La cámara es la clave

Hace tiempo que iPhone perdió también el trono de la mejor cámara en un smartphone. Ese título lo tiene ahora mismo, probablemente, el Pixel 2XL.
Eso no quiere decir, por supuesto, que las cámaras de los Galaxy sean malas. Al contrario. Tuve el placer de probar las cámaras del S8 y del Note 8, y la de este último no tiene nada que envidiar a la del iPhone X. En un mundo obsesionado con los selfies y las fotos en Instagram, la cámara de los smartphones es un factor crucial. Samsung lo sabe, y parece que la presentación del S9 va a girar precisamente en torno a eso.
Buena experiencia de uso, un diseño espectacular y una cámara que deje en evidencia a las de la competencia. Si Samsung juega bien sus cartas, la cámara del S9 puede ser el trampolín que lo aúpe al puesto de terminal más deseado de 2018. No sería el primer año que lo logra.