YouTube ha publicado una respuesta oficial acerca de la polémica ocasionada por un vídeo que subió el YouTuber Logan Paul en el que mostraba el cadáver de una persona que se suicidó en Japón.
La plataforma asegura estar estudiando qué otras consecuencias tendrá Paul, y cómo harán para que esto no vuelva a suceder.
Todo comenzó cuando Logan Paul, un YouTuber con más de 15 millones de suscriptores en la plataforma de video y millones de seguidores en las redes sociales, viajó a Japón para grabar vídeos “graciosos”. Paul viajó hasta el bosque de los suicidios japonés, Aokigahara, y se encontró con el cadáver de un hombre colgado de un árbol; después de grabarlo y reírse (de la situación, en gran parte), lo subió a YouTube.
Esto generó críticas de la comunidad, de celebridades e incluso de otros YouTubers. Paul había ido demasiado lejos al ridiculizar a una persona que se quitó la vida, e irrespetar un problema tan grave y serio como es la salud mental.

El YouTuber decidió tomarse un tiempo y abandonar la plataforma, pero el mundo esperaba que YouTube tomara acciones y que hubieran consecuencias para Paul.

Después de todo, no solo grabó un cadáver sino que también irrespetó la cultura japonesa durante toda su estadía y la nación está muy molesta al respecto.
Carta abierta a nuestra comunidad.
Muchos se han sentido frustrados debido a nuestra falta de comunicación recientemente, y están en su derecho de sentirse así. Merecen saber qué está sucediendo.
Al igual que tantos otros, nos sentimos perturbados y molestos por ese vídeo que fue compartido la semana pasada. 
El suicidio no es un chiste, ni debería usarse como un medio para traer reproducciones. Como explica Anna Akana, a la perfección: “ese cuerpo era una persona a la que alguien amaba. Nadie entra a un bosque de suicidios con una cámara y dice que es para crear conciencia acerca de la salud mental”.
Esperamos más de los creadores que cuentan con una comunidad en YouTube, al igual que seguro tu también lo esperas. El canal [de Logan Paul] violó nuestras reglas de la comunidad. Actuamos acorde y estamos considerando más consecuencias.
Nos ha tomado mucho tiempo publicar una respuesta, pero hemos estado escuchando todo lo que la comunidad ha estado diciendo. Sabemos que las acciones de un creador pueden afectar a toda la comunidad, así que pronto hablaremos más acerca de los pasos que tomaremos para asegurarnos de que un vídeo como este jamás vuelva a circular.
YouTube confirmó a Polygon que Paul, efectivamente, rompió las reglas de la comunidad al publicar “contenido perturbador o grotesco” en su canal. Muchos creen que debido al estrellato de Paul en YouTube la plataforma no tomaría cartas en el asunto, pero ahora la compañía asegura que habrá consecuencias. Quizás el canal de Paul sea suspendido y sirva de lección para otros creadores de contenido, pero más allá de eso, YouTube debería asegurarse que un vídeo de este tipo ni siquiera llegue a ser publicado. [vía Polygon / YouTube]