La Viagra ha cambiado para bien las vidas de miles de hombres con problemas de disfunción eréctil, pero su utilidad podría ir mucho más allá. Un nuevo estudio realizado en ratones apunta a que la droga en la que se basa la viagra, el sildenafil, es efectivo contra un tipo de cáncer muy común: el colorrectal.
Investigadores de la Universidad de Augusta han descubierto que una pequeña dosis de sildenafil suministrada en el agua a ratones reduce de manera espectacular el riesgo de padecer cáncer colorrectal. De hecho, la droga reduce a la mitad la formación de pólipos que luego pueden degenerar en tumores malignos. La viagra impide la proliferación de estos pólipos inhibiendo la reproducción de su tejido a nivel celular.
El bioquímico Darren D. Browning y su equipo estaban probando con otra principio activo, el linaclotide, cuando reparararon en el sildenafil. El linaclotide es incluso más efectivo que la Viagra para inhibir el crecimiento de tumores colorrectales pero tiene un desagradable efecto secundario: provoca una diarrea feroz.
Por supuesto, aún es pronto para saber si la Viagra será igual de efectiva en seres humanos como lo es en ratones, pero Browning cree que tiene muchas posibilidades de funcionar y una gran ventaja: su uso en humanos ya se ha probado y es seguro. El autor del estudio explica que el siguiente paso sería proporionar pequeñas dosis del compuesto a pacientes con un historial clinico o familiar que los ponga en una situación e alto riesgo de padecer este tipo de tumor.
El cáncer colorrectal es el tercer carcinoma maligno más extendido en el mundo. Cada año se detecta alrededor de un millón de nuevos casos. Solo en Estados Unidos, provoca más de 50.000 muertes al año. [Cancer Prevention Research vía Science Alert]