Donald Trump insiste en que quiere un acuerdo sobre DACA y culpa a los demócratas

El presidente estadounidense, Donald Trump, insistió hoy en que está "preparado para llegar a un acuerdo" con el Congreso para reemplazar el programa DACA, que protegía de la deportación a unos 690.000 jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores".

"Es 5 de marzo y los demócratas no están presentes en lo que a DACA se refiere. Les di seis meses, pero no les importa nada. ¿Dónde están? ¡Estamos preparados para llegar a un acuerdo!", escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

Unos minutos antes, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, tachaba de "patético" que el Congreso no hubiera llegado a un acuerdo para reemplazar DACA antes de hoy, cuando se cumplía el plazo de seis meses que Trump dio a los legisladores.

"Es absolutamente terrible que el Congreso no haya actuado. El presidente les dio seis meses y también un plan", dijo Sanders en su conferencia de prensa diaria.

"Todavía tenemos esperanzas de que el Congreso hará su trabajo, y arreglará este problema en lugar de seguir aplazándolo o ignorándolo", agregó la portavoz.

En septiembre, Trump anunció el fin del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), impulsado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que protegía de la deportación a miles de jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños.

Trump dio al Congreso de plazo hasta hoy, 5 de marzo, para aprobar una alternativa que diera una solución permanente a esos jóvenes, que gracias al programa han podido residir y trabajar legalmente en el país.

El presidente ofreció dar una vía a la ciudadanía a 1,8 millones de jóvenes indocumentados, pero a cambio exigió que el Congreso solucionara sus preocupaciones sobre la migración legal y le diera 25.000 millones de dólares para erigir el muro con México y reforzar la seguridad fronteriza.

Pero la oposición demócrata exigía un proyecto de ley que lidiara exclusivamente con el futuro de los "soñadores", y las negociaciones entre el Congreso y la Casa Blanca no han dado frutos por ahora.

Aunque hoy se cumplió el plazo marcado por Trump para derogar DACA, el programa sigue parcialmente vivo gracias a los tribunales.

En enero, un juez de California ordenó a Trump que siguiera recibiendo solicitudes de renovación de la protección que supone DACA hasta que se resuelvan todos los litigios pendientes, y un juez de Nueva York emitió más tarde un fallo similar.

La portavoz de la Casa Blanca aseguró hoy estar "completamente confiada" de que el Gobierno de Trump ganará sus apelaciones en esos casos, y también en el Tribunal Supremo "si fuera necesario acudir a él". 
Han pasado seis meses desde que el presidente de EE.UU. Donald Trump decidió poner fin a un programa que protegía a los jóvenes inmigrantes indocumentados de la deportación, y Washington parece no estar más cerca de solución cuando llega el día en que se suponía que todo debía resolverse.

El 5 de marzo fue concebido originalmente como una fecha límite para la acción. Cuando Trump puso fin al programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia en septiembre, creó un retraso de seis meses para darle tiempo al Congreso a presentar una versión legislativa de la política, que protegía a los jóvenes inmigrantes indocumentados que habían llegado a Estados Unidos cuando eran niños.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) iba a renovar los permisos DACA de dos años que expiraron antes del 5 de marzo, y este lunes sería el día posterior al cual esos permisos comenzarían a expirar definitivamente.
Pero varios jueces federales dictaminaron que la justificación que la administración Trump estaba utilizando para terminar el programa era, en el mejor de los casos, inestable, y le ordenaron al DHS reanudar la renovación de todos los permisos vigentes de DACA. Y la Corte Suprema rechazó la solicitud inusual del gobierno de adelantarse a los tribunales de apelación y considerar de inmediato si invalida esas decisiones.

Esa intervención judicial efectivamente dejó sin sentido la fecha límite del 5 de marzo y, junto con un fracaso dramático en el Senado para aprobar una solución legislativa, el viento ha sido sobrepasado en su mayor parte por cualquier posible compromiso.
Los activistas marcaran la fecha con manifestaciones y campañas. Cientos de partidarios de DACA irán a Washington para presionar por la acción.
El 23 de marzo es la próxima fecha límite para el financiamiento del gobierno, y algunos legisladores han sugerido que pueden tratar de utilizarlo como punto de apoyo.
Pero fuentes cercanas al proceso dicen que es más probable que se hagan esfuerzos para evitar que se haga un mal acuerdo dentro vinculado al plan de financiamiento ya que ninguna solución tiene un camino claro para aprobarse y el liderazgo republicano de la Cámara se ha opuesto a unir cualquier asunto de inmigración a un acuerdo de gastos.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario