Proponen que Nueva York elimine el uso de sorbetes plásticos


El concejal Rafael Espinal junto a coalición de defensores del medio ambiente lanza campaña para que la ciudad se una a iniciativa global contra la contaminación


NUEVA YORK.– La ciudad de Nueva York sería la ciudad más grande del país en unirse al movimiento medioambientalista que promueve la prohibición del uso de sorbetes de plástico.
Este miércoles, el concejal Rafael Espinal junto a defensores ambientales locales, nacionales e internacionales, presentaron la campaña GIVE A SIP, que busca prohibir entre los consumidores neoyorquinos, el uso de sorbetes desechables de plástico en los restaurantes y establecimiento de bebidas, al menos que éstos sean de material biodegradable.
“No es ningún secreto que el plástico es un gran problema para el medio ambiente. Se estima que hay 13 millones de toneladas métricas de plástico obstruyendo nuestros océanos y que 100,000 criaturas marinas mueren enredadas por desechos de plástico al año. Pero, hay algo que podemos hacer acerca de esta tendencia y podría ser tan simple como cambiar la manera en que bebes tu café helado por la mañana o tu cóctel por la noche”, dijo el concejal Espinal, durante el anuncio que tuvo lugar en el muelle A, en Battery Park.
La iniciativa de Espinal y los defensores entre los que se cuentan: Wildlife Conservation Society (WCS), Sierra Club y Oceanic Global, se complementa con un proyecto de ley que establece que, ningún establecimiento de servicio de alimentos o de bebidas en la ciudad ofrecerá a los consumidores cualquier agitador de bebidas o sorbetes desechables de plástico o cualquier material no biodegradable.
“Cada día se usan y descartan millones de sorbetes y removedores de plástico, mientras existen tantas opciones disponibles de sorbetes de papel. Podemos hacer del plástico una cosa del pasado. Es por eso que me enorgullece presentar una legislación que prácticamente eliminaría los sorbetes plásticos de los locales, bares y restaurantes de la ciudad de Nueva York”, agregó Espinal.
Según el proyecto de ley, la Ciudad no emitirá sanciones durante los primeros dos años posteriores a la promulgación de la legislación, solo advertencias y materiales informativos. La legislación establece excepciones para una persona que requiere un sorbete plástico debido a una discapacidad o condición médica y conlleva una multa de $ 100 por la primera infracción después que se ponga en vigencia la ley.

Importancia para el medio ambiente

“Ya sea que esté en Coney Island o Fiji, los sorbetes de plástico son un azote en los océanos del mundo. Hoy es el día en que decimos basta y demostramos que damos un aliento a las ballenas, los albatros y las tortugas marinas”, dijo John Calvelli de Wildlife Conservation Society.
La prohibición de sorbetes y removedores plásticos de bebidas está ya en efecto en ciudades como Seattle, Malibú y Miami Beach y la idea ha ganado popularidad a nivel global. Vancouver votó para vetar los sorbetes de plástico, mientras que Escocia y Taiwán se están moviendo para prohibirlas. En Latinoamérica, Ecuador tiene una legislación muy avanzada al respecto.
“Estamos encantados de apoyar al concejal Espinal por impulsar la legislación. Esperamos que al tomar esta acción inicial, la ciudad de Nueva York continúe avanzando hacia un futuro más verde e inspire a otras ciudades a seguir su ejemplo”, declaró Lea d’Auriol de la fundación Oceanic Global.
El Sierra Club de su parte destacó como muy importante la iniciativa para reducir la contaminación por plástico, que incluye millones de sorbetes de plástico que no se pueden reciclar, no son biodegradables y para lo que hay alternativas disponibles.
Entre tanto Anthony Malone, director de operaciones del muelle A, se mostró orgulloso de que toda la industria de servicios de restaurantes y bares apoye la campaña.
“Es alentador saber que los pequeños cambios operacionales en los negocios pueden crear efectos profundos y duraderos para nuestros océanos, y vemos esta medida como el primer paso en un esfuerzo por eliminar eventualmente todos los plásticos desechables de nuestra industria”, destacó Malone.
El año pasado, un proyecto de ley presentado en el Concejo para imponer un recargo de cinco centavos a las bolsas de plástico en Nueva York, no prosperó. En abril de este año, el gobernador Andrew Cuomo propuso una prohibición a las bolsas de plástico a nivel estatal, iniciativa  que algunos ambientalistas consideran que debía ser perfeccionada.

Impacto ambiental de desechos plásticos

Se estima que cada año 100,000 criaturas marinas mueren enredadas por desechos de plástico además de 1 millón de aves marinas. Si bien los sorbetes de plástico es la basura más común que se puede encontrar en las playas y en los océanos, también se considera entre los plásticos más fáciles de reemplazar. Las alternativas a los sorbetes de plástico hechos de papel, bambú, metal o vidrio están fácilmente disponibles, y los consumidores siempre pueden omitir los sorbetes en conjunto.
De acuerdo a las organizaciones defensoras del medio ambiente, 500 millones de sorbetes desechables de plástico usan a diario los estadounidenses y gran parte de esta basura va a parar a los océanos.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario