Los paradójicos lazos familiares de Fidel Castro Díaz-Balart con el anticastrismo más radical de Miami

La muerte de Fidel Castro Díaz-Balart, el primogénito del fallecido líder cubano Fidel Castro, ha puesto el foco en una complicada madeja de relaciones familiares marcada por agrias diferencias políticas.

Castro Díaz-Balart se suicidó el 1 de febrero a los 68 años en La Habana, tras meses de tratamiento por una severa depresión, de acuerdo con medios oficiales cubanos.
Para muchos de quienes lo conocieron, la noticia fue una verdadera sorpresa.
"Me sorprendió, no lo recuerdo como un tipo depresivo", comentó a BBC Mundo Juan Juan Almeida, hijo del comandante de la revolución Juan Almeida, quien vive exiliado en Miami y lo conoció cuando era joven.
"Tuvo una vida compleja, se crió más como hermano de sus primos -los hijos de Raúl Castro- que de los otros hijos de Fidel y a la sombra del conflicto intrafamiliar por la rama de los Díaz-Balart".
Muy parecido físicamente a su padre, "Fidelito" es el hijo de Fidel Castro con más alto nivel educacional -llegó a ser doctor en Física Nuclear y vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba- y durante décadas, el único vástago públicamente conocido del líder de la revolución cubana.
También era el vínculo visible de Castro con sus archienemigos al otro lado del Estrecho de la Florida: la familia materna Díaz-Balart.

La familia del otro lado



Fidel Castro
Image captionFidel Castro conoció a Mirta Díaz-Balart unos años antes de combatir a Batista. (Foto: Hulton Archive)

Su madre era Mirta Díaz-Balart, a quien Fidel conoció cuando ella estudiaba Filosofía en la Universidad de La Habana. Se casaron en 1948 y Fidel Angel Castro Díaz-Balart -su nombre completo- nació al año siguiente. Mirta era hija de Rafael José Díaz-Balart, un notario habanero con una pudiente posición económica.
Un hermano de Mirta, Rafael Díaz-Balart, era entonces líder de la mayoría en la Cámara de Representantes y ministro del interior del gobierno de Fulgencio Batista, contra quien su cuñado se alzaría en armas tan sólo cinco años después de la boda.
Las diferencias políticas entre ambos hombres -Fidel Castro y Rafael Díaz-Balart- se extendieron también a sus descendientes.
Al comienzo de la revolución Rafael Díaz-Balart se exilió en Miami, donde fundó en 1960 una organización anticastrista: La Rosa Blanca.
Dos de sus hijos han sido miembros republicanos del Congreso estadounidense: Lincoln Díaz-Balart (1993-2011) y Mario Díaz-Balart ( 2013- ) y enemigos acérrimos del gobierno de Fidel y Raúl Castro. A lo largo de los años han abogado por políticas de "mano dura" contra el gobierno cubano, en particular por mantener el embargo económico a la isla.


Lincoln Díaz-Balart (izq.) y Mario Díaz-Balart (der.)Derechos de autor de la imagen
Image captionLos políticos anticastristas de Florida Lincoln Díaz-Balart (izq.) y Mario Díaz-Balart (der.) son primos del hijo de Fidel Castro.

José Díaz-Balart, el hijo menor de Rafael, es un conocido presentador de noticias de las cadenas NBC News y Telemundo.
Fidel Castro rara vez se refirió a los primos de su hijo Fidelito, sus enemigos políticos. Una de esas ocasiones fue en 2006, cuando en una entrevista concedida al periodista español Ignacio Ramonet le comentó que "un mal llamado Lincoln y Díaz-Balart de apellido", conspiraba para acabar con su vida. No se refirió a los vínculos familiares con él.
Han sido infructuosos los intentos de BBC Mundo de contactar los hermanos Díaz-Balart para esta historia. Un hijo del excongresista Lincoln Díaz-Balart se suicidó en 2013 a los 29 años.

Fidelito, una vida en las sombras

Fidelito, como se le conocía, vivió parte de su infancia en la casa de la familia paterna en Birán y siendo un niño visitó a su padre cuando fue encarcelado tras el asalto al Cuartel Moncada, en 1953.


Fidel CastroDerechos de autor de la imagen
Image caption"Fidelito" vivió parte de su infancia en la casa de la familia paterna en Birán. En la foto, una imagen de cuando Fidel Castro volvió a dicha casa ya adulto.

Mirta Díaz-Balart se mantuvo al margen de las actividades políticas de su esposo. Se divorciaron en 1955, cuando Fidel Castro se encontraba exiliado en México.
Juana Castro, la hermana menor de Fidel Castro, contó en su libro de memorias que Mirta envió al niño a México mientras ella estaba de luna de miel en segundas nupcias, sin saber que el padre preparaba una expedición armada a la isla.
Fidel no quería enviar a su hijo de regreso a Cuba y encargó a una pareja de amigos en ese país que se ocuparan de él. Fidelito tenía seis años.
"A mis hermanas encomiendo otra petición: que escondan a mi hijo en una montaña si es necesario", pero que no se lo entreguen a Mirta", escribió Juana Castro en el libro "Fidel y Raúl: mis hermanos", de 2009.
De acuerdo con su testimonio, el 8 de diciembre de 1956 Mirta orquestó un secuestro a mano armada en el barrio Chapultepec para llevarse al niño a Cuba, aunque la familia Díaz-Balart sostiene que fue Fidel quien había secuestrado al pequeño.
"Fidelito" se reencontró con su padre en 1959; en una de las fotos de la entrada triunfal a La Habana de los rebeldes liderados por Castro aparece de pie, vestido con un pequeño uniforme verde oliva, agitando un banderín.
En los primeros meses de la revolución vivió alojado junto a Fidel en el hotel Habana Libre, como dan constancia fotos de la época. Luego sus pasos comenzaron a difuminarse y comenzó a desaparecer del ojo público, en la medida en que el líder revolucionario tendió un manto de secreto sobre su vida privada.


Castro Díaz-BalartDerechos de autor de la imagen
Image captionCastro Díaz-Balart era conocido por su parecido físico a su padre.

Poco después de la llegada al poder de Fidel Castro, Mirta Díaz-Balart se radicó en España con su segundo esposo y formó otra familia. "Fidelito" pasó a vivir con su tío Raúl Castro y la familia de este.

Lazos rusos

En 1968 fue enviado a la Unión Soviética, con el seudónimo de "José Raúl Fernández", donde comenzó a estudiar Educación Física en la universidad de Vorozneh. Dos más tarde cambió para Física Nuclear y se graduó con honores de la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú.
Juan Juan Almeida lo conoció cuando ambos vivían en el mismo edificio designado para familiares y amigos cercanos de Raúl Castro en el barrio habanero Nuevo Vedado.
"La primera impresión es que era un tipo muy distante, con ciertas pinceladas de arrogancia, pero cuando lo conocías más era un hombre encantador, risueño, sabía conversar", comentó Almeida. "Lo conocí como José Raúl, y en esos años no tenía relación con sus otros hermanos, hijos de Dalia Soto del Valle".
Castro Díaz-Balart pasó gran parte de su vida viajando a la Unión Soviética. Tiene doctorados honorarios de las universidades estatales de Moscú, Rostov y Vorozneh y a lo largo de su vida publicó una docena de libros de temas científicos.
Además de ruso, hablaba inglés e incluso concedió una entrevista en ese idioma en 2013 a la plataforma Russia Today.


Castro Díaz-BalartDerechos de autor de la imagen
Image captionCastro Díaz-Balart fue autor de una decena de libros.

Según personas allegadas, su madre Mirta viajaba de España a la Unión Soviética visitarlo, y él mismo iba a verla a Madrid, donde ella residía, algo que constituía un verdadero privilegio para un cubano en las décadas de 1970 y 1980.
Osvaldo Fructuoso, hijo de un mártir de la revolución cubana y su vecino en La Habana, coincidió con él en la residencia del embajador cubano en Madrid en 1981.
"Fue muy atento. Por supuesto, se manejaba como 'José Raúl' y en ningún momento se mencionó a la madre, que era el motivo de su estancia en esa ciudad", comentó.
Todo indica que "Fidelito" mantuvo una relación sistemática con su madre a lo largo de su vida. Mirta Díaz-Balart ha viajado frecuentemente a Cuba y reside intermitentemente allí, tras quedar viuda en 2006. Se desconoce, en cambio, si "Fidelito" tuvo algún vínculo con sus primos de Miami durante su vida.

Trabajo en Cuba

En la década de los 80 el científico estuvo estrechamente vinculado al estudio y desarrollo de la energía nuclear para Cuba, y fundó el Instituto Superior de Ciencias y Tecnología Nucleares de La Habana.
Estuvo a cargo de la construcción de la fracasada planta nuclear cubana de Juraguá, y dirigió la Comisión de la Energía Atómica de Cuba desde 1980 hasta 1992, cuando fue destituido personal y públicamente por su padre, quien alegó "deficiencias" en el desempeño de sus funciones.


Castro Díaz-BalartDerechos de autor de la imagen
Image captionCastro Díaz-Balart encabezó el cortejo fúnebre en el entierro del padre.

No obstante años después volvió a la esfera pública y en 1999 fue nombrado asesor del ministerio de la Industria Básica. En el 2005, estuvo entre los 12 científicos reunidos por el organismo de la Energía Atómica de Naciones Unidas en la Conferencia Mundial en ocasión del Año Internacional de la Física por el centenario de Albert Einstein.
En 2016 asistió junto a su familia a las exequias de su padre; una de las raras ocasiones en que se le vio compartir el mismo espacio con sus medio hermanos y otros familiares.
Al momento de su muerte Castro Díaz-Balart vivía con María Victoria Barreiro, hija de un general cubano. Tenía tres hijos fruto de su primer matrimonio con una rusa, Olga Smirnova.
Fidel Castro Díaz-Balart, el hijo mayor del expresidente de Cuba Fidel Castro, se suicidó este jueves en La Habana, según informó la televisión estatal y el sitio oficialista Cubadebate.
De acuerdo con estos medios, el primogénito "venía siendo atendido por un grupo de médicos desde hace varios meses con motivo de un estado depresivo profundo".
Las mismas informaciones señalan que el hijo de Castro, de 68 años, como parte de su tratamiento, "requirió inicialmente un régimen de hospitalización y luego se mantuvo con seguimiento ambulatorio durante su reincorporación social".
La prensa oficial cubana lo mencionó por última vez en octubre pasado, cuando indicó que había viajado a Japón para participar en un foro de Ciencia y para entrevistarse con ejecutivos de Nikon y Shimadzu.
Castro Díaz-Balart nunca ocupó un cargo político en el gobierno de la isla y en el momento de su muerte era vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba y asesor científico del Consejo de Estado, el órgano de gobierno de Cuba.
De acuerdo con la información dada por medios cubanos, "sus funerales serán organizados por decisión familiar". Y no se ha hecho público ningún detalle.
Son muchos los que se sorprendieron en la isla al conocer la noticia, señala el corresponsal de la BBC en La Habana, Will Grant. "Como la vida personal de los miembros de la familia Castro se suele mantener alejada del ojo público, antes del anuncio (de su muerte) casi nadie sabía que sufría problemas de salud mental".

castroQuién era





Derechos de autor de la imagen
Image captionPasó la mayor parte de su vida haciendo labores científicas.

Graduado del Instituto Superior de Ciencia y Tecnología Nucleares de la antigua Unión Soviética, Castro Díaz-Balart, a quien se conocía popularmente como "Fidelito", estuvo a a cargo del desarrollo de la Planta Nuclear de Juraguá, un proyecto de su padre para llevar la energía atómica a la isla que nunca prosperó.
Fue secretario ejecutivo de la Comisión de Energía Atómica de Cuba desde 1980 hasta 1992, cuando fue destituido por su padre por "ineficiencias" en sus funciones.
Se mantuvo en un relativo anonimato hasta 1999, cuando fue nombrado asesor del Ministerio de la Industria Básica.
Escribió varios libros y numerosos artículos sobre temas de ciencia y educación y por más de una década fue enviado como representante de delegaciones científicas y educativas del gobierno de Cuba a varios países.
Sin embargo, sus ideas para desarrollar proyectos de energía renovable no fueron incorporadas a las políticas estatales", le señaló uno de sus colegas, Jonathan Benjamin-Alvarado, a la agencia Reuters.
"Imagino que fue decepcionante para él", añadió.




castro paris hiltonDerechos de autor de la imagen
Image captionEl hijo de Castro se tomó una una selfie junto a Paris Hilton en la Feria Internacional del Habano de 2015.

Una de sus últimas apariciones que más cubrieron los medios internacionales tuvo lugar en 2015 durante la visita a La Habana de Paris Hilton, heredera del imperio hotelero y celebridad, y Naomi Campbell, modelo británica, cuando se tomaron una selfie juntos en la Feria Internacional del Habano, uno de los eventos a los que el hijo de Castro asistía habitualmente.
Un año después, en diciembre de 2016, se le volvió a ver en el entierro de su padre, portando gafas oscuras y una bandera cubana.

Vida personal

Fue el único hijo del matrimonio de Fidel con Mirta Díaz-Balart, su primera esposa, quien pertenecía a una de las familias más acomodadas de la isla y con la que estuvo casado entre 1948 y 1955.




Fidel Castro Díaz-BalartDerechos de autor de la imagen
Image captionA Fidel Castro Díaz-Balart (centro) e le vio encabezar el cortejo antes del entierro de su padre, portando gafas oscuras y una bandera cubana.

Su madre Mirta emigró a Estados Unidos antes de exiliarse en España y su tío Rafael Díaz Balart fue funcionario del gobierno de Fulgencio Batista (1952-1959) y también crítico del gobierno de Castro.
Castro Díaz-Balart estaba casado María Victoria Barreiro y tenía tres hijos —Fidel Antonio Castro Smirnov, Mirta María Castro Smirnova y José Raúl Castro Smirnov—, fruto de su primer matrimonio con una rusa, Olga Smirnova.
Era primo de Mario Díaz-Balart, congresista republicano por Florida, y del hermano de este, el excongresista Lincoln Díaz-Balart.
La publicación de la noticia de su muerte en los medios oficiales despertó asombro en la isla, donde la prensa no suele dar detalles sobre la forma en la que ocurren los fallecimientos, principalmente en casos de suicidio, un acto que el gobierno considera deshonroso.
LA HABANA. Fidel Castro Díaz-Balart, primogénito del expresidente cubano Fidel Castro y que hoy se quitó la vida a los 69 años tras una fuerte depresión, dedicó su vida a la ciencia y llegó a dirigir la política nuclear de su país, una responsabilidad que lo hizo caer en desgracia con su padre durante años.
Con gran parecido físico a su padre, incluyendo estatura y la barba, “Fidelito” -como se le conocía en su país- fue único hijo del matrimonio del líder de la revolución cubana con Mirtha Díaz-Balart, su primera esposa, de quien se separó antes del triunfo revolucionario de 1959. Mirtha Díaz-Balart reside en España.
El matrimonio no duró muchos años y coincidió con la etapa en la que Castro fue detenido por el asalto al cuartel de Moncada (Santiago de Cuba) y posterior encarcelamiento en la isla de Pinos.
En 1954, antes de su excarcelación, su esposa le comunicó que había solicitado el divorcio y tras la separación, Mirtha Díaz Balart volvió a casarse con el abogado Emilio Núñez Blanco, y fijó su residencia en Madrid en los años setenta.
Varios familiares de la madre del primogénito de Fidel Castro habían ocupado puestos de responsabilidad en el gobierno de Fulgencio Batista o en el ala juvenil del partido que apoyaba a éste.
Fidelito vivió junto a su madre hasta los diez años. Muchos recuerdan aún al niño que, vestido con uniforme verde olivo, entró en La Habana junto a su padre el 8 de enero de 1959 como parte de Caravana de la Victoria, que trasladó a Fidel de oriente a occidente en la isla. El hijo mayor de Fidel siempre fue un fiel adepto a la revolución de su padre.
Después de realizar estudios en su país, donde mostró gran interés por las matemáticas, se trasladó a la Unión Soviética donde se doctoró en Ciencias Físico Matemáticas por el Instituto de Energía Atómica I. V. Kurchatov de Moscú y se graduó “suma cum laude” en Física Nuclear por la Universidad Estatal M. V. Lomonosov de Moscú (1974) y su filial del Instituto Unificado de Investigaciones Nucleares (JINR).
De regreso a Cuba obtuvo un segundo doctorado en Ciencias por el Instituto Superior de Ciencias y Tecnología Nucleares de La Habana.
Además, cursó estudios de postgrado y maestrías en Reactores Nucleares, en Métodos Modernos de Dirección en la Academia de Economía Nacional adscrita al Consejo de Ministros de la ex URSS y en Dirección Integrada de Proyectos en la Escuela de Organización Industrial (EOI) de Madrid.
Desde su creación en 1980 fue secretario ejecutivo de la Comisión de Energía Atómica de Cuba y de la Secretaría Ejecutiva de Asuntos Nucleares. Desde estos puestos fue el máximo responsable de la política nuclear cubana.
Durante su etapa, en 1982, se empezó a construir con tecnología y apoyo soviético la que debía ser la primera central nuclear del país, situada en Juragua (Cienfuegos), compuesta por cuatro reactores “vver-440” de 440 megavatios cada uno.
El primero de los reactores debía entrar en funcionamiento en 1991, pero la caída de la URSS obligó a paralizar su construcción en septiembre de 1992, cuando ya se encontraba al 75 por ciento de ejecución y tras una inversión de 1.200 millones de dólares.
En febrero de 1989 el hijo mayor de Fidel firmó con la URSS un acuerdo sobre supervisión y seguridad de los trabajos de la central cubana, que contemplaba el equipamiento y adiestramiento de cubanos en esta área. También firmó convenios de colaboración similares con India (1986), Argentina, México, Brasil o Irán.
Compatibilizó estas actividades en el sector nuclear con los de representante cubano ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) entre 1983 y 1992, jefe de la sección de Ciencias Exactas y Naturales de la Junta Científica Central de la Academia de Ciencias de Cuba (1984-1993) y presidente del Grupo de Coordinación de los Países No Alineados para los usos pacíficos de la Energía Atómica (1983-87).
El 17 de junio de 1992 el diario estatal Granma anunció su destitución al frente de la Secretaría de Asuntos Nucleares.
Al mes siguiente, su padre achacó la decisión a “ineficiencia en el desempeño de sus funciones”, aunque otros vieron en su cese un complot militar para obligar al comandante a dejar el poder mediante un supuesto escándalo en el que estaba involucrado su vástago.
Su hermanastra Alina Fernández declaró desde el exilio en 1993 que Castro Díaz-Balart estaba supuestamente involucrado en la desaparición de 6 millones de dólares del presupuesto de la central nuclear.
Después de siete años de ostracismo, regresó a la luz pública en 1999 para ocupar un cargo de asesor en el Ministerio de la Industria Básica y dedicarse a la divulgación científica como físico nuclear.
También fue catedrático del Instituto Superior de Ciencias Avanzadas y Tecnología de La Habana y asesor del Consejo de Estado para la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente.
Realizó habituales visitas a España y en junio de 2007 emprendió una gira por Turquía, Egipto, Yemen, Qatar y Siria para impulsar la cooperación científica bilateral.
En octubre de 2015 viajó a Kazajistán, donde visitó centros de desarrollo tecnológico y científico, y China, donde se entrevistó con la viceprimera ministra china Liu Yandong, en ambos casos para impulsar los intercambios científicos.
Un año después, en septiembre de 2106, participó en Moscú en la Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Parques Tecnológicos (IASP), acto en el que conversó con el primer ministro ruso, Dimitri Mevdédev.
Además, desarrolló una prolífica labor como escritor en el campo de la energía nuclear, con títulos como “Elementos y reflexiones en torno a la Política Científica Nacional” (1985); el ensayo “Nuclear Energy in the national economy of the Republic of Cuba” (1986); “Espacio y tiempo en la filosofía y la física” (1988) y “Energía nuclear y desarrollo” (1990).
También es obra suya “El gran desafío del Tercer Milenio.
Energía nuclear: peligro ambiental o solución para el futuro” (1997), en el que ilustró la construcción de la central cubana de Juragua y defendió el uso pacífico de esta energía (también titulado: Energía nuclear: ¿Peligro ambiental o solución para el siglo XXI”, 1999).
Otros de sus títulos fueron “Ciencia, innovación y futuro” (2000); “Ciencia, Innovación y Futuro” (2012), en el que profundizó en los retos de la industria en el siglo XXI para usar de modo inteligente y racional sus recursos y “Ciencia para la innovación: experiencia cubana” (2016).
Coordinó asimismo la obra “Cuba. Amanecer del Tercer Milenio” (2002), en el que varios científicos de la isla explican el desarrollo tecnológico de su país en diversos campos.
Como experto internacional participó en planes temáticos de investigación para el Grupo de Investigación de los Reactores de Potencia Cero y el Empleo de los Generadores de Neutrones, ambos en Hungría, y en el Programa de Investigación de los Datos Nucleares, en Rusia.
Era miembro de la Academia de Ciencias de Cuba, de la sociedad Económica Amigos del País, de la Sociedad Cubana de Física, de la Asociación Iberoamericana de Innovación Tecnológica (ALTEC) y de la Sociedad Española para la Historia de la Ciencia y la Tecnología.
En septiembre de 2013 fue investido doctor honoris causa por la Universidad Estatal de Moscú, en la que se especializó en Física Nuclear, con un nombre falso -José Raúl Fernández- con el fin de garantizar su seguridad.
Al igual que ocurrió con la vida privada de su padre, fallecido el 25 de noviembre de 2016, tampoco se conocen muchos datos de la suya.
Estuvo casado en primeras nupcias con la rusa Natasha Smirnova, con la que tuvo tres hijos, todos los cuales estudiaron en España: Mirta María, Fidel Antonio y José Raúl.
Tras divorciarse de Smirnova contrajo matrimonio con la cubana María Victoria Barreiro, hija del general de la Seguridad del Estado Luis Barreiro.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario