Tienes que verlo entero para obtener el resumen completo, pero básicamente, Kosilla simplemente lo lava, eso sí, realmente bien, usando una almohadilla de limpieza bien lubricada para una primera pasada y luego una segunda.
Puede usar una de esas “bolas” blandas que se colocan al final de un taladro, pero ten cuidado de no poner demasiada presión en el plástico desgastado de la manilla de la puerta.
Como siempre, vas a querer ser realmente cuidadoso con cualquier tipo de químico y almohadillas que eliminen los arañazos, ya que normalmente son abrasivos en sí mismos, aunque la técnica de Kosilla parece realmente efectiva para rasguños desagradables que hacen que tu coche luzca viejo.