Donald Trump arremete contra Harley Davidson y Europa por el comercio

Donald Trump no usó inmediatamente, Twitter, su medio de comunicación favorito para reaccionar al anuncio del lunes de que la icónicamente americana Harley Davidson ampliaría su producción fuera de EEUU para evitar la subida de tarifas con las que la UE responde a la guerra comercial abierta por EE UU. Pese a que se tomó horas para hacerlo el mensaje fue algo confuso aunque decididamente enfadado.

Surprised that Harley-Davidson, of all companies, would be the first to wave the White Flag. I fought hard for them and ultimately they will not pay tariffs selling into the E.U., which has hurt us badly on trade, down $151 Billion. Taxes just a Harley excuse - be patient!

“Sorprendido de que, de todas las empresas, Harley Davidson, sea la primera en ondear la bandera blanca” (en rendirse). Escribía en la noche del lunes. El martes, no obstante siguió arremetiendo contra la compañía y en uno de sus varios tuits al respecto dijo que Harley “debe saber que no podrán vender de nuevo en EE UU sin pagar un impuesto alto!”.
El fabricante de motos anunció planes de cierre de su planta en Kansas en enero y con los ahorros fiscales con los que cuenta gracias a la reforma tributaria de Trump ha hecho lo que otras muchas compañías que cotizan en Bolsa, recomprar acciones para animar el valor que tienen los accionistas. Es decir, ni más inversión ni más creación de empleo, ni mejores salarios que es lo que afirmó el Gobierno que harían las empresas a las que la reforma tributaria ha reducido el tipo impositivo.
Pero Harley Davidson tiene un mercado a la baja en EEUU y Europa es el segundo lugar donde más vende y donde no se puede permitir que se le encarezca el producto. Pero desde el 22 de junio sus motos tienen tarifas del 31% en la UE como represalia a los aranceles impuestos por Trump para el acero y aluminio de exportación europea.

A Harley-Davidson should never be built in another country-never! Their employees and customers are already very angry at them. If they move, watch, it will be the beginning of the end - they surrendered, they quit! The Aura will be gone and they will be taxed like never before!

Trump siguió insistiendo ayer, sin concretar cómo, que el fabricante “pagará impuestos como nunca lo hizo antes”. Además mandó un aviso a la UE advirtiendo de que su Gobierno está finalizando un estudio sobre la imposición de tarifas a carros de la UE. Trump reiteró que este socio comercial se aprovecha del país que él preside.

....We are finishing our study of Tariffs on cars from the E.U. in that they have long taken advantage of the U.S. in the form of Trade Barriers and Tariffs. In the end it will all even out - and it won’t take very long!

El viernes, el presidente amenazó con tarifas del 20% a los carros ensamblados en automotrices europeas y la Administración está estudiando si la importación de autos de marcas como BMW, Audi o Alfa Romeo suponen una amenaza a la seguridad nacional.
Es el mismo motivo que adujo para decretar los aranceles al acero y aluminio que han dado comienzo a esta guerra comercial.  El departamento de Comercio tiene hasta febrero para exponer si los carros fabricados en países aliados de la OTAN suponen un problema de seguridad para EEUU.
Harley Davidson no es la única empresa en aprietos por la guerra comercial. El fabricante de clavos Mid-Continent Nail ha sido duramente golpeado por las tarifas sobre el acero mexicano y ha tenido que subir sus precios. Sus clientes le han dejado y ahora desde la empresa se ha advertido a varios medios que para finales de verano la plantilla de 500 personas puede ser despedida.
Además de los impuestos a las importaciones a través de aranceles, el Gobierno de Trump está renegociando el TLCAN y se ha retirado del TPP. Su ausencia de la mesa en la que se discute y pacta, por lo que percibe como un trato injusto comercial ya que EE UU tiene déficit, está permitiendo que las normas comerciales de más amplia aplicación global las establezcan otros países.
Dos hombres observan una motocicleta Harley-Davidson.
WASHINGTON. El presidente Donald Trump negó el martes que sus políticas comerciales hayan llevado a Harley-Davidson a trasladar al extranjero parte de su producción de motocicletas.
La empresa anunció el lunes que su decisión se debe a los aranceles impuestos por la Unión Europea en represalia por los que Trump impuso, pero Trump dice que eso es solo una excusa.
En una serie de tuits, Trump dijo el martes que la empresa ya había anunciado que iba a cerrar la planta en Kansas City. El sindicato ha dicho que esos empleos irán a Tailandia. Harley-Davidson lo niega.
Trump escribió: “Eso fue mucho antes de que se anunciaron los Aranceles. Usaron los Aranceles/Guerra Comercial como excusa. Eso muestra lo desequilibrado e injusto del comercio mundial, pero nosotros lo arreglaremos...”.
Trump asegura que él está logrando que otros países reduzcan o eliminen aranceles y barreras comerciales y que abran sus mercados.
El lunes, Harley-Davidson informó que comenzará a mudar al extranjero la producción de motocicletas destinadas al mercado europeo y que hasta ahora habían sido producidas en fábricas estadounidenses, alegando que se le avecina un alza de costos por nuevos aranceles.
El fabricante dijo en un documento ante las autoridades reguladoras que los aranceles de la Unión Europea a sus motocicletas exportadas desde Estados Unidos aumentaron del 6% al 31%, lo que se traduce en un costo adicional de alrededor de 2.200 dólares por motocicleta en promedio.
Harley-Davidson Inc. vendió casi 40.000 motocicletas en la Unión Europea el año pasado, generando ingresos que están apenas detrás de los obtenidos en Estados Unidos, según la compañía con sede en Milwaukee.
“Aumentar la producción internacional para aliviar la carga arancelaria de la UE no es la opción preferida por la empresa, pero representa la única opción sostenible para hacer que sus motocicletas sean accesibles a los clientes de la UE y mantener un negocio viable en Europa”, dijo Harley-Davidson en declaraciones preparadas.
Trasladar la producción al extranjero tomará unos 18 meses, señaló.
La Unión Europea comenzó el viernes a aplicar aranceles a varias importaciones procedentes de Estados Unidos, como el bourbon, la mantequilla de maní y el jugo de naranja. Los aranceles de la UE sobre productos estadounidenses por un valor de 3.400 millones de dólares, fueron aplicados en represalia por los aranceles que el gobierno de Trump comenzó a aplicar sobre el acero y el aluminio procedentes de Europa.
El presidente Trump ha utilizado a Harley-Davidson como ejemplo de las empresas estadounidenses que están siendo perjudicadas por las barreras comerciales. Sin embargo, Harley se ha pronunciado sistemáticamente en contra de los aranceles, diciendo que afectarían negativamente a las ventas.
Trump tuiteó el lunes que estaba sorprendido de que Harley-Davidson fuera la primera en “ondear la bandera blanca” en la disputa arancelaria entre Estados Unidos y la UE.
“Luché duro por ellos y a fin de cuentas no pagarán aranceles por vender en la UE”, tuiteó Trump. “Los impuestos son sólo una excusa de Harley, sean pacientes”.
Un portavoz de Harley-Davidson dijo que la compañía no tenía nada que responder al tuit de Trump.
El gobierno de Trump ha iniciado luchas comerciales con socios de diversas partes del mundo, y ha impuesto aranceles sobre el acero y el aluminio, lo que ha dado pie a medidas en represalia de parte de la Unión Europea, Canadá y México, entre otros.
“Más empresas seguirán el ejemplo de Harley y moverán producción al extranjero”, dijo Mary Lovely, economista de la Universidad de Siracusa. “No las puedes culpar. A muchas las han puesto en posiciones muy difíciles”.




Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionHarley-Davidson planea aumentar la producción en algunas de sus fábricas fuera del territorio estadounidense, aunque aún se desconoce cuáles.

Es todo un emblema de Estados Unidos, pero dentro de poco se llevará parte de su negocio a otro país.
Harley-Davidson, el legendario fabricante estadounidense de motocicletas, planea trasladar parte de su producción fuera para esquivar los aranceles impuestos recientemente por la Unión Europea (UE).
Y la medida no pasó desapercibida para el presidente Donald Trump, que con su discurso nacionalista parecía esperar algo más de "patriotismo económico" de un icono de la industria y el estilo de vida estadounidense.
El presidente expresó su molestia en un tuit en el que aseguró que los aranceles no eran más que una excusa.
"Sorprendido de que Harley-Davidson, nada menos, vaya a ser el primero en levantar la bandera blanca. Peleé duro por ellos y al final no van a pagar aranceles por vender en la UE, lo que nos ha dañado gravemente en comercio, US$151.000 millones de déficit. Los impuestos son solo una excusa, ¡tengan paciencia!", escribió el presidente en su cuenta de Twitter.










"Con el objetivo de solucionar el sustancial costo de estos aranceles a largo plazo, Harley-Davidson implementará un plan para mover la producción de motocicletas de Estados Unidos a sus fábricas internacionales (...)", anunció el fabricante en un comunicado ante la Comisión de Bolsa y Valores.
Harley-Davidson tiene su sede en Wisconsin y, además de sus plantas nacionales, también posee fábricas de ensamblaje en Australia, India, Brasil y Tailandia.
Su decisión es vista como una de las consecuencias más visibles del conflicto comercial que comenzó el presidente Donald Trump este año contra parte de sus socios estratégicos (como México o Canadá), así como con China.
Trump argumentó que los gravámenes son necesarios para proteger las industrias del acero y aluminio nacionales, vitales para "la seguridad nacional".
Su medida no tardó en recibir respuesta por parte de los países afectados, que tomaron medidas similares, y provocó una subida del coste de los metales para los productores estadounidenses.

La única opción sostenible

Harley-Davidson calcula que el traslado que planea tardará entre 9 y 18 meses, si bien no ha especificado dónde exactamente llevará su negocio.
La compañía ve esta nueva solución como "la única opción sostenible para que las motocicletas sean accesibles a clientes estadounidenses, además de mantener un mercado viable en Europa".










Trabajador ensambla el motor de una Harley-Davidson.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSi la compañía estadounidense no toma medidas respecto a los nuevos aranceles, los clientes europeos tendrían que pagar por una motocicleta 2.200 dólares por encima de su valor actual, según la empresa.

Con los aranceles actuales, comprar una Harley-Davidson en Europa costará $2.200 dólares más del valor actual, ya que el impuesto a la importación se incrementó del 6% a un 31%.
Si los clientes europeos son quienes terminan pagando las consecuencias de las recientes medidas del presidente Trump, esto "tendría un impacto inmediato y duradero para el negocio en la región", señaló la firma.
Harley-Davidson se ha centrado en expandir sus ventas fuera de Estados Unidos en medio de la caída de ventas en el país, pero aseguró que continúa comprometida con fabricar en la primera potencia mundial.
La firma emplea a unas 2.100 personas en Estados Unidos y ya había anunciado anteriormente sus planes para cerrar una instalación en Kansas, Missouri, una decisión que los trabajadores creen que responde a la apertura de una nueva fábrica en Tailandia.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario