¿Tiene menos energía pero quiere hacer ejercicio y quemar calorías? Hay una opción para usted


Rachel L. Davis es una ávida ciclista. Pero como madre trabajadora de dos hijos y con un tercero en el camino, no tiene tiempo para largos paseos en bicicleta.

"En mi mundo, hacer ejercicio es parte de mi vida diaria", comenta Davis, de 36 años, que es propietaria de una compañía de estrategia de marketing con sede en Washington.

"Vivo en una zona montañosa del DC y como que tengo hijos, estoy embarazada y más cansada, no tengo tanta energía para andar en bicicleta durante 60 kilómetros".

Ella encontró la solución en Jump Bikes, que alquila e-bikes sin muelle.

"La e-bike es una opción fantástica si alguien tiene un poco menos de energía, pero quiere hacer algo de ejercicio, quemar calorías y seguir circulando", cuenta. Las bicicletas eléctricas, también conocidas como e-bikes, son muy populares en Europa y China, y poco a poco, el mercado de este tipo de bicis crece en Estados Unidos.

Erik Saltvold, fundador y propietario de Erik's Bike Shop, una cadena con sede en Minnesota que se dedica a la venta y reparación de bicicletas, dice que la e-bike es la de más rápido crecimiento en la industria.

En octubre del año pasado, la empresa de investigación de mercado NPD Group informó que las ventas de bicicletas eléctricas habían crecido un 95% en los 12 meses anteriores a julio de 2017, con ventas por un total de casi USD 95 millones. Investigadores de la Universidad de Tennessee realizaron un estudio de caminantes, ciclistas y ciclistas convencionales que completaron una ruta montañosa de 4,43 kilómetros.

Los que usaron una bicicleta eléctrica registraron un 22% menos de energía que los ciclistas convencionales y un 64% menos que los caminantes.

Eso es porque, muy probablemente, los e-bikers llegaron a la línea de meta más rápido que los demás.

Pero las ventajas incluían mayores niveles de diversión y no era necesario ducharse cuando terminaban. "A veces las personas que pedalean mucho se burlan y dicen: "'Oh, no necesito un motor eléctrico'. Francamente, eso es correcto", dice Dave Abadie, propietario de E-Bike KC, una empresa de conversión de bicicletas.

"Si montas mucho para hacer ejercicio e incluso para competir, una bicicleta eléctrica es algo que no te interesaría". En cambio, las e-bikes ofrecen "una puerta de entrada para hacer ejercicio", dice Thomas Whitaker, director de marketing de Faraday Bikes, fabricante de este tipo de bicis con sede en San Francisco. Señala que el 10% de los clientes usan e-bikes para recuperarse de una enfermedad o una lesión. "Creo que es una forma familiar y divertida de hacer ejercicio sin ser duro con el cuerpo.

Las personas se recuperan y luego continúan caminando y haciendo más bicicleta".

El Instituto Nacional para el Transporte y las Comunidades cree que las bicicletas eléctricas eliminan las barreras, como las limitaciones físicas y la topografía desafiante, para el ciclismo.

Los resultados de una encuesta reciente "indican que, al reducir las demandas físicas del ciclista, las bicicletas eléctricas alientan a más personas a reemplazar los viajes en automóvil por viajes en bicicleta".

La encuesta reveló que el 37% de los ciclistas frecuentes y el 27% de los ciclistas que compraron una bicicleta eléctrica la usaban principalmente para ir al trabajo, una señal positiva para los funcionarios de transporte.

Las bicicletas eléctricas se clasifican por clases: las de Clase 1 son bicis de asistencia con una velocidad máxima de 32 kilómetros por hora (algunas localidades han prohibido las bicicletas eléctricas Clase 2 y Clase 3, que son reguladas a gusto).

El truco para usar una bicicleta Clase 1 es… pedalear.

"Si los pedales se detienen, la bicicleta no funciona", comenta Saltvold, que describe el uso de una bicicleta eléctrica como correr en una pasarela móvil en una terminal de aeropuerto.

Whitaker señala que los clientes dicen que apagan el pedal de asistencia para hacer más ejercicio, luego lo vuelven a encender cuando suben a una colina o si desean aumentar su velocidad.

Aunque las e-bikes son más fáciles de usar en algunos casos, como escalar montañas, existen problemas de seguridad. Debido a que son más pesadas que las bicicletas tradicionales, el equilibrio puede ser un problema.

Y, por supuesto, permiten que la gente circule a velocidades más altas de lo normal.

"Un usuario normal manejará a una velocidad de entre 20 y 25 kilómetros por hora, y un usuario de e-bike tendrá un promedio entre 25 y 32 kilómetros por hora", comenta Abadie.

Un aumento en el número de muertes de usuarios mayores de e-bike en los Países Bajos se ha atribuido al exceso de confianza en poder andar a altas velocidades y montar y desmontar las bicicletas.

Si estás interesado en una bicicleta eléctrica, tienes un par de opciones: convertir tu bicicleta existente o comprar una versión eléctrica.

Abadie dice que una bicicleta adecuada para la conversión debe tener un poderoso sistema de frenos, neumáticos más anchos y un espacio que puede contener el motor y la batería con seguridad.

Cobra entre USD 800 y USD 1.200 para encontrar las piezas y los motores correctos para una bicicleta en particular. El precio promedio de la nueva e-bike es de aproximadamente USD 2.500, según el informe del Grupo NPD.

En el extremo superior, el S-Works Turbo Levo FSR 6Fattie/29 de Specialized tiene un precio de USD 10.000. Incluso su batería de iones de litio es costosa, con un precio de hasta USD 800 por su reemplazo.

Davis planea invertir en una bicicleta eléctrica después de dar a luz a su tercer hijo.

"Esto podría llevarme de vuelta a mis años de andar mucho en bicicleta", relata.

"Ahora que tengo varios niños, no tengo la capacidad física para andar en bicicleta cuesta arriba con esa cantidad de peso. La e-bike cambia esa situación".

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario