"Es un patriota y un buen hombre": la inesperada disculpa de Steve Bannon, el exasesor de Donald Trump, por las revelaciones del libro "Fuego y furia"

"Mi apoyo al presidente y a su agenda se mantiene incólume".
Con esas palabras el exjefe de estrategia de la Casa Blanca Steve Bannon intentó poner fin a la polémica abierta por las revelaciones del libro "Fuego y furia", del periodista Michael Wolff, en el que aparecen citadas fuertes críticas suyas en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de miembros de la familia del mandatario.
En el libro que fue publicado esta semana y que ya se convirtió en un gran éxito de ventas, Bannon es citado cuestionando a Donald Trump Jr, el hijo del mandatario, insinuando que podía haber incurrido en un acto de traición al haberse reunido en junio de 2016 con un grupo ciudadanos rusos cercanos al Kremlin.
"Donald Trump Jr. es un patriota y un buen hombre. Él ha sido incansable en la defensa de su padre y de la agenda que ha ayudado a darle vuelta a nuestro país", dijo Bannon en una declaración enviada a los medios este domingo.
La aclaratoria llega cuatro días después de que la prensa estadounidense publicara los primeros extractos del libro de Wolff que, según el autor, se basa en más de 200 entrevistas con altos funcionarios y exmiembros del equipo presidencial y de campaña de Trump.



Donald TrumpDerechos de autor de la imagen
Image captionTrump restó importancia al papel que tuvo Bannon en la campaña electoral y en la Casa Blanca.

En su declaración Bannon asegura que cuando hizo los cuestionamientos sobre la reunión con los rusos -que tuvo lugar en la Torre Trump- se refería a Paul Manafort, uno de los tres miembros del equipo de campaña que participó en el encuentro.
"Mis comentarios iban destinados a Paul Manafort, un curtido profesional de campaña con experiencia y conocimiento sobre cómo operan los rusos. Él debería haber sabido que ellos son hipócritas, astutos y no son nuestros amigos. Reitero, esos comentarios no apuntaban a Donald Jr.", aseguró.







¿Quién es Paul Manafort, el exasesor de Donald Trump acusado de conspirar contra EE.UU.?

En el libro, sin embargo, se lee: "Los tres destacados miembros del equipo de campaña pensaron que era una buena idea encontrarse con un gobierno extranjero dentro de la Torre Trump en una sala de reuniones en el piso 25, sin abogados. No tenían ningún abogado. Incluso si tú pensabas que eso no era traición o antipatriótico o una cosa mala, y ocurre que yo creo que era todo eso, debías haber llamado al FBI inmediatamente".
En su declaración, Bannon también afirma que no cree que haya habido colusión por parte del equipo de campaña de Trump con los rusos y coincide con el mandatario en señalar que la investigación sobre ese caso, que lleva adelante el FBI, es una caza de brujas.
"Lamento que mi tardanza en responder a la información imprecisa relacionada con Donald Jr. haya desviado la atención de los históricos logros del presidente durante el primer año de su mandato", señala Bannon, quien se muestra listo para seguir apoyando al mandatario estadounidense.
"Yo soy la única persona que ha realizado un esfuerzo global en predicar el mensaje de Trump y del Trumpismo y permanezco listo para defender los esfuerzos de este presidente para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande", agrega.

¿Aislado?

La declaración de Bannon se produjo luego de que durante varios días ha sido objeto de duras críticas por parte del presidente estadounidense, quien tras la divulgación del libro restó importancia al papel que tuvo su exasesor tanto en la Casa Blanca como durante la campaña presidencial, de la cual fue jefe.



Donald Trump Jr.Derechos de autor de la imagen
Image captionBannon negó haber señalado como traidor a Donald Trump Jr.

Trump bautizó a Bannon como el "descuidado Steve" y aseguró que "lloró cuando fue despedido" de la Casa Blanca en agosto de 2017. Dijo que había sido un "empleado de la Casa Blanca" que había tenido "muy poco que ver con nuestra histórica victoria".
También afirmó que era un "divulgador de noticias falsas" que rara vez estuvo presente en sus reuniones y que "ahora pretende que tuvo influencia para engañar a unos cuantos".
El comunicado de Bannon también se produce luego de que Rebekah Mercer, una de las principales benefactoras del sitio de noticias Breitbart News, que dirige el exasesor de Trump, emitiera un comunicado anunciando que le retiraba todo el apoyo financiero tras las declaraciones que ofreció para el libro de Wolff.
Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington, señaló que tras el estallido de la polémica surgieron informaciones que señalan que la Casa Blanca dijo a sus seguidores que tendrían que elegir entre el mandatario y Bannon y, al parecer, con mucha diferencia, ellos se han colocado del lado de Trump.
Además, durante el fin de semana varios altos funcionarios del gobierno han salido a defender a Trump y en rechazo al libro de Wolff que hace un retrato del presidente como alguien que no estaba preparado para el cargo que le ha tocado, incapaz de concentrarse en las cosas importantes durante mucho tiempo y a quien miembros de su propio equipo veían como un niño.



Michael WolffDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMichael Wolff y su libro "Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump" ha provocado un debate en Estados Unidos.

Así, el jefe de la CIA, Mike Pompeo, dijo que esa imagen de Trump es "pura fantasía".
"El presidente es alguien comprometido, él entiende la complejidad, hace preguntas realmente difíciles a nuestro equipo en la CIA", dijo Pompeo durante una entrevista con la cadena Fox.
De igual modo, Stephen Miller, asesor político de la Casa Blanca, aseguró en la cadena CNN que Trump es un "genio de la política" y catalogó a Wolff como "el autor basura de un libro basura".
Bannon
Bannon tuvo una enorme influencia en la Casa Blanca que se vio reflejada en decisiones clave del presidente Trump.
Antes de convertirse en una de las figuras clave de la Casa Blanca, Steve Bannon ya llevaba varios años como "guía espiritual e ideológico" de Donald Trump.
Como impulsor del sitio web de derecha Breitbart News le ayudó al entonces candidato Trump a propagar su mensaje de "Estados Unidos primero", lo cual contribuyó a que ganara la presidencia.
La amistad entre ambos se inició cuando el empresario millonario neoyorquino comenzó a considerar con seriedad su candidatura para la presidencia.
Y cuando Trump lo logró, Bannon se convirtió en jefe de estrategia de la Casa Blanca y formó parte del importante Consejo de Seguridad Nacional.
Con ambas posiciones Bannon tuvo una enorme influencia que se vio reflejada en decisiones clave del nuevo presidente.
Este miércoles, sin embargo, toda esta autoridad quedó eliminada con la despectiva descripción que hizo Donald Trump de su antiguo asesor y confidente.








US President Donald Trump and former White House aide Steve Bannon.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionBannon fue jefe de estrategia y asesor de Trump.

Trump dijo que Bannon había sido un "empleado de la Casa Blanca" que había tenido "muy poco que ver con nuestra histórica victoria".
El presidente también declaró que su exasesor era un "divulgador de noticias falsas" que rara vez estuvo presente en sus reuniones y que "ahora pretende que tuvo influencia para engañar a unos cuantos".

El libro

Las condenas de Trump hacia Bannon surgen después de que se divulgaran extractos de un nuevo libro del periodista Michael Wolff sobre el ascenso a la presidencia de Trump, "Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump", que causaron la indignación del presidente.
Entre la información divulgada aparecen declaraciones de Bannon en las que critica duramente al entorno de Trump y califica de "traidor" y "antipatriota" el encuentro que el hijo del mandatario estadounidense y varios miembros de su campaña presidencial mantuvieron en junio de 2016 con un grupo ciudadanos rusos cercanos al Kremlin.
Tras las revelaciones, que describen al presidente como alguien que no estaba preparado para el cargo, Trump respondió que Bannon "se había vuelto loco" después de haber perdido su cargo en la Casa Blanca.
Melania e IvankaDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionMelania e Ivanka también aparecen en el nuevo libro de Wolff.
Los abogados del presidente afirman que Bannon violó los términos de su contrato de empleo al hablar con Wolff sobre Trump y su familia y emitieron una orden de suspensión y desistimiento contra el exasesor.

La influencia

Pocos creerán ahora las afirmaciones de Trump de que Bannon "no tuvo nada que ver" con el presidente o su presidencia.
Según el diario Washington Post, Bannon y Trump se conocieron en 2010 cuando los presentó David Bossie, presidente del grupo conservador Citizens United y subgerente de la campaña de Donald Trump en 2016.
"A pesar de que aparentemente Trump y Bannon no tenían mucho en común —dice el diario— los dos se hicieron amigos por su rara característica de ser miembros de la élite costera (las clases profesionales y educadas que viven a lo largo de la costa este de EE.UU.), y a la vez presentarse a sí mismos como defensores de la pisoteada clase trabajadora".
"También compartían su indignación por la clase dirigente republicana", agrega.
Bannon y MooreDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionBannon apoyó al derrotado candidato republicano Roy Moore en las elecciones especiales para el Senado en diciembre.
Sam Nunberg, quien trabajó para Trump como asesor político y de campaña y fue despedido en 2015, le dijo al diario que él organizó numerosas llamadas telefónicas entre Bannon y Trump desde 2013.
"No tomó mucho tiempo para que los dos se convirtieran en almas gemelas ideológicas. En una época en que Trump era descartado como candidato fiable (para la presidencia), Bannon lo tomó con seriedad y lo promovió en su sitio web Breitbart News", afirmó Nunberg.
Así, Bannon comenzó alentando a Trump para que se postulara a la Casa Blanca, en los últimos meses de la carrera electoral se convirtió en su jefe de campaña y una vez que obtuvo el triunfo fue nombrado jefe de estrategia del presidente.
Como asesor de Trump, estuvo al frente de eventos como el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de Cambio Climático de París, y de las polémicas órdenes ejecutivas para restringir la inmigración de países de mayoría musulmana.
La relación, sin embargo, se enfrió rápidamente. En abril, Bannon fue retirado de su cargo en el Consejo de Seguridad Nacional.
Y surgieron informes de una lucha de poder en la Casa Blanca entre el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, el director del Consejo de Economía Nacional, Gary Cohn, y Bannon.
Tal como señalan los corresponsales de la BBC, lo que en realidad llevó a su caída fue su discordia con el Asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, y su salida en la Casa Blanca llegó en agosto.
BannonDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionTras su salida de la Casa Blanca Bannon regresó a sitio Breitbart News.
Bannon entonces regresó a Breitbart y prometió que seguiría ayudando al presidente y emprendería una guerra contra sus opositores.
"Nuevamente tengo en mis manos mis armas", declaró entonces. "Es Bannon el Bárbaro".

Inevitable

Tal como asegura el corresponsal de la BBC en Washington, Anthony Zurcher, el rompimiento de Bannon y Trump era "inevitable".
"La feroz respuesta del presidente a los comentarios de Bannon parece indicar que el puente entre el político y su guía espiritual ideológico ha quedado reducida a cenizas", afirma Zurcher.
"Independientemente del resultado de esta batalla, esto tiene que verse como un fracaso personal devastador para Bannon. Después de pasar años abogando por el populismo conservador anticlase dirigente, finalmente ocupó un lugar en las salas de poder. En 2017 dijo que esa meta era casi como 'la deconstrucción del Estado administrativo'".
"Ahora está nuevamente afuera, asediado por viejos antagonistas y exaliados".
Y el corresponsal concluye: "La discordia Bannon-Trump era inevitable y es incuestionable que será despiadada".



El duro cruce de acusaciones entre Donald Trump y su exjefe de campaña que sacude Washington

"Steve Bannon perdió la cabeza": el duro cruce de acusaciones entre Donald Trump y su exjefe de campaña que sacude Washington

Con la llegada de año nuevo, un nuevo escándalo sacude a la Casa Blanca.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este miércoles a su exjefe de estrategia y antiguo hombre de confianza Steven Bannon de haber perdido la cabeza.
Ello después de que se filtraran extractos de un libro que recoge unas declaraciones de Bannon en las que este critica duramente al entorno de Trump y califica de "traidor" y "antipatriota" el encuentro que el hijo del mandatario estadounidense y varios miembros de su campaña presidencial mantuvieron en junio de 2016 con un grupo ciudadanos rusos cercanos al Kremlin.
"Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo o con mi presidencia. Cuando fue despedido, no solo perdió su trabajo, perdió la cabeza", aseguró el presidente de EE.UU. en un comunicado.
En el encuentro al que hace referencia Bannon en el libro del periodista Michael Wolff, que debe salir a la venta en los próximos días, los rusos le ofrecieron a Donald Trump Jr "información dañina" sobre Hillary Clinton.
Bannon, un nacionalista de derecha identificado por muchos como figura clave para la victoria electoral de Trump en las elecciones presidenciales de 2016, ayudó a dar forma al mensaje de "Estados Unidos primero".
Tras su salida de la Casa Blanca en agosto de 2017, Bannon volvió a su papel de jefe del sitio de noticias de derechas Breitbart News, desde donde, según dijo, planeaba ayudar al gobierno de Trump.









Donald Trump Jr.Derechos de autor de la imagen
Image captionDonald Trump Jr. sustuvo un encuentro en junio de 2016 con un grupo ciudadanos rusos cercanos al Kremlin.

En su primera entrevista tras salir del gobierno, el exasesor opinó que la investigación que se realiza para determinar si hubo colusión entre la campaña de Trump y el Kremlin se centrará en lavado de dinero.
Especuló, además, con la posibilidad de que Trump tuviera conocimiento de la reunión de su hijo con los rusos.
"La posibilidad de que Don Jr. no llevara estos asuntos hasta la oficina de su padre en el piso veintiséis (de la Torre Trump) es cero", sostuvo.

"Furioso y disgustado"

Pero con sus criticas al mandatario en el libro de Michael Wolff, Bannon ha desatado la furia del líder estadounidense, quien en el comunicado de este miércoles asegura que su exaliado "tuvo muy poco que ver con nuestra histórica victoria" en las presidenciales.









El Comité de Inteligencia del SenadoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl Comité de Inteligencia del Senado investiga la intervención rusa en las elecciones de 2016.

"Ahora que está solo, Steve se está dando cuenta de que ganar no es tan fácil como yo lo hago parecer. Steve tuvo muy poco que ver con nuestra victoria histórica, que se logró gracias a los hombres y mujeres olvidados de este país", se lee en la nota enviada por la Casa Blanca a los medios.
La portavoz de Trump, Sarah Huckabee Sanders, aseguró este miércoles que Trump se mostró "furioso y disgustado" tras enterarse de la "ridícula acusación" de Bannon de que su hijo había cometido "traición".
"`Ha atacado al hijo del presidente de una forma absolutamente indignante y sin precedentes", denunció Sanders en su conferencia de prensa diaria, y añadió que la última vez que Trump habló con Bannon fue "a comienzos de diciembre".









MuellerDerechos de autor de la imagen
Image captionMueller investiga la supuesta colusión de Rusia en las elecciones de 2016.

Sanders calificó al exasesor de" inconsistente" en sus declaraciones, luego de recordar una entrevista con una televisora estadounidense en la que Bannon afirmó que la colusión con Rusia era "una farsa total".
El presidente de EE.UU., su hijo y su equipo de campaña han estado en el centro de la polémica por las acusaciones de que Rusia interfirió en la elección estadounidense para favorecerlo, lo que impulsó varias investigaciones tanto por el Comité de Inteligencia del Senado como por el fiscal especial Robert Mueller.
Los contactos con Rusia le costaron el puesto a dos importantes asesores de Trump: su exjefe de campaña, Paul Manafort, quien tuvo que renunciar en agosto de 2016, y su primer asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, quien hizo lo mismo en febrero de 2017.

Otras acusaciones

En los fragmentos del libro publicado este miércoles en la revista New York Magazine y el el diario The Guardian, el periodista Michael Wolff hace otras llamativas afirmaciones sobre la campaña de Trump, la figura del mandatario y las personas de su entorno.
Cuenta, por ejemplo, que cuando Trump era candidato su objetivo no era ganar las elecciones presidenciales, sino reforzar su marca.
En el libro se afirma que ni Trump ni sus asesores esperaban que fuera a ganar y que la noche de los comicios, cuando empezó a quedar claro que se acercaba a la Casa Blanca, su hijo Donald Jr. le dijo a un amigo que su padre tenía una cara como si hubiera visto un fantasma".









trump e ivankaDerechos de autor de la imagen
Image captionSegún el libro, Ivanka quiere ser la primera mujer presidenta de Estados Unidos.

También cuenta que la noche electoral, Melania Trump, "estaba llorando, y no de alegría", porque su marido le había asegurado que no ganaría los comicios.
La oficina de la Primera Dama negó ese versión este miércoles.
En el libro se asegura también que Ivanka Trump llegó a un acuerdo con su esposo, Jared Kushner, para ser ella quien aspirare en un futuro a la presidencia de Estados Unidos.
"La primera mujer presidenta, soñaba Ivanka, no sería Hillary Clinton. Sería Ivanka Trump", de acuerdo con el libro.
En el texto se asegura, además, que a Trump le gusta comer en McDonald's porque teme que lo envenenen y que el color de su cabello se debe a su impaciencia a la hora de aplicarse el tinte.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario