Colombia, con autoridad, se impone a Polonia

Radamel Falcao, el goleador histórico de la selección de Colombia marcó su primero en una Copa del Mundo
EFE
Moscú, Rusia
La Selección Colombia de Fútbol dio un golpe de autoridad y dijo presente en la Copa Mundial de la FIFA Rusia-2018 al golear 3-0 a la Selección de Polonia, en juego válido por la segunda fecha del Grupo H, que se cumplió en el estadio Kazán Arena.
Con goles de Yerry Mina de golpe de cabeza, la celebración esperada por todo el país, la de Falcao García, y el sello de Juan Guillermo Cuadrado, la tricolor se impuso sobre los polacos para llegar a tres puntos y quedar tercero en el grupo, detrás de Japón y Senegal, cada uno con cuatro. El jueves 28 de junio se juega otra final contra los africanos.
Con intensidad, como era de esperar, con dos equipos que necesitaban la victoria como su única oportunidad de seguir con vida en el Mundial, así se dio el inicio del juego en un estadio ensordecedor de gritos de colombianos, que en gran mayoría no pararon de alentar a la tricolor.

Polonia tuvo primero la intención ofensiva, como es su costumbre, con centros de costado para buscar al goleador, Robert Lewandowski, pero esos minutos fueron improductivos para los polacos, que cuando no encontraron las oportunidades, se dedicaron al juego fuerte, a cortar con faltas, sobre todo porque se empezaron a juntar James y Quintero.
Precisamente los dos armaron una pared en la que se unió Falcao para abrir la defensa rival y tener antes de los 10 primeros minutos la primera aproximación sobre el arco de Wojciech Szczesny, aunque sin claridad, pero dando luces de lo que podría venir después con esas sociedades en el medio campo.
Como Colombia tomó propiedad del balón, el equipo de Adam Nawaka intensificó el juego fuerte, en un momento del juego que tuvo mucho ritmo, de ida y vuelta sobre las áreas, pero sin presencia definitiva dentro de las áreas. Ese vértigo generó la lesión muscular de Abel Aguilar, quien fue sustituido a los 31 minutos por Matheus Uribe, con quien las pulsaciones del juego siguieron en aumento.
Allí se encendió el mejor juego de la tricolor, porque creció el rendimiento de James y cuadrado, el encargado de abrir la cancha por la derecha y generar las principales acciones, pues a los 35 avisó con su mejor cualidad, el mano a mano dentro del área, dejando a dos polacos en el piso, pero su centro fue desviado por Jan Bednarek.
Pero por ese costado estaba la clave y fue por donde se elaboró el gol, con la sociedad Cuadrado, Quintero y James, quien acarició el balón para centrar al área chica donde apareció el metro con 94 centímetros de Yerry Mina que venció a Szczesny, abrió el marcador y aceleró los corazones de miles de compatriotas en el estadio y millones en cada rincón del país.
Con el gol, James creció, se apoderó de las acciones, tomó el control de la pelota y lideró la orquesta que cerró el primer tiempo sin contratiempos, con dominio total y con confianza para seguir atacando, para seguir intentando ampliar el marcador, con la fórmula del centro para buscar al ‘Tigre’.
El gol del Tigre
Para el segundo tiempo, la intensidad fue menor, porque la propuesta debía ser de los polacos y no llegó, al contrario, Colombia siguió dominando las acciones con esa sociedad de creativos y tuvo para ampliar el marcador con un remate de James y otro de Quintero, pero se desviaron en los defensas contrarios.
A los 57 llegó la primera clara de Polonia y no podía ser con otro que con Lewandowski, quien tras un pase largo de Pazdan le ganó la espalda a Mina, controló y cuando pateó, ya tenía de frente a David Ospina, quien evitó el empate, respondiendo a la altura del juego que presentaron sus compañeros.
Pero todo estaba preparado para completar la gran fiesta colombiana en Kazán, con el gol que soñó todo el país desde hace cuatro años. A los 70 minutos, Arias se la pasó a Quintero y el zurdo dejó sólo al ‘Tigre’ contra  Szczesny para definir con categoría y permitir el grito de gol más anhelado por todo el país, el de Radamel Falcao García Zárate en un Mundial de Fútbol, el número 30 con la camiseta de la Selección.
Y la fiesta no paró, porque Polonia apostó todo al ataque, con más ganas que ideas y buen fútbol, otorgando espacios en defensa que aprovechó el equipo nacional, cuando James lanzó una asistencia única de su talento para Cuadrado, quien ingresó al área y definió para que Szczesny tuviera que sacar de nuevo el balón del fondo de la red.
Con la euforia de los colombianos en el estadio y todo el país en casa, la Selección le puso sello al compromiso con buen fútbol, con talento, capacidad y el carácter que anunció Falcao tras la derrota contra Japón. La jerarquía de un equipo que empieza a ser grande se vio en la cancha y Colombia se quedó con los tres puntos.
Ahora la tricolor debe buscar la victoria que le de la clasificación a los octavos de final, el próximo jueves 28 de junio en el estadio Arena de la ciudad de Samara, contra Senegal,  mientras que Polonia, ya eliminado, debe enfrentar a Japón, quien todavía define su paso a la siguiente fase.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario