La nueva alternativa de Cloudfare es un 28% más rápida que los OpenDNS de Cisco y 4,6 veces más rápida que la media de los proveedores de Internet, según el comparador independiente DNSPerf. Además, promete poner la privacidad del usuario en primer lugar y no vender nunca los datos sobre su actividad o usar esos datos con el objetivo de mostrarle anuncios segmentados.
“Francamente, no queremos saber lo que haces en Internet —dice Cloudfare— y hemos tomado las medidas técnicas necesarias para asegurarnos de que no podamos”. 1.1.1.1 no registrará tu dirección IP y auditará sus sistemas una vez al año mediante un auditor externo para garantizar que esto se cumple.

Cómo usar el servicio DNS de 1.1.1.1

Puedes usar los nuevos servidores DNS de Cloudfare añadiendo las siguientes direcciones IP a los ajustes DNS de tus dispositivos de red:
  • Para IPv4: 1.1.1.1 y 1.0.0.1
  • Para IPv6: 2606:4700:4700::1111 y 2606:4700:4700::1001
Conectado a la red de casa, abre el menú de configuración del router a través del navegador (normalmente introduciendo la IP de la puerta de enlace, que suele ser 192.168.1.1 o 192.168.0.1) y localiza los ajustes del servidor DNS para añadir las direcciones que mencionábamos. También puedes configurar los DNS de forma local en cada uno de tus dispositivos siguiendo estos pasos:
  • iPhone: Ajustes > Wi-Fi > elegir una red > Configurar DNS > Manual > Servidores DNS > Añadir DNS.
  • Android: Configuración > Wi-Fi > elegir una red > Modificar red > Opciones avanzadas > Cambiar “Ajustes IP” a “Estática” y añadir DNS.
  • macOS: Preferencias del sistema > Red > elegir una red > Avanzado > DNS > Añadir DNS.
  • Windows: Configuración > Red e Internet > Wi-Fi > Administrar redes conocidas > Propiedades > Editar configuración IP > cambiar “Automático (DHCP)” por “Manual” > Añadir DNS.
  • Ubuntu: Ajustes > Red > Clic en el icono del engranaje > Clic en IPv4 o IPv6 > Cambiar “Automático” por “Apagado” > Añadir DNS.