Criollos de Caguas remontan a las Águilas y retienen el cetro de la Serie del Caribe para Puerto Rico

El jugador Jonathan Morales de los Criollos de Caguas de Puerto Rico festeja un cuadrangular con sus compañeros ante las Águilas Cibaeñas de República Dominicana durante el juego de la final de la Serie del Caribe, en el estadio de los Charros Las Águilas Cibaeñas vieron esfumarse en el último tercio del partido un título de la Serie del Caribe que acariciaban. Los bates de los puertorriqueños Criollos de Caguas, amarrados durante seis entradas por el cubano Raúl Valdés, despertaron en el séptimo episodio para remontar al conjunto dominicano, terminar ganando 9-4 y así retener la corona regional.

Jonathan Morales disparó un cuadrangular de tres carreras que puso delante a los boricuas cuando perdían 4-3 en el séptimo y fue el gran héroe ofensivo.

Con el triunfo, los Criollos se convirtieron en el primer equipo que repite la corona desde que las Águilas Cibaeñas lo hicieran en las ediciones de 1997 y 1998. Es la primera vez que equipos borinqueños ganan torneos en fila desde 1992 y 1993 cuando los Indios de Mayagüez y Cangrejero de Santurce lo lograron.

Luis Matos se convirtió en apenas el segundo dirigente en repetir como campeón, uniéndose a Napoleón Reyes con los cubanos Tigres de Marianao (1957-58 durante la primera etapa del certamen).

Con este revés, las representaciones quisqueyanas prolongaron su sequía de títulos a seis años y hay que remontar a 2012 para encontrar su última corona cuando el Escogido ganó la última edición celebrada con el formato que premiaba la regularidad.

Valdés, con 94 lanzamientos, apenas toleró dos hits, con cinco ponches, pero dejó dos corredores en las bases que el relevo no pudo evitar.

Las cuyayas abrieron la pizarra en la primera entrada cuando Gustavo Núñez y Junior Lake fueron transferidos y Juan Carlos Pérez conectó doblete contra la pared del jardín central que remolcó dos carreras.

Luego en el tercero, Núñez recibió otro boleto y Lake lo remolcó con batazo de dos bases al izquierdo para el 3-1.

Los de la Isla del Encanto descontaron en el tercero con cuadrangular solitario por el izquierdo del cubano Rusney Castillo.

Pero los de Lino Rivera volvieron a sacar tres de ventaja en el cuarto. Carlos Paulino negoció base, avanzó por lanzamiento salvaje del relevista Joseph Colón y anotó con hit detrás de tercera de Yefri Pérez.

Sin embargo, los boricuas dieron vuelta a la pizarra al cierre del séptimo. Valdés abrió la entrada con transferencia a Anthony García, dominó a Johnny Monell con elevado al izquierdo, pero dio boleto a David Vidal con su lanzamiento 94. Lino Rivera lo sustituyó con Ramón Ramírez (que había lanzado dos entradas el miércoles ante Granma) y comenzó con un lanzamiento salvaje que colocó los corredores en segunda y tercera. Luego, Rubén Gotay bateó sencillo al prado derecho que produjo dos vueltas y el choque se puso 4-3.

Dayron Varona le siguió con imparable al central, subió al montículo Wirfin Obispo, que fue recibido con cuadrangular productor de tres vueltas de Jonathan Morales, que dio vuelta a la pizarra y los puertorriqueños se colocaron delante 6-4.

La última amenaza quisqueyana para remontar llegó en el octavo cuando Edwin Espinal y Juan Carlos Pérez pegaron sencillos en la apertura del sexto ante Robby Rowland, pero Miguel Mejía relevó y acabó la rebelión con ponche a Ronny Rodríguez y dominó a Carlos Paulino y Gómez con foul.

Los puertorriqueños pusieron en partido de un solo lado en el cierre del octavo. Jesmuel Valentín y García pegaron sencillos ante Obispo, Juan Grullón entró en relevo y fue recibido con doble productor de Monell, Vidal se ponchó, pero Gotay despachó inatrapable al central que remolcó la novena carrera.
GUADALAJARA, México. Puerto Rico y República Dominicana se enfrentarán en la final de la Serie del Caribe-2018, el jueves por la noche en el estadio Panamericano de Guadalajara luego de vencer el miércoles en semifinales a Venezuela y Cuba, respectivamene.
Los Criollos de Caguas, de Puerto Rico, continuaron el camino de la defensa de su título con una doble remontada ante los Caribes de Anzoátegui, de Venezuela, a los que vencieron 6x5.
La artillería venezolana sorprendió al abridor puertorriqueño Orlando Román y al primer relevista Fernando Cruz con ocho hits y cuatro carreras para un 4x0 en la quinta entrada.

El partido final será a las 10:00 de la noche. En el 2012 con los Leones del Escogido, fue la última que un equipo quisqueyano avanzó a una final en ese clásico.

Pero la ofensiva boricua tuvo una reacción espectacular con un grand slam en el sexto inning. Anthony García entró a la caja de bateo y se encontró con el escenario ideal: la casa llena. Entonces conectó un cuadrangular entre el jardín izquierdo y el central para el 4x4.
Venezuela se despegó 5x4, pero Puerto Rico aseguró la victoria en la octava entrada con dos carreras para el 6x5 final.
Miguel Mejía se subió a la lomita por Puerto Rico y terminó la ruta con el salvamento gracias a su labor de dos entradas en la que salió ileso; en total lanzó 15 veces al plato de las cuales 11 fueron cantadas como strike.
Las Águilas (RD), avanzan a la final

En la segunda semifinal, a los Alazanes de Granma, de Cuba, se les esfumó una ventaja de tres carreras sin respuesta y terminaron perdiendo 7x4 ante las Águilas Cibaeñas, de República Dominicana.

El pitcheo de los Alazanes perdió el control en las entradas sexta, séptima y octava. El abridor Lázaro Blanco permitió las primeras dos carreras en contra y luego Miguel Lahera, Raidel Martínez y Alain Sánchez fallaron en sus labores como relevistas.

Yunesky Maya, el serpentinero inicialista de las Águilas, apenas lanzó por espacio de una entrada y un tercio, y le anotaron tres carreras.

En el transcurso de la ruta, Ramón Ramírez se subió a la loma para ganar el partido con el salvamento que se acreditó Josh Judy.

A la ofensiva, Ronny Rodríguez y Edwin Espinal produjeron dos carreras cada uno para la victoria dominicana.
Las Aguilas Cibaeñas de República Dominicana ya están en las semifinales. Brian Evans lanzó de manera brillante durante siete entradas y las Aguilas Cibaeñas consiguieron su boleto a las semifinales tras derrotar esta madrugada 7-1 a los  Alazanes de Granma, de Cuba.  
El espigado estuvo formidable en los siete actos en que permaneció en el box, aceptando apenas una vuelta con cinco hits permitido, abanicó a ocho y no otorgó boletos.
Contó con el soporte de Wirfin Obispo quien lanzó un octavo episodio sin carrera y Juan Grullón tiró el noveno. Evans fue el ganador y Bladimir Bone el derrotado.
De su lado, los bates dominicanos volvieron a sonar en grande con la friolera de 13 imparables, donde sobresalieron Abiatar Avelino con dos dobletes, Junior Lake produjo un vuelacercas, en tanto que Edwin Espinal y Cristian Bethancourt produjeron dos hits cada uno y Luis Valenzuela disparó un triple productor de dos vueltas.
Esta es la primera ocasión que Dominicana clasifica tras jugarse bajo el nuevo formato implementado a partir del 2014.
Asimismo, es la primera vez en cinco años que culminan con al menos jugando para .500.
Otro hecho memorable es que el jonrón producido por Lake en el quinto se convirtió en el Vuelacercas número 1,000 en la historia de estos eventos. La víctima fue Yoalkis Cruz.
La victoria de los dominicanos descalifica a México, el país anfitrión, nación que había avanzado a las últimas cinco finales.
Las carreras
Las Aguilas fueron las primeras en anota con una vuelta en la misma primera entrada, Junior Lake recibió boleto luego de dos outs, se estafó la intermedia y anotó por largo doblete de Edwin Espinal por el jardín izquierdo ante Bone.En el quinto anotaron dos más por doblete de Abiatar Avelino por el derecho y jonrón de Lake por todo lo largo del prado izquierdo.
En la apertura del sexto, finalmente los cubanos pudieron anotarle al abridor Evans por jonrón solitario de Roel Santos.
Empero, en el séptimo los quisqueyanos marcaron un rally de cuatro vueltas donde un triple de Luis Valenzuela remolcador de dos, así como sencillos empujadores de Espinal y Ronny rodríguez se convirtieron los batazos más importantes. En total las Aguilas conectaron cinco incogibles en ese episodio.


El domingo, las Águilas Cibaeñas terminaron con la bochornosa racha de derrotas dominicanas en la Serie del Caribe que se remontaba a 2015 y el lunes consiguieron la primera clasificación desde ese torneo en Puerto Rico cuando comenzó la debacle.

El refuerzo estadounidense Bryan Evans limitó a los Alazanes de Granma a cinco hits en siete entradas en las que propinó ocho ponches y Junior Lake logró un jonrón histórico y remolcó dos vueltas para encabezar el triunfo quisqueyano por 7-1 sobre la novena cubana.

Una segunda victoria para los de Lino Rivera que definió los cuatro conjuntos que avanzan a la semifinal, ya que el resultado eliminó al representante mexicano del torneo que alberga. Venezuela, Cuba y Puerto Rico completan el cuarteto.

Los dominicanos (2-1) se medirán la noche de este martes (10:00 PM en Santo Domingo) a los Tomateros de Culiacán (0-3) en el partido que cierra la ronda regular del clásico.

Edwin Espinal y Luis Valenzuela también remolcador dos carreras, mientras que Abiatal Avelino, Juan Carlos Pérez y Christian Bethancourt terminaron con dos imparables, cada uno.

El jonrón de Lake fue el número 1,000 que se dispara en la historia de la Serie, que comenzó en 1949 y desde entonces se han disputado 60 ediciones.

“Estoy muy feliz por ayudar a que República Dominicana gane partidos”, dijo Lake a ESPN luego de saludar a sus compañeros en la cueva. “Me acabo de enterar que es un jonrón tan redondo e importante. Eso lo hace doblemente especial”, dijo Lake.

Wrfin Obispo tiró el octavo y Juan Grullón el noveno. Perdió el abridor Bladimir Baños.

Los quisqueyanos picaron delante en la primera entrada cuando Lake, con dos outs, negoció boleto y anotó gracias a doblete de Espinal.

La ventaja se mantuvo por la mínima hasta el quinto episodio cuando Abiatal Avelino conectó batazo de dos bases y Lake despachó su cuadrangular para el 3-0.

Los cubanos descontaron en el sexto gracias a cuadrangular solitario de Roel Santos.

Pero en el séptimo estalló la artillería dominicana y abrió el partido. Juan Carlos Pérez abrió con doblete al central y avanzó a tercera con rodado a segunda de Lake, Espinal remolcó con hit al centro, Bethancourt le siguió con elevado de sacrificio productor, Ronny Rodríguez logró hit remolcador y Luis Valenzuela despachó triple al derecho que envió a dos compañeros al 










plato para el 7-1.

SANTO DOMINGO. Las Águilas Cibaeñas (República Dominicana) vencieron a los Criollos de Caguas (Puerto Rico) 6-3 para el primer triunfo de un equipo de Quisqueya después de 11 derrotas consecutivas en los últimos compromisos en series del Caribe.
La racha negativa viene desde 2015 y la victoria llega un día después que el pitcheo aguilucho fuera aporreado con 15 carreras, en tanto el conjunto anotaba cuatro veces.
Las Águilas juegan hoy contra los Alazanes de Granma (Cuba).
Francisley Bueno fue clave para darle un giro a ese panorama con su labor monticular al dejar en cero durante cinco entradas a los Criollos (1-1), que jugaron como dueños de casa, y las Águilas (1-1) se valieron, ofensivamente, de dos rallies en los dos primeros episodios del partido, que se jugó en el estadio de los Charros de Jalisco en la ciudad de Zapopan (México).
Bueno, que ganó el partido (1-0) toleró sólo seis indiscutibles, dio dos boletos y ponchó a tres, superior a su rival Giovanni Soto (0-1), quien sólo soportó una entrada completa y se fue sin out en el segundo episodio. Se le cargaron cinco vueltas.
Josh Judy (1) tiró un noveno perfecto para salvar el partido.
La última vez que un equipo dominicano salió victorioso de un encuentro ocurrió el 5 de febrero de 2015, fecha en que vencieron 3-2 a los Tomateros de Culiacán (México), en la Serie que tuvo por sede a San Juan, Puerto Rico, en el estadio Hiram Bithorn.
Luego de ese triunfo, fallaron en sus últimos dos juegos, el primero de los cuales fue de ronda preliminar y el segundo una derrota en semifinales ante Culiacán.
Las Águilas marcaron dos en el primer episodio ayudadas por dos indiscutibles y un lanzamiento descontrolado del abridor de los Criollos. Abiatal Avelino (por segunda) y Juan Carlos Pérez (al jardín central) comenzaron la entrada con indiscutibles consecutivos. Giovanni Soto lanzó un “wild pitch” lo que permitió avanzar a los corredores. Edwin Espinal continuó con sencillo al prado derecho y anotó Avelino y Pérez las dos primeras carreras del partido.
El ataque siguió en el segundo con tres vueltas más, en un episodio en el que las Águilas dispararon cinco inatrapables. Héctor Gómez (al central), Carlos Paulino (doble al derecho) y Gustavo Núñez (por tercera) abrieron la entrada para llenar las bases. Avelino conectó sencillo al central, anotó Gómez y las bases siguieron llenas. Así salió Soto del montículo y entró Iván Maldonado. Pérez disparó elevado de sacrificio y anotó Paulino. Junior Lake conectó sencillo al jardín izquierdo y Núñez anotó la tercera vuelta de la entrada. Christian Bethancourt fue boleado, las bases se llenaron de nuevo, pero Alfredo Marte falló con línea al shortstop.
Los Criollos recortaron en el sexto, ante un inestable Samuel Deduno y Ramón Ramírez. Deduno abrió la entrada en sustitución de Bueno. David Vidal (al central), Damek Tomscha (al derecho) y Dayron Varona (al central) se embasaron sucesivamente. Con su indiscutible Varona empujó a Vidal y a la vez obligó a salir a Deduno. Entró Ramírez a lanzar. Paulino erró el tiro en intento de sorprender y los corredores avanzaron. Wilfredo Rodríguez fue boleado e Irving Falu disparó sencillo al prado derecho y remolcó a Tomscha y a Varona.
Las Águilas anotaron su sexta carrera en el octavo. Yefri Pérez, que entró a batear por Alfredo Marte, abrió el episodio con sencillo al prado derecho, luego se robó segunda. Después de un out, con Carlos Paulino al bate, el receptor Wilfredo Rodríguez trató de sorprender en segunda a Pérez y mandó la bola al central. Paulino fue boleado y Núñez bateó para jugada forzada por segunda, lo que aprovechó Pérez para anotar.
La racha
Los Gigantes del Cibao representaron al país en 2015 y terminaron con dos derrotas; al año siguiente, en el Estadio Quisqueya, los Leones del Escogido perdieron sus cuatro partidos, los tres primeros por una carrera y los últimos tres en entradas extras, el segundo fue de 14 entradas, el cual terminó 1-2.
En el 2017, en el Estadio Tomateros de Culiacán, en México, siguió la pesadilla y allí los Tigres del Licey fallaron sus cuatro oportunidades, incluida una blanqueada de 4-0 ante los Alazanes de Granma (Cuba).
Y la número 11 se produjo el sábado cuando las Águilas perdieron 15-4 ante Caribes de Anzoátegui (Venezuela).


Jalisco se ha vestido con sus mejores galas, la mesa está puesta, ayer el grito de “play ball” resonó en el estadio de los Charros de Jalisco.

La edición número 60 de la Serie del Caribe, la competencia del beisbol más importante de Latinoamérica, continúa hoy cuando la República Dominicana (Águilas Cibaeñas) con el zurdo Raúl Valdés enfrente a Venezuela (Caribes de Anzoátegui). Las representantes de República Dominicana, salen hoy en busca de sepultar su peor etapa en la historia de la Serie del Caribe.

Los dominicanos, máximos ganadores con 19 coronas atraviesan por una racha de 10 derrotas consecutivas en los últimos tres torneos y no han ganado ni un partido en las últimas dos ediciones. La mala racha se inició en el año 2015, cuando los Gigantes del Cibao perdieron los últimos dos juegos en el estadio Hiram Bithorn.

Tras el éxito obtenido en la edición de 2017, celebrada en Culiacán, el también conocido como Clásico Caribeño ha generado altas expectativas entre los amantes del béisbol, y para el comité organizador de este evento la consigna es única: realizar la mejor Serie del Caribe de la historia.

En lo que respecta a Venezuela, de manera sorpresiva los Caribes de Anzoátegui lograron el gallardete para avanzar por tercera vez en su historia a este certamen.

LOS DOMINICANOS IRÁN EN BUSCA DE BORRAR 5 AÑOS EN QUE NO LOGRAN LEVANTAR EL TROFEO DE CAMPEÓN

Conformado por un equipo bien resguardado en los principales renglones del juego, los campeones nacionales Águilas Cibaeñas (República Dominicana) partieron ayer a Jalisco, México, sede de la versión número 60 de la Serie del Caribe, evento programado para efectuarse del 2 al 8 de febrero.
Tras el resonante triunfo alcanzado en la final frente al Licey el pasado miércoles, los aguiluchos con poco tiempo de descanso abordaron alrededor de las 11 de la mañana el vuelo de la línea Aérea Viva para estar presente en el clásico caribeño, en el cual competirán con los Criollos de Caguas (Puerto Rico), Caribes de Anzoategui (Venezuela), Alazanes de Granma (Cuba) y los anfitriones Tomateros de Culiacán (México).
Para las Águilas será su participación 18 en su historia en Serie del Caribe, al tiempo que buscarán levantar el cetro por ocasión número seis y de conseguir el primero para un conjunto quisqueyano desde que el Escogido lo obtuvo en el 2012.
Precisamente este es el tiempo más prolongado que tiene un equipo dominicano sin levantar la corona, dejando atrás la pequeña sequía que tuvieron desde 1974 al 76 y 1982 al 84.
República Dominicana iniciará su participación en la Serie del Caribe 2018 este sábado, a las 4:00 de la tarde, hora dominicana con un encuentro frente a Venezuela y donde es casi seguro que Raúl Valdés será el abridor por los quisqueyanos.
Manny Acta, gerente general de las Águilas, valoró el pitcheo la experiencia que llevan los abridores del plantel, que estará integrado por Raúl Valdés, Brian Evans, Yunesky Maya y Francisley Bueno, además de un pitcheo de relevo en el cual sobresalen Ramón Ramírez, Ulises Joaquín, Wirfin Obispo, Josh Judy, Samuel Deduno, Ranfis Casimiro, Cecilio Pimentel entre otros.
Mientras que la ofensiva tiene mucho equilibrio, aunque Jonathan Villar, bateador abridor y gran bujía del conjunto no acompañó al equipo, debido a que ya debe prepararse para los campos de entrenamientos con los Cerveceros de Milwaukee.
Junior Lake, de buenos registros ofensivos en la recién concluida serie final encabeza un batallón ofensivo aguilucho que también tiene a Edwin Espinal, Juan Carlos Pérez, Ronnie Rodríguez, Cristian Bethancourt, Alfredo Marte, así como las inyecciones de Abiatar Avelino y Gustavo Núñez.
“Llevamos un buen equipo y asistimos al evento con la firme disposición de realizar un buen desempeño”, señaló Acta, minutos antes de abordar el avión que los conducirá hasta Guadalajara.
Roster
Lanzadores: 
Raúl Valdés, Bryan Evans, Francisley Bueno, Yunesky Maya, Ángel Castro, Josh Judy, Wirfin Obispo, Juan Grullón, Ulises Joaquín, Ramón Ramírez, Ranfi Casimiro, Samuel Deduno, Esmerling de la Rosa, Cesilio Pimentel y Rafael de Paula. Receptores: Christian Bethancourt y Carlos Paulino. Infielders: Edwin Espinal, Ronny Rodríguez, Abiatal Avelino, Luis Valenzuela, Luis Jiménez, Héctor Gómez y Gustavo Núñez. Outfielders: Juan Carlos Pérez, Junior Lake, Alfredo Marte y Jefry Pérez.

¡Águilas campeón!

SANTO DOMINGO. Las Águilas Cibaeñas se coronaron campeón del torneo otoño invernal 2017-2018 al vencer 11-5 a los Tigres del Licey en su casa. Es la corona 21 que logra la novena con sede en Santiago, y así se colocan a una del Licey, los máximos ganadores del torneo que se juega desde 1951 en el país.
De inmediato, los fanáticos del equipo cibaeño se bajaron al terreno de juego a celebrar la victoria. En la avenida Abraham Lincoln, en el llamado “Lincolanzo”, los seguidores del conjunto mamey celebran con banderas, pitos y bocinazos su victoria.
La acción del juego
El abridor mexicano Rolando Valdez entró descontrolado en el tercero y pagó por ello. Otorgó boleto a Ronny Rodríguez, Jonathan Villar sorprendió con toque por el lado derecho que le permitió llegar a salvo a primera, Junior Lake también llegó a la inicial por transferencia para llenar las bases y Danny Santana disparó sencillo al jardín derecho productor de una vuelta.
Subió al box Francisco del Rosario, que otorgó base a Edwin Espinal, entró la segunda vuelta, Johan Carmargo falló con elevado a segunda y Christian Bethancourt también recibió cuatro “malas” para remolcar la tercera anotación. Entró a lanzar Alexis Candelario, que ponchó a Félix Pérez, pero Juan Carlos Pérez disparó sencillo productor al central y en la jugada también anotó Espinal al aprovechar un tiro errático de Bonifacio para el 5-0.
Los felinos amenazaron en el tercero, con dos outs, a través de doblete de Julio Borbón y boleto de Erick Aybar, pero Ronny Rodríguez hizo una atrapada de película en segunda a un roletazo de Yamaico Navarro para culminar la entrada.
En la apertura del cuarto capítulo Juan Francisco descifró un pitcheo que se quedó alto y pegó un cuadrangular kilométrico para descontar (5-1).
Ya en el quinto Maya no tenía pólvora. Emilio Bonifacio abrió con hit al derecho, Sergio Alcántara le siguió con sencillo por la misma zona que colocó corredores en las esquinas. Subió a lanzar Jhan Maríñez, que dominó con elevado al central a Borbón y entró la segunda azul.
En el sexto la novena amarilla volvió a pisar el plato. Juan Carlos Pérez fue golpeado por Alexis Candelario, luego se robó la segunda, entró a lanzar Marlon Arias, que toleró sencillo productor al central a Villar y dominó a Lake con elevado al derecho y a Santana con línea al campo corto.
Pero los azules volvieron a descontar en el séptimo y se colocaron 6-4. Abel de los Santos transfirió a Sebastián Valle y Bonifacio pegó doblete que colocó hombres en tercera y segunda. Subió a la lomita Richard Rodríguez, que ponchó a Alcántara y Borbón, pero Aybar bateó imparable y anotaron los dos corredores antes de Navarro cerrar con elevado al derecho.
La visita volvió a alejarse en el octavo con cuadrangular solitario de Félix Pérez. La ventaja se colocó a nivel de “espeso rally” cuando Camargo encontró a Santana y Espinal (que habían pegado hits) en base y los remolcó con sencillo al izquierdo y Juan Carlos Pérez produjo dos más con hit al left para el 11-4.
El Licey fuerza serie final hoy en el Quisqueya contra las Águilas
Habrá final de infarto en el Quisqueya, la noche de este miércoles. Las Águilas pueden poner fin a una década sin título o el Licey lograr cetros en fila por vez primera desde 1983 y 1984. La división de honores en la doble jornada del martes en Santiago igualó a tres la serie final accidentada por la lluvia y obligó a la disputa de un séptimo partido para definir el campeón del torneo otoño-invernal Pepe Busto.

En la noche, con los Tigres contra la pared al caer 2-3 en la serie con el revés en el primer choque (5-2), Lisalverto Bonilla utilizó 58 lanzamientos para trabajar seis entradas donde solo toleró tres hits y dos vueltas y Sergio Alcántara remolcó dos veces a Emilio Bonifacio para encabezar el triunfo 4-3.

Los azules se adelantaron en el tercero al combinar boleto de Bonifacio con doblete productor de Alcántara. Un jonrón solitario de Juan Francisco en el cuarto amplió 2-0. Los anfitriones descontaron en el cuarto con dobles corridos de Junior Lake y Edwin Espinal para el 2-1.

Pero Alcántara volvió a ser efectivo en el quinto cuando encontró a Bonifacio en la antesala, donde llegó vía doble y robo, y pegó imparable productor al izquierdo para el 3-1. Ulises Joaquín entró a lanzar en lugar del abridor mexicano Miguel Peña, dominó a Chris Roberson con elevado al izquierdo, pero Erick Aybar bateó hit al izquierdo y Yamaico Navarro inatrapable productor al derecho para poner el choque 4-1.

En la sexta entrada, el zurdo cubano Francisley Bueno fue golpeado en la cabeza con una bola salida del bate de Yermín Mercedes que lo postró en el suelo por espacio de ocho minutos.

Las Águilas volvieron a acercarse en el sexto gracias a triple al izquierdo de Jonathan Villar y rodado por el campo corto de Lake. Y en el octavo, Christian Bethancourt fue golpeado, avanzó con lanzamiento salvaje de Atahualpa Severino y elevado de Junior Lake y anotó con hit de Danny Santana para el 4-3.

Perdió Miguel Peña y salvó Jairo Asencio en un relevo de seis outs.

Adelanto aguilucho

A primera hora, Richelson Peña trabajó 5.1 entradas de cinco hits y dos vueltas y Junior Lake disparó un par de imparables y remolcó tres vueltas para y las Águilas remontaron para lograr el triunfo 5-2. Sencillos productores de Alcántara y Yamaico Navarro en el tercer capítulo adelantaron a los azules por 2 a 0.

Pero las cuyayas igualaron al cierre de esa entrada. Bethancourt abrió con sencillo por tercera, Ronny Rodríguez se embasó con toque, Villar se sacrificó por el terreno del lanzador, pero Brian Evans tiró mal a la antesala. En la acción anotó Bethancourt y Rodríguez fue puesto out en home con el disparo de Navarro en el jardín izquierdo. Al turno siguiente, Lake siguió con sencillo productor.

La remontada local llegó en el cuarto cuando Johan Camargo pegó hit, pero fue retirado con jugada forzada de tercera a segunda en batazo de Juan Carlos Pérez. Bethancourt falló con elevado y Pérez se fue a segunda en jugada de pisa y corre. Ronny Rodríguez disparó sencillo al short y Pérez se fue a tercera. Villar fue boleado y se llenaron las bases. Lake siguió con sencillo al prado izquierdo para empujar a Pérez y Rodríguez para el 4-2.

En el sexto, Bethancourt disparó sencillo al izquierdo y fue retirado en segunda por jugada forzada en batazo de Rodríguez. Villar continuó con doble al prado central y anotó Rodríguez desde la inicial.

Ganó Peña y perdió Evans. Alcántara bateó cuatro imparables en ocho turnos. NPN
Jurrjens lanzó en grande en cumpleaños 32 y Mercedes, quien abandonó el juego por un pelotazo, pegó de cuadrangular

Jair Jurrjens celebró ayer en grande su cumpleaños número 32 al lanzar partido de seis y un tercio de entradas de calidad y Yermín Mercedes lo respaldó con un cuadrangular para que los Tigres del Licey igualaran a dos victorias por bando la Serie Final ante las Águilas Cibaeñas, a quienes vencieron 10-1.

Con un concurrido estadio Quisqueya, Jurrjens, nativo de Santa María, Curazao, solo permitió tres imparables y una carrera, inmerecida, de los amarillos. Llegó a retirar a los primeros ocho rivales que enfrentó.

En el inicio del séptimo episodio, y con un out, el derecho transfirió a Edwin Espinal, lo que llevó al dirigente azul Luis Urueta a sustituirlo por el zurdo Atahualpa Severino. A su camino a la cueva fue aplaudido por los fanáticos azules, mientras recibía las felicitaciones de todos sus compañeros.

El vuelacerca de Mercedes fue su primero de la final y quinto desde el inicio del Todos contra Todos. Se produjo en la parte baja del tercer inning ante Ranfi Casimiro, quien antes había sustituido al abridor y derrotado Michael Roth (0-1).

Ánimos caldeados

En el cierre de la séptima entrada, Mercedes fue golpeado por segunda ocasión en la final. Esta vez fue en la pantorrilla derecha. Tras el pelotazo se produjo un cruce de palabras entre Yermín y el lanzador Samuel Deduno, situación que provocó que ambas bancas corrieran hasta el terreno.

Luego Mercedes fue ayudado a abandonar el partido por personal del cuerpo médico del equipo, debido a que no podía afincar de manera firme la pierna derecha.
Las bancas se vaciaron tras el bolazo a Yermín Mercedes en el séptimo. Johnny Rotestán

Calmados los ánimos, los árbitros llamaron a los dirigentes Lino Rivera, de las Águilas, y Urueta, del Licey, para informarles de la expulsión de los jugadores Ronny Rodríguez y Yamaico Navarro.

Segundos después, Urueta también fue expulsado del partido luego de que el árbitro principal, Félix Tejada, hiciera una advertencia a la cueva azul. El pasado jueves, el joven receptor fue golpeado en la mano izquierda.

Las carreras

Los Tigres iniciaron la fiesta en la misma primera entrada con una carrera producida por Yamaico Navarro con doble al jardín izquierdo. En el segundo acto, produjeron dos más con sencillo al prado central de Sergio Alcántara.

En el tercero ligaron tres vueltas, dos de ellas por un wild pitch de Casimiro y un error del receptor Christian Bethancourt y el jonrón de Mercedes, el primero del Licey en la final. En el sexto fabricaron tres lideradas por sencillos de Chris Roberson y Erick Aybar.

La décima vino en el séptimo con imparable de Sebastian Valle. La única de las Águilas fue en la cuarta con elevado de sacrificio de Félix Pérez, anotando Junior Lake desde la tercera base.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario