Un hombre pidió un Uber para volver a casa después de haber salido de fiesta con sus amigos. Estando borracho, solicitó el coche mediante la aplicación, y tras un viaje de horas el coche lo dejó en su casa... pero en su pueblo natal en otro estado. 
El paseo le costó más de 1.600 dólares.
Kenny Bachman se encontraba de fiesta con unos amigos en Morgantown, una ciudad en el estado de Virgina Occidental. Bachman asegura que sabía donde se encontraba, incluso estando borracho, pero tal parece que al pedir el Uber puso la dirección de su casa en el condado de Gloucester, en Nueva Jersey.
Después de dos horas de viaje se preguntó “¿qué diablos hago en este coche con una persona que no conozco?”, pero tras percatarse de que era un Uber decidió no quedarse varado en medio de la carretera, sino esperar hasta que llegara a su destino. Al llegar a casa había recorrido unos 483 kilómetros y tenía que pagar una factura de exactamente 1.635,93 dólares.
Bachman incluso se equivocó al seleccionar el tipo de coche y pidió un servicio de Uber XL. De haber solicitado un Uber X, según reportan en NJ.com, habría pagado solamente unos 819 dólares.
Sin embargo, y aunque Bachman dice estar seguro de no haber puesto la dirección de su casa en Nueva Jersey, el pasajero le dejó una reseña de cinco estrellas al conductor e incluso le dio algo de efectivo para los peajes. Uber asegura, en declaraciones a nuestros compañeros de Estados Unidos, que el conductor llevó a Bachman exactamente a la dirección a la que quería ir, que posiblemente marcó usando una dirección almacenada en la app.
Si están de fiesta y quieren volver a casa, es mejor que verifiquen muy bien lo que van a hacer antes de pedir un Uber, no vaya a ser que terminen en otra ciudad (y un poco más pobres) por error. [NJ vía CBS / Miami Herald]