Son 110 los muertos en caída de avión en La Habana

Tres, entre 113, que luchan por sobrevivir. Quienes no murieron en la peor tragedia aérea en Cuba en la historia reciente son tres mujeres cubanas que se aferraban dramáticamente a la vida este sábado y permanecían en un hospital de la isla en estado crítico.
Entre las víctimas se encontraban 20 pastores de una iglesia evangélica que habían participado en varias jornadas en La Habana, según informó a The Associated Press Maité Quesada, integrante del Consejo de Iglesias de Cuba.
El ministro de Transporte cubano, Adel Yzquierdo Rodríguez, dijo el sábado que murieron 110 de las 113 personas iban a bordo del Boeing 737 que se desplomó el viernes por el mediodía cerca de La Habana, dejando un escenario de hierros calcinados.
El funcionario indicó que en el avión viajaban 102 cubanos, tres turistas, dos extranjeros residentes en la isla y seis miembros de la tripulación originarios de México.
Las autoridades aún investigan qué fue lo que sucedió y según un reporte del sitio web Cubadebate, una de las dos cajas negras del avión ya fue localizada.
La aeronave arrendada por la línea Cubana de Aviación se desplomó y se incendió el viernes sobre un campo sembrado después de haber despegado del aeropuerto internacional José Martí en La Habana.
Las sobrevivientes fueron identificadas como Grettel Landrovell de 23 años, Maylen Díaz de 19 y Emiley Sánchez de 39. Landrovell se encontraba en estado de coma.
Las tres son atendidas en el Hospital Calixto García de La Habana y los especialistas pidieron cautela.
“Nosotros como médicos siempre tenemos la esperanza y la expectativa de que podamos recuperar a las pacientes”, dijo el sábado a un pequeño grupo de periodistas Carlos Alberto Martínez, el director del hospital.
“Pero tenemos que ser conscientes de que presentan severas lesiones”, agregó Martínez. “Tienen un estado crítico”.
Familiares de las tres se congregaron para seguir la evolución de las pacientes -dos provenientes de la provincia de Holguín y una de la capital- en medio de una fuerte tensión con escenas de llantos conforme se daban los partes médicos.
“Ella se va salvar, mi hija es una guerrera, ella es fuerte”, dijo bañada en lágrimas Amparo Font, la madre de Landrovell.
El avión colapsó sobre el mediodía del viernes cuando se disponía a realizar un vuelo doméstico --entre la capital y la oriental ciudad de Holguín, a unos 700 kilómetros--, dejando una imagen dantesca de partes retorcidas.
Una de las testigos de la tragedia fue Rocío Martínez de 21 años, quien vio como el avión se precipitaba.
“Siento ese ruido muy extraño, muy feo, que ya venía. Traía una turbina encendida, en candela”, recordó. “Ya viene cayendo en picada y parece que vio que era demasiado caserío y da un giro brusco...para evitarlas... para evitar tragedia, porque lo que iba a haber era una masacre”.
El gobierno cubano decretó el fin de semana de duelo nacional debido a la tragedia, por lo que las banderas cubanas estarán a media asta.
En una inusual declaración --pues los dirigentes cubanos suelen guardar una estricta reserva sobre su salud-- el expresidente Raúl Castro envió un comunicado con sus condolencias a los familiares de las víctimas e informó que se recupera de una operación de hernia, pese a lo cual se mantiene al tanto de las investigaciones del accidente.
El Boeing 737 pertenecía a la mexicana Aerolíneas Damojh, S.A. de C.V y había sido construido en 1979.

Un avión Boeing 737 alquilado por Cubana de Aviación, con 105 personas a bordo entre el pasaje y la tripulación, todos ellos extranjeros, se ha estrellado este viernes poco después de despegar del aeropuerto internacional José Martí de La Habana, con destino a Holguín, en el este de la isla. Entre el pasaje hay cuatro niños, uno menor de dos años, según medios oficiales. La web del diario «Granma» asegura que también que hay tres superviventes. Estas tres personas se encuentran en estado crítico, ya hospitalizados.
Los cinco miembros de la tripulación son mexicanos. La Secretaría de Comunicaciones y Transporte de México ha informado de que se trata del capitán, Jorge Luis Núñez Santos; el primer oficial, Miguel Ángel Arreola Ramírez; la jefa de cabina, María Daniela Ríos, y las sobrecargos Abigail Hernández García y Beatriz Limón. Esta fuente asegura también que el aparato fue revisado en noviembre de 2017.
El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que se acercó al escenario del accidente del avión acompañado de otras autoridades, aseguró: «Las noticias no son nada halagüeñas, parece que hay un alto número de víctimas».
De acuerdo con «Granma», a las 12.08 horas de este viernes, «un Boeing 737-200 arrendado por Cubana de Aviación, con tripulación extranjera y 104 pasajeros a bordo, que hacía el recorrido desde La Habana a Holguín en el vuelo DMJ 0972, en el momento del despegue se precipitó a tierra entre el aeropuerto José Martí y Santiago de Las Vegas». De acuerdo con el periódico oficial del Partido Comunista de Cuba, fuerzas de rescate y salvamento se encuentran en el lugar.

Según el diario oficial «Cubadebate», el avión accidentado es un aparato de la compañía estatal Cubana de Aviación y habría caído «poco después de despegar de la pista». «Los bomberos tratan de controlar el incendio en estos momentos. Se desconoce si hay víctimas», ha indicado este medio.






En las inmediaciones del aeropuerto José Martí se observa una intensa columna de humo y numerosas dotaciones de bomberos, policía y asistencia médica se encuentran en la zona, informa Efe.
También se hace eco del accidente de avión en Cuba el portal de «Prensa Latina», que indica que el avión cubría la ruta La Habana-Holguín, sin que se conozcan todos los detalles del suceso.
Según declaraciones a este medio de Mercedes Vázquez, directora de Transporte Aéreo, se trata de un vuelo de la aerolínea mexicana Damojh (Global Air).
Otras fuentes, indica «Prensa Latina, comentaron que en la nave viajaban alrededor de un centenar de personas.
Fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria y el Cuerpo de Bomberos, así como ambulancias se encuentran en el lugar de los hechos.
La oficina de Calidad y Comunicación Institucional de Cubana de Aviación informó a Radio Reloj que a través de los números 76497233 y 76497234, se ofrecerá atención a los familiares de los pasajeros.
El accidente aéreo ha ocurrido en un área de cultivos agrícolas próximo a la Terminal número 1 del aeropuerto internacional José Martí, según la cuenta de Twitter de «Prensa Latina».

El avión Boeing modelo 737 serie 200 está diseñado para vuelos de corto y medio alcance. Se trata de un avión bimotor, equipado con motores Pratt & Whitney que se sitúan debajo de cada ala y cuentan con sistema de reverso.
Las autoridades de Cuba confirmaron que al menos 100 personas murieron al estrellarse un vuelo de la aerolínea Cubana de Aviación poco después de despegar desde La Habana.
El avión tipo Boeing 737 se estrelló en un área poco habitada conocida como Boyeros justo tras despegar desde el Aeropuerto Internacional José Martí de la capital con destino a Holguín.
Por el momento no han sido confirmadas las causas del accidente, del que solo se han reportado tres sobrevivientes que se encuentran en estado crítico.
El accidente ocurrió a las 12:08 local (17:08 GMT), poco después del despegue delBoeing 737-201 que pertenecía a la compañía aérea mexicana Damojh y que era arrendado por Cubana de Aviación.
Desde la oficina de Damojh en México, Alberto Rodríguez le confirmó a BBC Mundo que todos los tripulantes eran de ese país.
Los nombres de los seis tripulantes son:
  • Pilotos: Jorge Luis Núñez Santos y Miguel Ángel Arreola Ramírez.
  • Sobrecargos: María Daniela Ríos, Abigail Hernández García y Beatriz Limón.
  • Técnico en mantenimiento: Marco Antonio López Pérez.
El diario oficial Granma indicó que en el avión iban 105 personas, de los cuales uno era un menor de 2 años y otros 4 niños.



Mapa La Habana - Holguín
Image captionEl vuelo cubría la ruta entre La Habana y Holguín.

Cuatro sobrevivientes fueron trasladados al Hospital Calixto García, donde murió un hombre y tres mujeres se encuentran en "estado crítico", informó Granma.
El presidente cubano Miguel Díaz-Canel, que acudió al lugar, aseguró a medios cubanos que tendrían que esperar, "porque las noticias no son halagüeñas".
"Se extinguió el fuego, se investigan los hechos por una comisión. Además de lamentar los hechos y solidarizarnos con las familias, se investigan los sucesos y se dará toda la información. No se dañó ningún centro, ni las viviendas. La población se ha comportado con mucha disciplina y ha estado colaborando", dijo.



El presidente Miguel Díaz Canel en el lugar del accidenteDerechos de autor de la imagen
Image captionEl presidente Miguel Díaz-Canel (centro) acudió al sitio del accidente.

Testigos contaron a BBC Mundo que el accidente ocurrió en las proximidades de la Terminal Número 1, que opera vuelos nacionales, y que el avión cayó en una zona de cultivos.
"El avión se hizo pedacitos, tenía un ala por un lado y la otra por el otro. Los vecinos de aquí hemos ido a tratar de ayudar. Todavía están allí tratando de buscar a ver si hay sobrevivientes", contó a BBC Mundo Yordanis González, que estuvo en las cercanías del lugar del accidente.



Equipos de emergenciaDerechos de autor de la imagen
Image captionNumerosos equipos de emergencias fueron desplegados en el lugar del accidente.

Otra vecina de Rancho Boyeros dijo a BBC Mundo que pudo ver una gran movilización de bomberos y vehículos de emergencia.
"Primero se oyó un estruendo fuerte y luego se empezó a ver el humo y al rato estaban pasando los carros de bomberos y las ambulancias. Las calles de por aquí están cerradas y todavía se ve una columna de humo", relató Odalys González.
¿Qué se sabe del avión y la compañía?
El avión Boeing 737-201 pertenecía a la compañía Goblal Air, aerolínea mexicana dedicada a operar vuelos chárter y también registrada como Damojh.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) mexicana informó que esta empresa opera desde 1990 y tenía una flota de tres aeronaves: dos B737-300 y un B737-201, este último el accidentado en Cuba.
El avión fue fabricado en 1979.



Servicios de emergencia en el lugar del accidenteDerechos de autor de la imagen
Image captionEl avión era un Boeing 737-200 el cual se dirigía al aeropuerto de Holguín procedente de La Habana.

Las autoridades mexicanas realizaron una verificación de las aeronaves en noviembre de 2017 "encontrándose que lleva acabo la aplicación de los servicios de mantenimiento conforme al programa de mantenimiento del fabricante".
"Aerolíneas Damojh, S.A. de C.V., cuenta con los permisos y la autorización correspondiente para realizar operaciones en Subservicio (arrendamiento húmedo) con Cubana de Aviación, en vuelos de fletamento, manteniendo la aerolínea toda la documental correspondiente en regla", informó la SCT.
La empresa opera vuelos chárter nacionales e internacionales en México, el Caribe, Centro y Sudamérica.



Un bombero en el lugar del accidenteDerechos de autor de la imagen
Image captionLa aeronave cayó sobre un campo de cultivos cercano al aeropuerto José Martí de La Habana.

En abril de 2017, un avión AN-26 (de la década de 1970), perteneciente al ejército, se estrelló en la provincia occidental de Artemisa, y fallecieron sus ocho tripulantes, mientras en noviembre de 2010 murieron otras 68 personas tras caerse una aeronave ATR 72-212 (de finales de 1980).



línea

La aerolínea de la Revolución
La aerolínea Cubana de Aviación fue creada en 1929 y durante sus primeros décadas contó con algunos de los aviones más desarrollados de su momento.
De hecho, fue la primera línea latinoamericana que utilizó aeronaves de turbohélice para cruzar el Atlántico.
Desde 1959, tras la llegada de Fidel Castro al poder, pasó a ser operada por el gobierno de Cuba.



Un avión de Cubana de AviaciónDerechos de autor de la imagen
Image captionCubana de Aviación es una empresa estatal del gobierno de la isla.

Lo obsoleta que es la flota ha sido motivo frecuente de comentarios entre la población cubana, ya que gran parte de sus aviones fueron adquiridos durante la era soviética.
En los últimos años ha sido noticia que la compañía ha debido alquilar aviones a otras aerolíneas para satisfacer el transporte turístico de extranjeros dentro de la isla (que pagan en moneda convertible), mientras tuvo que suspender mucho de sus vuelos domésticos para cubanos (que pagan en moneda nacional) por la falta de aviones.
Desplazarse en avión entre La Habana y el oriente de la isla suele ser un trámite extremadamente complicado, dada la falta de vuelos.
Muchas personas se apuntan en una lista de espera que puede tardar hasta seis meses o más.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario