La policía ha explicado que Antoine inicialmente intentó cubrir sus huellas. Horas después de la muerte de Gárgol llegó a publicar en la página de Facebook de su amiga: “¿Dónde estás? No he tenido noticias tuyas. Espero que hayas llegado a casa sin problemas”. 
Antoine fue acusada de asesinato en segundo grado y debía presentarse a una audiencia preliminar estos días, pero finalmente se ha declarado culpable de un cargo menor de homicidio en la corte esta semana, “nunca me lo perdonaré, nada de lo que diga o haga la traerá de vuelta. Lo siento muchísimo. No debería haber sucedido”, ha declarado a través de su abogado.
Al parecer, la joven confesó que la noche del crimen habían bebido y consumido drogas. En un momento dado, comenzaron una acalorada discusión que acabó con la muerte por estrangulación de su amiga. [Telegraph]