Responsabilizan a padres por la baja asistencia que marca el inicio de cada ciclo escolar RD

SANTO DOMINGO. Cada inicio de docencia, las autoridades educativas despliegan sus estrategias comunicacionales para motivar que los estudiantes acudan a las aulas desde el primer día, pero todavía no consiguen que el 100% de la matrícula se integre desde el primer momento.
Con excepción del pasado año, cuando alrededor del 80% de los estudiantes se presentó a clases el 21 de agosto, cuando inició el periodo escolar 2017-2018, el porcentaje de asistencia a un primer día de docencia no rebasa el 50%.
Las impresiones de reporteros que visitan las escuelas cuando empieza cada ciclo escolar minan páginas de los medios nacionales, dando cuenta del nivel de ausentismo, que poco había variado hasta 2017.
Hoy lunes se reinicia la docencia y el Ministerio de Educación espera que los 2.8 millones de estudiantes del sector público y los 600 mil del sector privado, acudan puntuales a las aulas, aunque la tendencia le juega en contra.
Para el 2009, cuando todavía no se aplicaba la Ley que consigna el 4% del Presupuesto Nacional para la Educación preuniversitaria, las reseñas periodísticas contaban la imposibilidad de iniciar las clases durante tres días seguidos debido a la ausencia de estudiantes luego del feriado navideño.
El entonces ministro de Educación, Melanio Paredes, lo calificó como una “huelga de la sociedad contra la educación de los niños”, y la atribuía a la desidia, la poca inversión en el sistema y a la desconexión de las comunidades con la escuela.
El 17 de agosto de ese año se inició el ciclo escolar 2009-2010 con una matrícula de 2.5 millones, y las notas del día siguiente destacaban la tímida asistencia ese día.
Al año siguiente, el Ministerio (entonces Secretaría) insistía en su llamado a que enviaran sus hijos a la escuela el jueves 7 de enero, tras un feriado de Navidad, pero se contaban 35 estudiantes en una escuela que esperaba a 524 matriculados.
Las razones que inciden para que los padres no envíen a sus niños los primeros días de clases se deben a una mala tradición o creencia de que no habrá temas importantes, pero también a factores socioeconómicos. Así lo plantea la educadora y exsecretaria de Educación, Ivelisse Prats Ramírez.
Entiende que muchas familias pobres de este país no disponen del dinero suficiente para preparar a sus niños con uniformes y demás útiles desde el primer momento y deciden no enviarlos a la escuela los primeros días.
También señala el grado de conformidad de los estudiantes con el ambiente escolar que puede desmotivarlo a volver, mientras los padres no ejercen su responsabilidad de enviarlos. Por eso entiende que los padres tienen que hacer su parte y estar atentos al quehacer de las escuelas.
En ello insiste también el Ministerio de Educación, al señalar en la convocatoria de hoy lunes que “es compromiso de los padres enviar sus hijos a las escuelas, para que puedan aprovechar el tiempo y la inversión en la Revolución Educativa”.
Darwin Caraballo, director ejecutivo de Acción Empresarial por la Educación (EDUCA) no ve mucha relevancia entre medir la asistencia de un primer día, pues lo ve como una variable que se tiene que estudiar a lo largo del año entero.
“Lo que podemos decir es que es deseable que todos los alumnos inicien el primer día de clases, pero lo relevante es ver cómo se comporta la asistencia en el conjunto del año escolar, que es importante que los estudiantes asistan, al menos, al 80% de la docencia”, señala el representante de EDUCA en respuesta a pregundas de DL.
El impacto del 4% para educación
El 2013, primer año escolar con la asignación del 4%, el Ministerio convocó a 2,710,832 alumnos de los planteles públicos y privados a clases y los reportes hablaban de menos de un 20% de asistencia en varias escuelas. Desde el Ministerio de fijó en un 39% la participación de estudiantes el primer día del año escolar 2013-2014, destacando que significaba un aumento respecto a los dos años anteriores que fue de 10.10% y 19.89%.
El reinicio del ciclo el 7 de enero de 2014, luego del periodo navideño, se volvió a reportar una baja asistencia que rondaba el 10% en algunos centros, y el ministro de Educación de entonces, Carlos Amarante Baret, amenazó con sancionar a los padres que no envíen sus hijos a clases.
Para el ciclo 2014-2015, se estimó que el 60% asistió a clases el primer día, aunque en el reinicio luego de Navidad, el porcentaje se estimó menor al 40%.
El año pasado, el Ministerio reportó que sólo el 34.72% acudió al reinicio de clases del ciclo 2016-2017, pautado para el 10 de enero. Pero, para el inicio del año escolar 2017-2018, los reportes periodísticos hablaban de una asistencia de alrededor del 80%.
El llamado de las autoridades
El ministro de Educación, Andrés Navarro, exhortó a toda la familia dominicana a enviar este lunes con puntualidad a los centros educativos, a sus niños, adolescentes y jóvenes, para retomar el presente año escolar y aprovechar la inversión y el tiempo de la revolución educativa que se impulsa desde el gobierno.
En un mensaje dirigido a la comunidad educativa, Navarro expresó que esta segunda etapa del año escolar 2017-2018 tiene grandes iniciativas para todos los estudiantes, entre las cuales citó la continuidad y avance del programa República Digital, que contempla la entrega de computadores y acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a los estudiantes y maestros en aras de desarrollar un proceso pedagógico más inclusivo, participativo y dinámico, que a su vez, incentive el pensamiento lógico y crítico.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario