Las casas que se pueden imprimir en menos de 24 horas

¿Vivirías en una casa construida mediante impresión 3D? Una startup ha diseñado un sistema para construir casas increíblemente económicas e increíblemente rápido, para ayudar a combatir la grave crisis de vivienda que sufren tantas personas en todo el mundo.
Un estudio reciente asegura que más de 1.200 millones de personas no viven en casas o edificaciones adecuadas, muchos de ellos durmiendo en la calle. Una startup llamada ICON acaba de presentar su proyecto de casa impresa en 3D durante el SXSW 2018. La compañía se ha aliado con la organización sin fines de lucro New Story, dedicada a las viviendas, para diseñar una casa impresa en 3D extremadamente barata para los países en desarrollo.
La primera casa fue construida en la ciudad de Austin, Texas, en menos de 24 horas, y luce así:
Las casas tienen 74 metros cuadrados y actualmente tienen un costo de 10.000 dólares, pero a medida avance su proyecto también disminuirá el precio. ICON asegura que en poco tiempo la casa podrá costar apenas 4.000 dólares, “mucho menos que lo que cuesta una casa típica y promedio en Estados Unidos”, bromearon los responsables de la startup durante su presentación.
Cada casa contará con una habitación, un baño, un salón, cocina y el salón.
Su primer proyecto consiste en construir una comunidad completa de sus casas en El Salvador, aunque en el futuro también esperan construir casas en Estados Unidos. La idea, según la startup, es aprovechar una tecnología revolucionaria como la impresión 3D para ayudar a todos los que viven en situación de calle.


Una casa para entrar a vivir en 24 horas, eso es lo que han tardado en construir una vivienda un estudio de arquitectura en Moscú. La construcción supone un nuevo hito a través de la técnica de impresión 3D, además de marcar el camino para futuras edificaciones.
Lo cierto es que la impresión 3D no se ha convertido en la norma para la construcción, pero su lenta penetración en la arquitectura de las edificaciones ha acabado derribando muros impensables. Hasta hace poco, pensar en una impresora de este tipo, capaz de construir una casa, era un sueño de ciencia ficción.
No sólo edificaciones. En los últimos años hemos visto como la impresión 3D conseguía crear un primer corazón de chip, motos eléctricas, estructuras 3D en el aire con fibras de metal o insectos robot capaces de tejer estructuras de plástico.
Luego llegaron las primeras edificaciones, hitos como la primera oficina impresa (Dubai) o la primera casa construida para soportar un terremoto de magnitud 8.0 (Pekín). Incluso una compañía de Shanghai llegó a “imprimir” 10 casas en un solo día.
Lo conseguido estos días marca otro punto de inflexión por la impresora utilizada. La empresa detrás del proyecto es Apis Cor, quienes han descrito su proyecto como “la primera casa en impresión 3D con una impresora móvil”. En realidad se trata de una impresora tipo grúa, aunque lo suficientemente pequeña como para que la casa pudiera ser construida desde el interior, en lugar de una máquina más grande que la propia edificación.

La casa fue construida en Moscú y mide 38 metros cuadrados. 

El coste total de la construcción fue de 10 mil dólares (incluyendo cableado y aislamiento), por lo que resultó más barata que la mayoría de casas pequeñas. Viendo la construcción es fácil imaginar un futuro en la construcción marcado por la técnica de impresión. [DesignBoom vía MentalFloss]
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario