este individuo tenía algún tipo de venganza contra el diario Capital", explicó en rueda de prensa el teniente Ryan Frashure, portavoz de la Policía del condado de Anne Arundel, donde tuvo lugar el tiroteo.

Frashure detalló que el presunto autor del tiroteo había amenazado al periódico a través de las redes sociales.

Aunque las autoridades no identificaron al detenido, los medios estadounidenses informaron que se trata de Jarrod Ramos, un hombre de 38 años.

Las autoridades tampoco detallaron el motivo de la "venganza", pero Ramos perdió en 2015 una demanda por difamación que había presentado contra el periódico por un artículo de 2011 en el que el Capital Gazette le identificaba como acosador de mujeres en las redes sociales citando documentos judiciales.

Dos miembros de las fuerzas especiales después del tiroteo



Joshua Roberts) Según los informes policiales, el atacante ingresó al edificio del Capital Gazette hoy sobre las 14.30 hora local (18.30 GMT) y abrió fuego a través de una puerta de cristal matando a cinco personas y dejando heridas a otras dos.

La Policía lo detuvo en el lugar de los hechos, escondido debajo de una mesa. Las autoridades identificaron a las víctimas mortales como Gerald Fischman, Robert Hiaasen, John McNamara, Rebecca Smith y Wendi Winters, cuatro periodistas y un agente de ventas.






DiarioDerechos de autor de la imagenCAPITAL GAZETTE
Image captionLos fallecidos son los periodistas Gerald Fischman, Robert Hiaasen, John McNamara y Wendi Winters, así como la agente de ventas Rebecca Smith.

Al menos cinco muertos y dos heridos dejó un "ataque premeditado" este jueves en un periódico de Annapolis, capital del estado de Maryland, Estados Unidos.
Los fallecidos son los periodistas Gerald Fischman, Robert Hiaasen, John McNamara y Wendi Winters, así como la agente de ventas Rebecca Smith.
Un hombre armado ingresó después de las dos de la tarde (hora local) a las oficinas del periódico Capital Gazette y disparó al interior de la sala de redacción.
El portavoz de la policía del condado de Anne Arundel, el teniente Ryan Frashure, explicó a la prensa que las autoridades detuvieron a un único sospechoso que "tenía algún tipo de venganzacontra el diario" y que ya había proferido amenazas contra este a través de las redes sociales.
El jefe de policía de dicho condado, William Krampf, dijo que la intención del sospechoso era "causar daño" en lo que consideró un "ataque premeditado".







edificio de Capital Gazette.Derechos de autor de la imagenGETTY
Image captionUnas 170 personas fueron evacuadas del edificio de Capital Gazette.








"Parecía una zona de guerra", le dijo Phil Davis, reportero del Capital Gazette, al diario Baltimore Sun. Unas 170 personas fueron evacuadas del lugar.
"No se por qué se detuvo", dijo Davis, quien junto a otros empleados se escondió bajo su escritorio mientras el hombre disparaba. "No sabes lo traumático que es esconderte bajo tu escritorio y sentirte impotente".

El sospechoso

Tras recibir una llamada de alerta, la policía llegó al lugar en cuestión de minutos y capturó al sospechoso, cuya arma estaba tirada en el piso, fuera "de su proximidad inmediata", dijo un funcionario del condado a la CNN.
Varios medios de comunicación estadounidenses como el Baltimore Sun y la misma Capital Gazette aseguraron que fuentes policiales identificaron al detenido como Jarrod Ramos, un residente local de 38 años.







Un polícia en rueda de prensaDerechos de autor de la imagenGETTY
Image captionLa policía ha negado que el ataque esté vinculado con actos terroristas.

Ramos había denunciado al periódico y a un antiguo redactor en 2012 por difamación, después de que este publicara un artículo en el que contaba que, en un juicio, Ramos se había declarado culpable de haber acosado por Facebook a una mujer.
La corte falló a favor del diario en 2015.
Después del atentado, la policía aumentó la seguridad en otros medios de comunicación del país. El presidente Donald Trump tuiteó: "Mis pensamientos y oraciones están con las víctimas y sus familias".
















Jimmy De Butts, editor de Capital Gazette dijo en un tuit que estaba "devastado y con el corazón roto".

WASHINGTON. Un hombre con una escopeta y granadas de humo irrumpió el jueves en la redacción de un diario en la ciudad estadounidense de Annapolis, a una hora de Washington, matando al menos a cinco personas en lo que la policía describió como un “ataque dirigido”.
Las autoridades dijeron que el autor del tiroteo en el periódico Capital Gazette es un adulto blanco residente en el estado de Maryland, que fue detenido y estaba siendo interrogado.
Un reportero del histórico diario, que se remonta al período colonial, contó como el atacante “disparó hacia la puerta de vidrio de la oficina y abrió fuego contra varios empleados”.
“No hay nada más terrorífico que escuchar disparos contra varias personas mientras tú estás bajo un escritorio y escuchas recargar al tirador”, tuiteó Phil Davis, periodista de la sección policial.
Hubo cinco muertos y dos heridos leves, dijo en rueda de prensa el jefe de policía interino del condado de Anne Arundel, Bill Krampf.
“Este fue un ataque dirigido contra el Capital Gazette”, señaló.
Añadió que aunque aún se desconocen los motivos, la policía investiga “amenazas al Capital Gazette en las redes sociales”.
“Estamos tratando de confirmar de qué cuenta eran y quién las envió”, explicó Krampf, señalando que parecían destinadas a los medios de comunicación en general e “indicaban violencia”.
Habrá edición impresa
El editor del diario, Jimmy DeButts, se dijo “devastado y con el corazón roto. Entumecido”.
“Los periodistas y editores de @capgaznews dan todo de sí todos los días. No hay semanas de 40 horas ni grandes pagos, solo pasión por contar historias de nuestra comunidad”, escribió en Twitter.
Chase Cook, un periodista del diario, dijo que el tiroteo no impediría que The Capital, la edición impresa local, saliera a la calle. “Mañana vamos a sacar un maldito periódico”, tuiteó.
Gracie Rustin, una asistente dental que estaba en medio de un procedimiento en el segundo piso del edificio cuando ocurrió el ataque, escuchó “ruidos fuertes” pero al principio no se dio cuenta de que era un tiroteo.
Entonces la policía entró y dijo: “Váyanse, váyanse, váyanse”, contó Rustin a la AFP.
El tiroteo revivió el recuerdo de un incidente de 2015 en Roanoke, Virginia, en el que dos periodistas fueron baleados durante una transmisión en vivo en la televisión local.
“Cada tiroteo como este es horrible, pero uno que ocurre en un lugar donde se hace periodismo es particularmente inquietante y me devuelve la avalancha de recuerdos de ese día trágico”, dijo Andy Parker, cuya hija Alison fue una de las víctimas de Roanoke.
“Un ataque contra todos”
El presidente Donald Trump, que ha estado enfrentado con gran parte de los medios desde que asumió el cargo, tuiteó un mensaje de apoyo. “Mis pensamientos y oraciones están con las víctimas y sus familias. Gracias a los primeros socorristas que están ahora en el lugar”, escribió.
“Un ataque violento contra periodistas inocentes haciendo su trabajo es un ataque contra todos los estadounidenses”, escribió en Twitter la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.
Varios legisladores llamaron a poner un fin a la violencia armada.
“Debemos unirnos para poner fin a la violencia”, dijo el demócrata Chris Van Hollen, senador del estado desde 2017.
“El ataque sin sentido en un periódico de Maryland hoy es enfermante. Dios bendiga a estos periodistas”, tuiteó el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan.
Según un estudio reciente, los estadounidenses poseen el 40% de las armas de fuego del mundo a pesar de representar solo el 25% de la población mundial.
De los 857 millones de pistolas propiedad de civiles, 393 millones están en Estados Unidos, más que todas las armas de fuego en poder de ciudadanos comunes en otros 25 grandes países combinados, según el reporte de Small Arms Survey.
Quienes abogan por un mayor control de las armas en Estados Unidos han intensificado sus esfuerzos en los últimos meses luego de varios tiroteos escolares este año, entre ellos el de una escuela secundaria en Florida en febrero, que dejó 17 muertos, y el de otra escuela secundaria de Texas en mayo, que dejó 10 fallecidos.
Pero hasta ahora, no hubo grandes cambios. Florida subió la edad legal para comprar armas de fuego de 18 a 21 años, mientras que el gobernador de Texas, Greg Abbott, hizo énfasis en hacer verificaciones sobre salud mental y seguridad escolar.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario