Sedentarismo conduce a padecer de diabetes

La vida sedentaria, apoyada muchas veces en las facilidades que ofrece la tecnología, está conduciendo a que la diabetes tipo II, que se vincula a la obesidad, falta de ejercicio y alimentación inadecuada, esté apareciendo en niños de entre nueve y 10 años.
La preocupación fue externada por el director del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (Inden), doctor Ammar Ibrahim, al señalar que, fruto de la modernidad, ahora la gente pasa horas sentada, pegada a los videojuegos, usan el ascensor hasta para subir un piso, no caminan de una parada a otra cuando usan el transporte público, no se levantan a cambiar el televisor porque lo hacen a través del control y quieren parquear el vehículo en la misma puerta del establecimiento, para no caminar.
Dijo que, a pesar de que en el país ha ido creciendo la cultura del ejercicio físico, con personas que corren y participan en maratones, el reciente estudio “Caracterización de la Diabetes Mellitus en República Dominicana”, evidencia que el 55 por ciento de la población no hace ejercicios de la forma correcta, que debe ser, por lo menos, de 30 minutos, cinco días a la semana, y que el 64 por ciento lleva una vida sedentaria, independientemente de que sea diabético, diagnosticado o no.
Señaló como preocupación ver en la institución la presencia en aumento de la diabetes tipo II en niños de hasta de nueve años, y en adolescentes, ya que la diabetes mellitus se relaciona con la obesidad, falta de ejercicios y alimentación inadecuada.
Recordó que la diabetes tipo I, que se diagnostica en niños pequeños debido a que el páncreas deja de producir insulina,  corresponde al tres o cuatro por ciento de la población de personas con diabetes.
Estudio
Al referirse al estudio, dado a conocer recientemente por el Inden y la Universidad Iberoamericana (Unibe), el doctor Ibrahim destacó que va a servir mucho a las autoridades sanitarias y a todo el sistema de salud para a partir de sus resultados poner en marcha políticas de prevención y atención.
Diagnóstico
Señaló que la diabetes es fácil de diagnosticar, porque se hace con una gota de sangre, y esperar tres minutos para el resultado, y se reconfirma con otro análisis que no cuesta más de 200 pesos. Cada tres meses al paciente con diabetes se le debe hacer un análisis de hemoglobina glucosilada para determinar si se mantiene controlado.
Dice que con frecuencia, tras el diagnóstico el paciente entra en una fase de negación que puede durar una hora, un día o 10 años, por lo que en ello influye mucho el médico que le atiende por primera vez.

ESPECIALISTA LLAMA A POBLACIÓN A EJERCITARSE Y A TENER BUENA ALIMENTACIÓN

Un nuevo estudio genera esperanza para quienes sufren diabetes tipo 2

Muchos expertos creen que la diabetes tipo 2 es una enfermedad incurable que solo empeora con el tiempo. Sin embargo, nuevas investigaciones sugieren la extraordinaria posibilidad de revertir la enfermedad en ciertas personas mediante cambios drásticos en su dieta.
Hace poco, un pequeño estudio clínico en el Reino Unido analizó los efectos de una estricta dieta líquida en 30 personas que habían vivido con diabetes tipo 2 hasta por 23 años. Casi la mitad de los participantes tuvo una remisión que duró seis meses después de haber terminado la dieta. Aunque el estudio fue pequeño, sus hallazgos brindan esperanzas a los millones que pensaban que debían convivir con esa enfermedad incurable.
“Esto implica un cambio radical en nuestro entendimiento sobre la diabetes tipo 2”, dijo el Dr. Roy Taylor, profesor en la Universidad Newcastle, en el Reino Unido, y autor principal del estudio. “Si podemos ir más allá del mensaje ‘sí, tienes una enfermedad irreversible’ a ‘ya no tomarás medicamentos contra la diabetes, no tendrás que esperar en los consultorios médicos, no te cobrarán excesivamente por cargos médicos’, ahí hay algo sumamente motivador.”
No es la primera vez que las personas logran revertir la diabetes tipo 2 mediante la pérdida de una gran cantidad de peso poco tiempo después de recibir el diagnóstico. Los estudios también muestran que los individuos obesos que se han sometido a cirugía bariátrica suelen ver cómo la enfermedad desaparece incluso antes de que hayan perdido mucho peso.
El nuevo estudio, publicado en Diabetes Care, comprobó que esta reversión posterior a la dieta puede perdurar durante al menos seis meses, siempre y cuando los pacientes no recuperen el peso excesivo. Puede ocurrir, incluso, en personas que han padecido la enfermedad durante mucho tiempo.
Los investigadores hicieron seguimiento a los participantes durante ocho semanas en las que consumieron una estricta dieta de licuados bajos en calorías y también en el periodo posterior, mientras retomaban su alimentación normal. Seis meses después, aquellos que habían presentado remisión inmediatamente después de la dieta seguían sin diabetes. Aunque la mayoría de quienes revirtieron su enfermedad la habían padecido durante menos de cuatro años, algunos habían sido diabéticos durante más de ocho años.




Continue reading the main storyFoto

Allan Tutty cerca de su casa en Sunderland, Inglaterra. Mencionó que los doctores le decían : “Mira, la tienes; acéptalo. No hay cura”. CreditRobert Ormerod para The New York Times

Cuando Allan Tutty, de 57 años, se enteró de que tenía diabetes tipo 2 hace cinco años, les preguntó a los expertos si había cura. “Me decían: ‘Mira, la tienes; acéptalo. No hay cura”, dijo Tutty, quien administra un hogar para personas con lesiones cerebrales en Newcastle.
Más adelante Tutty encontró un aviso que buscaba voluntarios para un estudio sobre diabetes que decía: “¿Te gustaría tener la oportunidad de revertir tu enfermedad?”.
Tutty tomó la oportunidad y así se convirtió en uno de los 30 hombres y mujeres de entre 25 y 80 años que se inscribieron. Tutty fue uno de los 13 participantes cuya glucosa en plasma en ayuno disminuyó, y durante el seguimiento de seis meses se mantuvo por debajo de los siete milimoles por litro (o 126 miligramos por decilitro) que definen a la diabetes. Aunque Tutty finalizó el estudio hace casi tres años, su nivel de azúcar en la sangre en ayuno continúa oscilando entre los 5.2 y 5.6 milimoles por litro, dijo.
La diabetes tipo 2 se desarrolla cuando el cuerpo no puede utilizar apropiadamente la insulina o no puede producir suficiente insulina, por lo que no puede usar ni guardar adecuadamente la glucosa (una forma de azúcar) y entonces esta se va al torrente sanguíneo, por lo que aumentan los niveles de azúcar. En Estados Unidos, se ha diagnosticado diabetes a alrededor de 8.9 por ciento de los adultos de 20 años o mayores, y los funcionarios de la salud calculan que hay otro 3.5 por ciento sin diagnóstico.
Aunque nadie sabe con exactitud por qué la dieta puede revertir la diabetes, el Dr. Taylor dijo que la explicación puede estar relacionada con la forma en que el cuerpo guarda la grasa. El exceso de grasa en el hígado puede irse hacia el páncreas, donde inhibe la secreción de insulina y la respuesta del hígado a la insulina, lo que provoca resistencia a la insulina y por lo tanto diabetes.
Seguir una dieta muy baja en calorías puede permitir al cuerpo usar la grasa que está en el hígado, lo que conduce a que los niveles de grasa en el páncreas también disminuyan. Eso “despierta” a las células productoras de insulina en el páncreas, lo que normaliza los niveles de glucosa.
Si bien algunos estudios previos habían mostrado que el azúcar en la sangre puede normalizarse después de una importante pérdida de peso, los endocrinólogos involucrados en el estudio dijeron que quedaron impresionados por el hecho de que los niveles de azúcar se mantuvieron bajos durante varios meses después de terminada la dieta.
“Disminuir la ingesta calórica, sin importar cuál es el motivo, trae consigo una rápida mejoría en el control de la glucosa”, dijo el Dr. Robert Lash, presidente del comité de asuntos clínicos de la Sociedad de Endocrinología y profesor de medicina interna en la Universidad de Michigan. “Lo emocionante es que la mejoría se mantuvo cuando los participantes regresaron a una dieta con una cantidad normal de calorías”.
Sin embargo, y a pesar de que la investigación sugiere la posibilidad de una cura, sigue habiendo preguntas sobre cuánto durará el efecto y si puede funcionar en el típico paciente con diabetes.
Para el Dr. George King, jefe científico del Joslin Diabetes Center y profesor en la Facultad de Medicina de Harvard, la pregunta clave es: ¿La gente puede mantener la pérdida de peso y “continuar con la reversión durante muchos, muchos años”?
“Esa es la parte difícil”, añadió.
El Dr. King mencionó que incluso una remisión a corto plazo reduciría o eliminaría algunas de las complicaciones graves asociadas con la diabetes, como daño a los nervios o el riñón, pérdida de la visión, ataques al corazón e infartos. Sin embargo, los programas para perder peso estructurados son costosos y a menudo no hay cobertura por parte de los seguros, además de que los médicos (que con frecuencia saben muy poco sobre nutrición) suelen no dedicar tiempo para aconsejar a sus pacientes sobre una dieta adecuada, sostuvo el Dr. King.
A los participantes en el estudio en Newcastle, que incluía a personas con sobrepeso y extremadamente obesas, se les pidió dejar de tomar su medicina para el tratamiento de la diabetes y comenzar con una dieta de 600 a 700 calorías al día, que consistía en tres licuados de dieta a la hora de las comidas y 500 gramos de vegetales sin almidón al día.
Tutty, que pesaba aproximadamente 97 kilos antes del estudio, perdió un poco más de 14 kilos, el promedio del peso perdido en el estudio. Los participantes del estudio más propensos a responder al tratamiento tenían alrededor de 50 años en promedio y eran más jóvenes que quienes no respondieron. Aquellos que respondieron también eran más sanos antes del estudio: habían tomado menos medicamentos y tenían niveles de insulina en suero más altos en el punto basal.
Muchas de las personas que respondieron todavía están en la zona prediabética y en riesgo de desarrollar diabetes, mencionó el Dr. Taylor. “No es justo decir que se normalizaron por completo, pero tienen un nivel de azúcar en sangre con el que no esperamos ver las complicaciones graves asociadas con la diabetes. Estas son muy buenas noticias”.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario