Para reservar el coche, los entusiastas han tenido que pagar $50.000. Todavía falta mucho para que podamos verlo por las calles. No obstante, no cabe duda de que Tesla ha provocado entusiasmo y curiosidad con su nuevo coche.